miércoles, 18 de marzo de 2015

Del color de la leche - Nell Leyshon

Publicado por Bejarana 76 en 11:35 3 comentarios



Hoy quiero hablaros del primer libro que me leí este año que empezamos, estrené el año de lecturas con él. Y ya de entrada tengo que decir que elegí muy bien.
Es un libro que además me lo regaló un amigo al que le tengo muchísimo cariño, por lo que encima doblemente lo guardaré con muchísimo cariño, estará en la estantería de los libros preferidos y especiales, yo sé que mi amigo había elegido bien, porque es de las personas que saben de todos los temas, me encantan las personas con las que se puede hablar de cualquier tema, y este amigo es de esas personas, y sabía que si este libro lo había elegido él, ya de entrada tenía que ser bueno.
Dicho esto, paso a poneros la ficha del mismo y después a hablaros de él un poquito, espero no entretenerme mucho y así que se os haga más amena la reseña.

==Ficha==

Título: Del color de la leche.
Autora: Nell Leyshon.
Traducción: Mariano Peyrou.
Prólogo: Valeria Luiselli.
Nº de páginas:174.
Encuadernación: tapa blanda.
Editorial: Narrativa Sexto Piso.
Año: 2013 la primera y segunda edición y 2014 la tercera.
Precio: 15,20 €.
ISBN: 978-84-15601-34-0

==Nell Leyshon==

Nell Leyshon nació en Glastonbury (Inglaterra). Es novelista y dramaturga, y ya son bastantes los numerosos premios que ha recibido. Black Dirt (2004) fue su primera novela, y también fue candidata al Orange Prize for Fiction y fue preseleccionada para el Commonwealth Book Prize.
Cuatro años después publicó Devotion.  Fue galardonada con el premio Evening Standard Theatre por su obra de teatro Confort Me With Apples, y Bedlam fue la primera obra escrita por una mujer para el Shakespeare’s Globe Theatre.
También recibió el Premio Richard Imision por su primera obra de teatro para la BBC Radio.
El libro del que hoy os voy a hablar, ha sido seleccionado para el Premio Femina 2014 al mejor libro traducido en Francia y obtuvo el premio Libro del Año 2014, otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid.

==Argumento==

Corre el año 1830 en Inglaterra y Mary, es una niña de quince años que vivía en una granja junto a su familia, era la pequeña de cuatro hermanas, pero no por eso era mimada, allí se la trataba igual que a todas.
Tras mucho trabajo y sufrimiento en la granja, consigue escapar de su condena familiar cuando su padre decide enviarla a trabajar como criada a cuidar a la mujer del vicario que estaba muy enferma.
Allí, junto al vicario tiene la oportunidad de aprender a leer y a escribir, fue cuando dejó de ver tan solamente muchas  rayas negras en los libros que allí se apilaban en las estanterías y que tanto la llamaban la atención.
Pero aunque deja un mundo de sombras al lado de su familia, también descubre que la claridad puede llegar a cegar, incluso más que la oscuridad.
Por eso, en este libro, a Mary tan solamente le queda el poder contarnos su historia para poder encontrar la paz en tanto desasosiego, y como mejor lo hace, es con la palabra escrita.

==Personajes==

Es una historia donde no nos encontraremos con muchos personajes, pero sí que son unos personajes muy intensos y muy bien definidos, con una gran sencillez, así que paso a hablaros un poquito sobre ellos, como tengo la costumbre de hacer.

Mary: hoy empiezo por la protagonista de esta historia, una niña que aunque no fuera la mimada de su familia, sí que se convirtió en la niña de mis ojos en este libro, aunque muchas veces he conectado con los personajes y he empatizado muy bien, con pocos personajes son los que me ha pasado como con Mary, es un personaje tan pero tan especial que se la coge muchísimo cariño, tanto que vives la historia como si estuvieras viviéndola en ese momento junto a ella, al menos eso me pasó a mí con ella.
Mary nació con un defecto en la pierna, pero eso no le impedía trabajar duramente en la granja, tanto ordeñando las vacas como sembrando en el campo.
Tenía el pelo del color de la leche, algo de lo que ella se sentía orgullosa y presumía de tener así su pelo.
Era una niña que a pesar de todo, era muy alegre, es un personaje con el que hay momentos en los que te ríes con ella, y sin embargo, en otros momentos se nos caerán las lágrimas con ella.
Su buen humor y positividad, no dejaba que nada, ni nadie, le amargaran el día a día. Con sus hermanas se llevaba bien, tampoco nada especial, al igual que con su madre, sin embargo, con su padre era distintamente, las relaciones no eran muy buenas.
Con quien sí conectaba mucho, era con su abuelo, le quería con locura y por él hacía lo que fuese.
Mary era una niña con una inocencia incondicional, una niña que no es muy difícil adorar, es tan pura que dan ganas de abrazarla a cada momento, ella no sabía mentir, y todo lo que pensaba también le salía por su boca, todos decían de ella que tenía la lengua muy afilada, pero era algo que a ella le daba igual, era así, y nada ni nadie la iba a cambiar.

La madre de Mary: nunca sabremos el nombre de esta mujer como el de algunos de los personajes de este libro.
Era una mujer que pasaba sin pena ni gloria, trabajaba también en la granja, todo lo que hacía su marido estaba bien, o quizá por su carácter no se atrevía a decirle nada ni a llevarle la contraria.
Veía como su marido azotaba a sus hijas, tanto hasta hacerlas sangrar, y ella no movía ni un solo dedo, no se le removía nada por dentro, una mujer muy fría para mi parecer, porque cualquier persona, y más siendo madre, nos movemos al instante sin pensar después en las consecuencias con la persona que compartimos nuestra vida, pero nunca dejar hacer eso a unas hijas ni a nadie.

El padre de Mary: al igual que nos pasa con el nombre de la madre, el del padre tampoco lo sabremos.
Era un hombre muy rudo, siempre estaba maldiciendo a la vida por no darle todos hijos varones, ya que para el trabajo de la granja serían siempre mucho mejor que sus cuatro hijas juntas.
Él decidía por sus hijas y su mujer, fue quien sin consultarlo con Mary, la vendió como criada al vicario, digo la vendió, porque era él quien cobraba por el trabajo de su hija en esa casa, Mary en ningún  momento vio nada de ese dinero.
Tenía a sus hijas trabajando de sol a sol, trabajos muy duros, y en el momento que hacían algo que no le gustaba, las daba unas buenas palizas.
Es un hombre que solamente miraba por él, estaba obsesionado con el dinero, no existía más que el dinero para él, su familia siempre estaría en un segundo plano, y les trataba como a los animales de la granja, o peor.

El abuelo de Mary: junto a ellos, vivía el abuelo, padre del padre de Mary. Es otro de los personajes que nos quedaremos con las ganas de ponerle un nombre, pero por eso no le hace menos especial.
Al pobre hombre le tenían en el cuarto de las manzanas, si Mary no se ocupaba de él, nadie lo haría durante el día, estaban tan ocupados que no tenían tiempo para un anciano que ya no era válido porque sus piernas ya no funcionaban.
Este hombre adoraba a su nieta Mary, era con la única que tenía confianza, siempre la requería a ella, y es normal que la quisiera tanto, ya que era por la única que se sentía querido.
Al pobre hombre le tenían como un mueble viejo, que ya no vale, guardado en el trastero, pero su humor era de lo mejor, era muy gracioso.
Era tanto lo que quería a su nieta Mary, que llegaba a hacerse el enfermo, casi moribundo para poder ver a su nieta querida.

El señor Graham: este hombre era el vicario. Un hombre que escogió ser vicario como su padre porque así estando en la iglesia podría cuidar mejor a su mujer.
Cuando llegó Mary a la casa, se la trató muy bien, tanto por su parte como por la de su mujer.
Cuando estaba en casa se pasaba el tiempo en su despacho escribiendo el sermón para el día y viendo en el jardín los pájaros que allí se posaban para después dibujarlos, una afición que tenía el hombre.
Cuando no estaba en su despacho, estaba haciendo visitas a los feligreses o bien en la iglesia, hacía una vida muy normal, pero que es un hombre que nos sorprenderá, y mucho.
Él fue quien sacando un tiempo, enseñó a Mary a escribir y a leer, hizo que ella se pudiera expresar mediante la escritura en esta historia que Mary nos relata.

La señora Graham: la mujer del vicario, una mujer enferma, siempre estaba metida en su habitación, no salía de allí. Aunque tenían a Edna, otra criada, solamente quería a Mary a su lado, ella le hacía reír y se olvidaba por un momento de su enfermedad.
Lo que le gustaba de Mary, era precisamente esa frescura que tenía y esa lengua tan afilada que todos decían que tenía, pero que a ella le encantaba.

Ralph: era el hijo de los señores Graham, era el único que tenían. Un chico un poco alocado, pero que sus padres no sabían realmente como era, le tenían por muy buen chico, pero el niño engañaba después fuera de las puertas y paredes de esa casa.
Era un conquistador de pacotilla, le gustaba picotear e ir de flor en flor, todas le gustaban, pero él también gustaba a todas.

Harry: era el criado de los señores Graham. Se encargaba de los caballos y de todo lo que tenía que ver con las cosechas. Es un personaje que sale muy poquito, apenas cuando Mary hablaba con él, que siempre era para pedirle algo para poder cocinar ese día. Era un chico muy eficaz y trabajador.

Edna: era la criada del vicario, llevaba allí años trabajando con ellos, incluso vio crecer al Ralph. Era una chica muy joven, tan solamente tenía unos treinta años, pero ella ya guardaba debajo de la cama y en una cajita, tres sudarios, uno para ella, y los otros dos para un marido y un hijo que aún no tenía, pero soñaba con encontrar a ese hombre que la hiciera feliz y tener ese hijo que tanto quería.
En un principio el trato con Mary no era muy allá, incluso algún cachete que otro la dio, pero luego su carácter cambió hacía ella, aunque tampoco mucho.

Beatrice, Violet y Hope: son las tres hermanas de Mary, unas hermanas que no se demuestran mucho cariño, pero tampoco lo contrario, así que me imagino que se querrían, o al menos se tendrían un poco de cariño.
Mary sí que hablaba de ellas con cariño, eran de su sangre y las quería, cuando se fue a servir a la casa del vicario, las echaba mucho de menos, sobre todo el dormir con Beatrice, ver como cuando se quedaba dormida se le caía la biblia de las manos, que aunque tampoco sabía leer, ella siempre se la llevaba a dormir con ella.
Ninguna sabía leer, su padre decidió que para trabajar en la granja no necesitaban aprender cosas que no les serviría de nada, así que las pobre lo único que conocían era el trabajo y más trabajo, con la única diversión cuando se escapaban alguna noche las cuatro hermanas a la colina.
Unas tristes vidas las de estas cuatro hermanas.

==Opinión personal==

“Este es mi libro y estoy escribiéndolo con mi propia mano. En este año del señor de mil ochocientos treinta y uno he llegado a la edad de quince años y estoy sentada al lado de mi ventana y veo muchas cosas.”

Así es como empieza esta historia, una historia que no nos dejará indiferentes, una historia que se quedará bien grabada, al menos a mí me ha quedado clavada muy en el fondo, son de estos libros que te dejan huella pero para bien, un libro que se saborea cada página que se pasa y que no se podrá dejar de leer.
Como os decía al principio, es una novela que me ha encantado, a pesar de su dureza en algunos momentos, la frescura del personaje de Mary, hace que se lleve mucho mejor esa dureza.
El libro está escrito en primera persona en donde Mary nos relatará su vida en ese año que comienza en 1830 en el cual aprende a escribir, hasta la fecha que lo estaba escribiendo en el año 1831.
Mary da un repaso por las cuatro estaciones del año, empezando por la primavera, en estas cuatro estaciones nos encontraremos con un entorno bucólico que va al compás del trabajo en la granja y de las estaciones.
Es un libro que a veces se me ha hecho muy duro, hay momentos relatados que no nos gustaría vivir a nadie, te das cuenta de qué dura era la vida de una mujer en esa época, menos mal que las cosas para nosotras han cambiado bastante, no del todo porque todavía no se nos valora como merecemos, aunque por suerte no todos los hombres son así y ya son muchos los que nos ven de otra forma y nos valoran muchísimo, que la mujeres valemos mucho más que para estar en la cocina y tener hijos.

Quizá sea un libro que no guste a todas las personas y yo lo comprendería, no sé cómo definirlo, es algo lineal pero sin duda, la historia de Mary nos atrapa desde la primera página hasta su final, que nos sorprenderá muchísimo, es un final fantástico que nunca nos podríamos imaginar, es un final duro en el cual se me encogió todo el cuerpo y terminé echando unas lágrimas, es un final que da completamente la vuelta a la historia. Pero repito, es un final muy duro, al igual que algunos puntos de la historia relatada.

Es un libro para saborearlo poco a poco y página a página, a pesar de sus pocas páginas, está en su medida justa, ni le falta ni le sobra.
Lo que sí os sorprenderéis, si os decidís a leerlo, es que está escrito muy especialmente, para Mary no existían las letras mayúsculas, escribía igual después de un punto, que un nombre propio, siempre con letras minúsculas.
El lenguaje es de lo más sencillito que he visto en un libro, y esa sencillez lo hace más bonito todavía.
Cómo comentaba en la sección de los personajes, Mary nos hace meternos totalmente en el papel de ella y de la historia, hasta convertirse en mi personaje favorito y el mejor de esta novela, es un gran cariño lo que la he cogido y de hecho, me dio mucha pena que se terminara el libro.

==Conclusión final==

Me tiraría todavía un buen rato hablando sobre este libro, me he sentido de lo más cómoda escribiendo la reseña, no me ha sido tan complicado como con otras, pero es tan sencillo hablar de un libro así, tan bonito y que me ha gustado tanto, que me gustaría contaros más cosas sobre él, pero es mejor que lo leáis vosotros mismos y lo comprobéis, aunque claro está que todos no tenemos los mismos gustos y no nos puede gustar lo mismo.
Solamente me queda recomendarlo, y os lo recomiendo totalmente, sin dudarlo en un solo momento.


martes, 10 de marzo de 2015

Tierra - Marta Sarramián

Publicado por Bejarana 76 en 19:17 2 comentarios


Hace ya más de un mes, la editorial Casiopea se puso en contacto conmigo mediante email, y tras contestarles fueron de lo más amables y a los tres días tenía en mi buzón dos libros que me habían regalado, uno era este del que os voy a hablar hoy y otro de relatos, que con el tiempo también os hablaré porque es un libro que merece la pena hablar de él.
Los que me leéis habitualmente ya sabéis, que me encantan los libros y que cuando me regalan alguno me pongo tan contenta, cosa que me pasó con estos, y también alguno me regalo yo de vez en cuando, pero si se me quiere regalar algo, es fácil, un libro es lo que más me hará ilusión, junto con cosas de papelería, ya sea desde un cuaderno hasta una agenda, es algo que me apasiona. No me entretengo más y os voy a poner primeramente la ficha del libro y os voy a hablar de todo lo demás.

==Ficha==

Título: Tierra.
Autora: Marta Sarramián.
Páginas: 226.
Encuadernación: tapa blanda.
Precio en papel: 14,25 €.
Precio en versión Kindle: 4,67 €.
Editorial: Casiopea.
Año: 2014.
ISBN: 978-84-617-2876-3.

==Editorial Casiopea==

No suelo hablar de las editoriales, pero esta vez quiero hacerlo ya que me parece muy interesante lo que está haciendo la editorial Casiopea.
Es una editorial pequeña, la cual está apostando por sacar relatos a la luz y experiencias de autoras noveles, la mayoría de ellos están centrados en relatos de vivencias viajeras y llevan unos años organizando el Premio Internacional de Relatos Cortos de Mujeres Viajeras, una iniciativa que me parece estupenda, este año ya van por su VI edición (el otro libro que me regalaron), es un libro que publican cada año, es ilustrado y contiene unos 50 textos finalistas, en esta iniciativa participan medio millar de autoras de todo el mundo.
La editorial está especializada en literatura viajera, sobre todo, en aventuras vividas por mujeres en diferentes puntos del planeta, y algunos de los títulos son solidarios, que encierran historias muy bonitas.
También convocan el Premio Nacional de Relatos de Mujeres Viajeras. Por esta razón hoy he querido hablaros sobre la editorial, porque me parece que es una iniciativa interesante.

==Marta Sarramián==

Esta chica nació en Logroño en el año 1974. Es Licenciada en Marketing y Relaciones Públicas y en Traducción e Interpretación de idiomas.
Su carrera profesional la ha desarrollado en los campos de la comunicación y la gestión cultural compaginándola con su vocación solidaria, lo cual le ha llevado a trabajar en el ámbito de la cooperación internacional, colaborando en organizaciones como en la Fundación Vicente Ferrer y en la UNESCO, entre otras.
Ha trabajado en otros países como en India, Panamá, Italia, Croacia, Angola, República Dominicana, entre otros.
Este libro del que hoy os voy a hablar, es su tercer trabajo, tiene otros dos libros,“Lo que aprendí de un vagabundo” cuyo éxito le llevó a viajar por toda España y México, dando charlas de autoconocimiento y motivación. Su segundo trabajo “A contracorriente”, también tuvo un gran éxito.
Además de escritora y cooperante, es también una gran viajera.

==Argumento==

Daphne, Joao y Germán, son tres amigos que en unas de sus salidas al mar descubren una isla panameña, así que sin pensárselo dos veces anclan allí. Era un lugar perfecto para que Germán y Joao pudieran hacer surf y para que Daphne no solamente disfrutara del mar, sino de esta maravilla de naturaleza para tomar el sol en todo su esplendor con su cuerpo desnudo.
Los tres pensaron que la isla estaba desierta, pero se llevaron la gran sorpresa de que no era así, estaba poblada y allí vivía Chebo, un hombre que les enseñará a vivir de una forma diferente y de ver la vida de otro modo, les enseñará a disfrutar de la naturaleza y de lo que ella nos ofrece.
Todo iba bien hasta que Chebo decide que quiere vender a isla, los tres amigos no dudan en ayudarle a hacerlo pero una vez más, la ambición y la corrupción se pone por medio, el dinero sabemos que es algo que cuando entra en acción, lo puede pudrir todo y a partir de aquí, los tres amigo y Chebo, no se imaginan ni por un instante lo que se les viene encima.

==Personajes==

Daphne: es una chica parisina de treinta y tres años. Era una apasionada del mar y del submarinismo, y ambas cosas las compaginaba muy bien con su trabajo.
A los dieciocho años se quedó sin padre y su madre tenía alzhéimer, tenía la enfermedad tan avanzada que ya no reconocía ni a Daphne.
Cuando recordaba a sus padres lo hacía con mucho amor, de su padre recordaba muchas cosas, pero sobre todo de esos paseos que en su infancia daba con él y con su madre esas tardes de lectura al calor de la chimenea en el invierno; era algo que recordaba sobre todo cuando le entraba la nostalgia, su infancia en París junto a sus padres.
Era una mujer con una gran personalidad, era muy fuerte, equilibrada y decidida, ese carácter suyo hacía que los hombres se volvieran locos por ella, sin embargo, a las mujeres les causaba envidia.
Por su forma de ver y vivir la vida, Daphne era muy criticada, pero ella a esas críticas respondía con lo mejor que se puede hacer, con indiferencia.
A sus treinta y tres años había vivido en trece países diferentes y dentro de ellos había tenido otras cuantas mudanzas. Llevaba viajando desde bien jovencita, había conocido a muchas culturas y personas diferentes, algo que la había abierto los ojos ante la vida, a consecuencia de eso, Daphne era una persona más tolerante, abierta y sonreía ante las diferentes diversidades que en la vida se nos presenta, lo que la hacía también saborear todo mejor, sus experiencias hacía que amara a la vida más y la vivía con más intensidad.
A Panamá llegó por casualidad, Daphne no tenía pensado en ningún momento pasar tanto tiempo en este país, pero fue allí a grabar un documental sobre la amenaza de la desaparición de las comunidades indígenas.
Allí encontró la posibilidad de poder disfrutar del aire libre y de su estupenda naturaleza, lo que peor llevó al principio fue adaptarse al clima, un clima muy húmedo y caluroso, nada que ver con el clima de París, pero era una chica muy camaleónica que le venía muy bien ya que se adaptaba a cualquier lugar y situación.
Daphne era una chica llena de vida, le gustaba ayudar y meterse en la piel del más necesitado, una chica con mucho ángel, nunca jugaba con los sentimientos de los demás, una mujer sincera que no le importaba decir las cosas como eran y a quien fuera.
Es un personaje muy sencillo pero con mucha fuerza, me gustó muchísimo. Para ella su abuelo era muy importante, le quería como a un padre y siempre acudía a su sabiduría.

Germán: amigo panameño de Daphne. Era un hombre bastante introvertido y tímido, pero con su amiga Daphne era diferente, con ella se sentía bien, también es verdad que sentía algo más fuerte por ella que no solamente una gran amistad, lo que a ella le contaba no se lo contaba a nadie. No había tenido mucha suerte en el amor, su primer amor le dejó por la vecina de arriba, eso le dejó bastante marcado, pero eso no le había impedido para que otra vez sus sentimientos hacía una mujer fluyera. Tenía una forma muy distinta de ver el amor que Daphne, para ella el amor era libre, sin ataduras, nadie pertenece a nadie, sin embargo, Germán pensaba todo lo contrario, el amor para él era atarse a una persona, pensando que se pertenecían mutuamente.
Él era panameño, pero su padre era chino y su madre panameña, de su padre había heredado la sabiduría, la paciencia y el hermetismo, y de su madre había heredado su ritmo, la impuntualidad y la parsimonia.
Era un hombre que transmitía serenidad y paz, como si fuera un monje budista, pero después de esa paz y serenidad, había un hombre inquieto y curioso, no solamente eso, si no que era también muy soñador y con una gran inteligencia.
Era un gran periodista y eso le hacía estar siempre conectado a la tecnología para poder estar al tanto de todo lo que pasaba en la actualidad.
Es un personaje con el que no tuve mucha empatía, quizá le pase a mucha gente que haya leído la novela, al principio sí que se conecta bien con él, pero según se van pasando las páginas, es un personaje que al menos a mí me defraudó bastante.

Joao: solamente era amigo de Germán, pero después Daphne y él conectaron muy bien, demasiado, diría yo. Era un hombre muy aficionado a la pesca submarina y la practicaba casi todos los días. En el tema del amor, Joao también lo veía y lo vivía como Daphne, de hecho tenía un montón de hijos y que a todos ellos mantenía, pero no tenía nada con sus madres. Era un hombre que vivía el día a día, no pensaba en el futuro, vivía el presente con intensidad. Era muy mujeriego, era de los que tenía una novia en cada puerto, a todas las daba las atenciones que necesitaban cuando estaba con ellas, pero igual que se enamoraba también era muy escurridizo, él vivía las aventuras como si fueran las últimas que iba a vivir, Joao se entregaba plenamente al amor, como comentaba antes, él vivía intensamente el presente y no se preocupaba del futuro, ni si quiera de un futuro inmediato.
Era dueño de una cadena de restaurantes en Brasil, le iba muy bien con ellos y ganaba el dinero suficiente para hacer lo que tanto a él le gustaba: pasar el tiempo navegando por los mares en su velero en busca de la mejor ola.


Eusebio Fracante (Chebo): en todo momento llamado Chebo. Era el hombre misterioso para Daphne, Joao y Germán, que vivía en la isla. Llevaba viviendo allí treinta y siete años, vivía junto a su inseparable perro y sus animales. Llegó a la isla desde muy pequeño con su familia, pero todos se fueron yendo a la ciudad para tener un futuro mejor, tener un porvenir, tenía mujer y dos hijas, ellas también se fueron, su mujer quería que sus hijas acudieran al colegio, echaba mucho de menos a sus hijas, cuando podía las iba a ver, pero no era muy a menudo.
Aunque llevaba allí casi toda su vida, la soledad ya se le estaba haciendo muy pesada y la nueva compañía de los tres amigos le vino muy bien, se sentía feliz con ellos.
Era un hombre que al mirarle a los ojos se podía ver en ellos transparencia y bondad, era un hombre tranquilo y dulce, sobre todo con Daphne, la trataba como a una reina, para él era su sirena, quizá sus sentimientos hacia ella, hacía que se portara aún mejor con ella.
Estaba completamente al margen de la sociedad, él vivía así muy bien, rodeado de la naturaleza y sus animales, nunca había estado en una gran ciudad, vivir así, hacía que tuviera una personalidad única y toda ella digna de admiración.
Si se enteraba de las cosas que pasaban fuera de aquella isla, era porque los pescadores que iban a verle a la isla le contaban, vivía la vida en total libertad y armonía con la naturaleza, aunque a veces anhelaba un poco de compañía.

Don Santiago: este hombre decía ser el dueño de la isla donde vivía Chebo. Pero a la vista de los negocios que se traía entre manos, no era de lo más creíble.
Era un hombre de los más poderosos de Panamá, pero todos los habitantes de donde había hecho toda su fortuna, conocían muy bien la clase de negociaciones que tenía, eran corruptas y poco transparentes.
No tenía miramiento alguno a la hora de dejar en la calle a centenares de familias pobres, les expropiaba sus terrenos y les obligaba a abandonar sus tierras.
Su corazón era de piedra incluso cuando veía a los niños que dejaban sus propias tierras junto a sus padres, tirando de poco más de cuatro bolsas donde contenían todas sus pertenencias acumuladas en su vida.
Para él, Chebo no era ninguna amenaza porque lo consideraba una persona inútil y un gran analfabeto.
Si en los ojos de Chebo se podía ver transparencia y bondad, en el de este señor se podía ver perfectamente la avaricia sin reparo alguno y un deseo sin freno de poder.

En la novela no solo salen estos cinco personajes, solamente los he desarrollados un poco a ellos porque son los protagonistas, pero en la novela, al principio nos podemos encontrar con otros personajes como a Iñaki, un amigo español de Daphne, le conocía desde hace años, se conocieron en un viaje a Ecuador, pero llevaba veinte años viviendo en Panamá.
Luego, en ella también aparece José, un profesor de Arte e Historia en la Universidad de Panamá. Este hombre pertenecía a la comunidad Kuna.
A la vez que aparece José, también se nombra a su mujer Lois, una mujer muy reservada, la cual no se reía mucho, tenían una hija en común llamada Darjelys.
En su viaje, Daphne también se encontrará con Clarisa, una mujer con una vida muy dura, y también se reencontrará con Sonia Carretas, una mujer perteneciente a la comunidad Ngäbe. Conoció a Daphne hacía unos meses en un congreso de apoyo a las mujeres indígenas, y desde entonces, entre ellas había surgido una bonita conexión.
No me puedo olvidar de “El Chino”, el padre de Germán y un ser como Don Santiago.
Era un hombre perverso con unos negocios turbios y nada transparentes. Daphne y Joao no sentían mucha simpatía por él, no le podían ver. Sin embargo, Germán siempre estaba haciendo cosas para que su padre se sintiera orgulloso de él.
Y con “El Chino” ya termino este apartado de los personajes.

==Opinión personal==

Tierra es una novela basada en hechos reales, la autora de la novela junto a dos amigos descubre esta isla panameña y con ella descubrieron a Chebo, y en el momento que éste decide vender la isla, ellos se ofrecen a ayudarle a venderla.
Es una historia que me enganchó desde el principio, desde la primera página hasta la última no pude dejar de leer, en cuanto tenía un rato libre, lo dedicaba a leerme el libro.
Es un libro que me ha encantado, en él nos encontraremos con unos protagonistas que se enfrentarán de la noche a la mañana a una trama de poder, ambición y corrupción en el momento que Chebo decide vender la que él consideraba su isla.
También nos encontraremos a unos protagonistas, que en el momento que descubren la isla, cómo se adaptan a ella, sin echar de menos las nuevas tecnologías, ni móvil, ni televisión, no echaban de menos esas comodidades que había en la gran ciudad, vivían en libertad, sin horarios y comiendo cuando tenían hambre.
Una novela muy bonita, pero la realidad es que cuando el dinero entra en juego, las cosas  y las personas cambian, es increíble como el poder y la ambición es tan poderosa, como puede haber personas que no les importa el sufrimiento de los demás con tal de ellos hacerse ricos y vivir bien, haciendo daño a personas inocentes y sobre todo a niños, no les importa la vida de nadie, solamente les importa el beneficio de ellos.

En los 26 capítulos que tiene la novela, también se habla de dos comunidades indígenas distintas. Una es la comunidad Kuna, era una cultura que tenía un gran amor por la Madre Tierra, desde que nacían, establecían una conexión directa con ella. Ellos decían que si respetas la naturaleza, ella también te respetará a ti también, filosofía que comparto totalmente. Si se le hace bien, ella será muy grata contigo devolviéndote todos los detalles que tengas con ella. La naturaleza es generosa, es nuestra madre. Como podéis ver, decían cosas muy ciertas, en las que yo estoy muy de acuerdo con ellos, y siempre he dicho que la naturaleza es muy sabia.
Eran personas muy cerradas y muy suyas. Ellos se sentían orgullosos de ser Kunas y amaban su tierra. Habían sufrido tantos destierros e invasiones que, después que habían conseguido tener una tierra, la protegían muy bien, veían a las demás personas que no pertenecía a su comunidad como una amenaza, por eso su desconfianza en las demás personas.
En su lucha consiguieron mucho, aunque lo tuvieron difícil y estuvieron expuestos a tantas amenazas que les costaba mucho abrirse. Era una comunidad que servían de modelo para muchas otras comunidades indígenas.
La otra comunidad indígena a la que se nombra es la Ngäbe, un pueblo que siempre había vivido humildemente y sin ningún avance o desarrollo, estaban apartados de todo eso.
Estaban amenazados y les obligaban a abandonar lo único que poseían, sus tierras iban a pasar a manos de unos usurpadores que lo único que querían era la explotación del terreno hasta dejarlo sin recursos.
Después de tener varios intentos en los que no fueron escuchados, y para conservar sus intereses, la comunidad Ngäbe decidió luchar al igual que lo hicieron sus antepasados, en honor a sus tierras y su comarca. Pero los tiempos eran distintos y poco podían hacer ante todas esas personas sedientas de poder.
Los Ngäbe volvían a sufrir en la novela la conquista de sus tierras, todas sus generaciones lo habían padecido, y ellos no iban a ser menos, y lo padecerían sus hijos y demás.
En esos momentos, el descubrimiento de unas minas de cobre volvió a jugar de nuevo la sed del poder y la ambición. A la pobre gente las desterraron a esas tierras, unas tierras donde nadie quería vivir por las características de esas tierras, y también por sus dificultades.
Era una comunidad muy pobre, la más pobre de Panamá, a nadie les importaba nada, pero cuando sus tierras eran ricas, interesaban a todo el mundo, pero sus vidas para esas personas que tenían el dinero y el poder, no valían nada.
Soy de las personas que creen que teníamos que aprender muchísimo de estas comunidades indígenas, saben vivir el día a día, sin maldad alguna, no necesitan más que los recursos que la naturaleza les entrega, y lo mejor de todo, son totalmente felices.

Es un libro que está muy pero que muy bien escrito, tiene una prosa perfectamente cuidada y eso se agradece mucho a la hora de leer un libro.
En cuanto a los personajes, están todos muy bien definidos, son personajes que con algunos puedes sentir mucha empatía, sin embargo con otros no tanta, ya que no dan lugar a ello por su forma de actuar, sobre todo cuando hay dinero por medio, no tienen miramientos. Los personajes que más me han gustado sin duda fueron: Daphne, Joao y Chebo, aunque a veces, éste último, terminaba por enfadarme, pero luego todo se le perdonaba por esa inocencia que desprendía, no tenía maldad y eso perdonaba todo lo malo que pudiera tener.
El final me sorprendió muchísimo, e incluso llegué a llorar con él, no me lo esperaba para nada, estos son los finales que me gustan, que no sean nada previsibles, que a última hora todo dé un gran cambio y no termine como vamos pensando que va a terminar, o como en este caso mío, como nos gustaría que terminara.

==Conclusión final==

Bueno, llegado hasta este punto, he de decir y como habéis podido comprobar, que ha sido una novela que me ha encantado, y además será unos de los libros que me vuelva a leer pasado un tiempo y el que guarde con mucho cariño. Es muy cortita y se lee rápidamente, a mí se me hizo muy cortita, me quedé con ganas de más.
La historia es un hecho real como he comentado anteriormente, es un libro que merece muchísimo la pena ser leído, por lo menos así me lo parece a mí. Yo personalmente, os lo recomiendo totalmente, estoy segura que a muchos de vosotros os va a gustar lo mismo que me ha gustado a mí.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare