miércoles, 18 de marzo de 2015

Del color de la leche - Nell Leyshon

Publicado por Bejarana 76 en 11:35



Hoy quiero hablaros del primer libro que me leí este año que empezamos, estrené el año de lecturas con él. Y ya de entrada tengo que decir que elegí muy bien.
Es un libro que además me lo regaló un amigo al que le tengo muchísimo cariño, por lo que encima doblemente lo guardaré con muchísimo cariño, estará en la estantería de los libros preferidos y especiales, yo sé que mi amigo había elegido bien, porque es de las personas que saben de todos los temas, me encantan las personas con las que se puede hablar de cualquier tema, y este amigo es de esas personas, y sabía que si este libro lo había elegido él, ya de entrada tenía que ser bueno.
Dicho esto, paso a poneros la ficha del mismo y después a hablaros de él un poquito, espero no entretenerme mucho y así que se os haga más amena la reseña.

==Ficha==

Título: Del color de la leche.
Autora: Nell Leyshon.
Traducción: Mariano Peyrou.
Prólogo: Valeria Luiselli.
Nº de páginas:174.
Encuadernación: tapa blanda.
Editorial: Narrativa Sexto Piso.
Año: 2013 la primera y segunda edición y 2014 la tercera.
Precio: 15,20 €.
ISBN: 978-84-15601-34-0

==Nell Leyshon==

Nell Leyshon nació en Glastonbury (Inglaterra). Es novelista y dramaturga, y ya son bastantes los numerosos premios que ha recibido. Black Dirt (2004) fue su primera novela, y también fue candidata al Orange Prize for Fiction y fue preseleccionada para el Commonwealth Book Prize.
Cuatro años después publicó Devotion.  Fue galardonada con el premio Evening Standard Theatre por su obra de teatro Confort Me With Apples, y Bedlam fue la primera obra escrita por una mujer para el Shakespeare’s Globe Theatre.
También recibió el Premio Richard Imision por su primera obra de teatro para la BBC Radio.
El libro del que hoy os voy a hablar, ha sido seleccionado para el Premio Femina 2014 al mejor libro traducido en Francia y obtuvo el premio Libro del Año 2014, otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid.

==Argumento==

Corre el año 1830 en Inglaterra y Mary, es una niña de quince años que vivía en una granja junto a su familia, era la pequeña de cuatro hermanas, pero no por eso era mimada, allí se la trataba igual que a todas.
Tras mucho trabajo y sufrimiento en la granja, consigue escapar de su condena familiar cuando su padre decide enviarla a trabajar como criada a cuidar a la mujer del vicario que estaba muy enferma.
Allí, junto al vicario tiene la oportunidad de aprender a leer y a escribir, fue cuando dejó de ver tan solamente muchas  rayas negras en los libros que allí se apilaban en las estanterías y que tanto la llamaban la atención.
Pero aunque deja un mundo de sombras al lado de su familia, también descubre que la claridad puede llegar a cegar, incluso más que la oscuridad.
Por eso, en este libro, a Mary tan solamente le queda el poder contarnos su historia para poder encontrar la paz en tanto desasosiego, y como mejor lo hace, es con la palabra escrita.

==Personajes==

Es una historia donde no nos encontraremos con muchos personajes, pero sí que son unos personajes muy intensos y muy bien definidos, con una gran sencillez, así que paso a hablaros un poquito sobre ellos, como tengo la costumbre de hacer.

Mary: hoy empiezo por la protagonista de esta historia, una niña que aunque no fuera la mimada de su familia, sí que se convirtió en la niña de mis ojos en este libro, aunque muchas veces he conectado con los personajes y he empatizado muy bien, con pocos personajes son los que me ha pasado como con Mary, es un personaje tan pero tan especial que se la coge muchísimo cariño, tanto que vives la historia como si estuvieras viviéndola en ese momento junto a ella, al menos eso me pasó a mí con ella.
Mary nació con un defecto en la pierna, pero eso no le impedía trabajar duramente en la granja, tanto ordeñando las vacas como sembrando en el campo.
Tenía el pelo del color de la leche, algo de lo que ella se sentía orgullosa y presumía de tener así su pelo.
Era una niña que a pesar de todo, era muy alegre, es un personaje con el que hay momentos en los que te ríes con ella, y sin embargo, en otros momentos se nos caerán las lágrimas con ella.
Su buen humor y positividad, no dejaba que nada, ni nadie, le amargaran el día a día. Con sus hermanas se llevaba bien, tampoco nada especial, al igual que con su madre, sin embargo, con su padre era distintamente, las relaciones no eran muy buenas.
Con quien sí conectaba mucho, era con su abuelo, le quería con locura y por él hacía lo que fuese.
Mary era una niña con una inocencia incondicional, una niña que no es muy difícil adorar, es tan pura que dan ganas de abrazarla a cada momento, ella no sabía mentir, y todo lo que pensaba también le salía por su boca, todos decían de ella que tenía la lengua muy afilada, pero era algo que a ella le daba igual, era así, y nada ni nadie la iba a cambiar.

La madre de Mary: nunca sabremos el nombre de esta mujer como el de algunos de los personajes de este libro.
Era una mujer que pasaba sin pena ni gloria, trabajaba también en la granja, todo lo que hacía su marido estaba bien, o quizá por su carácter no se atrevía a decirle nada ni a llevarle la contraria.
Veía como su marido azotaba a sus hijas, tanto hasta hacerlas sangrar, y ella no movía ni un solo dedo, no se le removía nada por dentro, una mujer muy fría para mi parecer, porque cualquier persona, y más siendo madre, nos movemos al instante sin pensar después en las consecuencias con la persona que compartimos nuestra vida, pero nunca dejar hacer eso a unas hijas ni a nadie.

El padre de Mary: al igual que nos pasa con el nombre de la madre, el del padre tampoco lo sabremos.
Era un hombre muy rudo, siempre estaba maldiciendo a la vida por no darle todos hijos varones, ya que para el trabajo de la granja serían siempre mucho mejor que sus cuatro hijas juntas.
Él decidía por sus hijas y su mujer, fue quien sin consultarlo con Mary, la vendió como criada al vicario, digo la vendió, porque era él quien cobraba por el trabajo de su hija en esa casa, Mary en ningún  momento vio nada de ese dinero.
Tenía a sus hijas trabajando de sol a sol, trabajos muy duros, y en el momento que hacían algo que no le gustaba, las daba unas buenas palizas.
Es un hombre que solamente miraba por él, estaba obsesionado con el dinero, no existía más que el dinero para él, su familia siempre estaría en un segundo plano, y les trataba como a los animales de la granja, o peor.

El abuelo de Mary: junto a ellos, vivía el abuelo, padre del padre de Mary. Es otro de los personajes que nos quedaremos con las ganas de ponerle un nombre, pero por eso no le hace menos especial.
Al pobre hombre le tenían en el cuarto de las manzanas, si Mary no se ocupaba de él, nadie lo haría durante el día, estaban tan ocupados que no tenían tiempo para un anciano que ya no era válido porque sus piernas ya no funcionaban.
Este hombre adoraba a su nieta Mary, era con la única que tenía confianza, siempre la requería a ella, y es normal que la quisiera tanto, ya que era por la única que se sentía querido.
Al pobre hombre le tenían como un mueble viejo, que ya no vale, guardado en el trastero, pero su humor era de lo mejor, era muy gracioso.
Era tanto lo que quería a su nieta Mary, que llegaba a hacerse el enfermo, casi moribundo para poder ver a su nieta querida.

El señor Graham: este hombre era el vicario. Un hombre que escogió ser vicario como su padre porque así estando en la iglesia podría cuidar mejor a su mujer.
Cuando llegó Mary a la casa, se la trató muy bien, tanto por su parte como por la de su mujer.
Cuando estaba en casa se pasaba el tiempo en su despacho escribiendo el sermón para el día y viendo en el jardín los pájaros que allí se posaban para después dibujarlos, una afición que tenía el hombre.
Cuando no estaba en su despacho, estaba haciendo visitas a los feligreses o bien en la iglesia, hacía una vida muy normal, pero que es un hombre que nos sorprenderá, y mucho.
Él fue quien sacando un tiempo, enseñó a Mary a escribir y a leer, hizo que ella se pudiera expresar mediante la escritura en esta historia que Mary nos relata.

La señora Graham: la mujer del vicario, una mujer enferma, siempre estaba metida en su habitación, no salía de allí. Aunque tenían a Edna, otra criada, solamente quería a Mary a su lado, ella le hacía reír y se olvidaba por un momento de su enfermedad.
Lo que le gustaba de Mary, era precisamente esa frescura que tenía y esa lengua tan afilada que todos decían que tenía, pero que a ella le encantaba.

Ralph: era el hijo de los señores Graham, era el único que tenían. Un chico un poco alocado, pero que sus padres no sabían realmente como era, le tenían por muy buen chico, pero el niño engañaba después fuera de las puertas y paredes de esa casa.
Era un conquistador de pacotilla, le gustaba picotear e ir de flor en flor, todas le gustaban, pero él también gustaba a todas.

Harry: era el criado de los señores Graham. Se encargaba de los caballos y de todo lo que tenía que ver con las cosechas. Es un personaje que sale muy poquito, apenas cuando Mary hablaba con él, que siempre era para pedirle algo para poder cocinar ese día. Era un chico muy eficaz y trabajador.

Edna: era la criada del vicario, llevaba allí años trabajando con ellos, incluso vio crecer al Ralph. Era una chica muy joven, tan solamente tenía unos treinta años, pero ella ya guardaba debajo de la cama y en una cajita, tres sudarios, uno para ella, y los otros dos para un marido y un hijo que aún no tenía, pero soñaba con encontrar a ese hombre que la hiciera feliz y tener ese hijo que tanto quería.
En un principio el trato con Mary no era muy allá, incluso algún cachete que otro la dio, pero luego su carácter cambió hacía ella, aunque tampoco mucho.

Beatrice, Violet y Hope: son las tres hermanas de Mary, unas hermanas que no se demuestran mucho cariño, pero tampoco lo contrario, así que me imagino que se querrían, o al menos se tendrían un poco de cariño.
Mary sí que hablaba de ellas con cariño, eran de su sangre y las quería, cuando se fue a servir a la casa del vicario, las echaba mucho de menos, sobre todo el dormir con Beatrice, ver como cuando se quedaba dormida se le caía la biblia de las manos, que aunque tampoco sabía leer, ella siempre se la llevaba a dormir con ella.
Ninguna sabía leer, su padre decidió que para trabajar en la granja no necesitaban aprender cosas que no les serviría de nada, así que las pobre lo único que conocían era el trabajo y más trabajo, con la única diversión cuando se escapaban alguna noche las cuatro hermanas a la colina.
Unas tristes vidas las de estas cuatro hermanas.

==Opinión personal==

“Este es mi libro y estoy escribiéndolo con mi propia mano. En este año del señor de mil ochocientos treinta y uno he llegado a la edad de quince años y estoy sentada al lado de mi ventana y veo muchas cosas.”

Así es como empieza esta historia, una historia que no nos dejará indiferentes, una historia que se quedará bien grabada, al menos a mí me ha quedado clavada muy en el fondo, son de estos libros que te dejan huella pero para bien, un libro que se saborea cada página que se pasa y que no se podrá dejar de leer.
Como os decía al principio, es una novela que me ha encantado, a pesar de su dureza en algunos momentos, la frescura del personaje de Mary, hace que se lleve mucho mejor esa dureza.
El libro está escrito en primera persona en donde Mary nos relatará su vida en ese año que comienza en 1830 en el cual aprende a escribir, hasta la fecha que lo estaba escribiendo en el año 1831.
Mary da un repaso por las cuatro estaciones del año, empezando por la primavera, en estas cuatro estaciones nos encontraremos con un entorno bucólico que va al compás del trabajo en la granja y de las estaciones.
Es un libro que a veces se me ha hecho muy duro, hay momentos relatados que no nos gustaría vivir a nadie, te das cuenta de qué dura era la vida de una mujer en esa época, menos mal que las cosas para nosotras han cambiado bastante, no del todo porque todavía no se nos valora como merecemos, aunque por suerte no todos los hombres son así y ya son muchos los que nos ven de otra forma y nos valoran muchísimo, que la mujeres valemos mucho más que para estar en la cocina y tener hijos.

Quizá sea un libro que no guste a todas las personas y yo lo comprendería, no sé cómo definirlo, es algo lineal pero sin duda, la historia de Mary nos atrapa desde la primera página hasta su final, que nos sorprenderá muchísimo, es un final fantástico que nunca nos podríamos imaginar, es un final duro en el cual se me encogió todo el cuerpo y terminé echando unas lágrimas, es un final que da completamente la vuelta a la historia. Pero repito, es un final muy duro, al igual que algunos puntos de la historia relatada.

Es un libro para saborearlo poco a poco y página a página, a pesar de sus pocas páginas, está en su medida justa, ni le falta ni le sobra.
Lo que sí os sorprenderéis, si os decidís a leerlo, es que está escrito muy especialmente, para Mary no existían las letras mayúsculas, escribía igual después de un punto, que un nombre propio, siempre con letras minúsculas.
El lenguaje es de lo más sencillito que he visto en un libro, y esa sencillez lo hace más bonito todavía.
Cómo comentaba en la sección de los personajes, Mary nos hace meternos totalmente en el papel de ella y de la historia, hasta convertirse en mi personaje favorito y el mejor de esta novela, es un gran cariño lo que la he cogido y de hecho, me dio mucha pena que se terminara el libro.

==Conclusión final==

Me tiraría todavía un buen rato hablando sobre este libro, me he sentido de lo más cómoda escribiendo la reseña, no me ha sido tan complicado como con otras, pero es tan sencillo hablar de un libro así, tan bonito y que me ha gustado tanto, que me gustaría contaros más cosas sobre él, pero es mejor que lo leáis vosotros mismos y lo comprobéis, aunque claro está que todos no tenemos los mismos gustos y no nos puede gustar lo mismo.
Solamente me queda recomendarlo, y os lo recomiendo totalmente, sin dudarlo en un solo momento.


3 comentarios:

Margari on 18 de marzo de 2015, 23:51 dijo...

Se nota cuando un libro gusta muchísimo. Éste ya lo tenía apuntado y tras leerte, voy a tener que subrayarlo para buscarlo prontito.
Besotes!!!

Luis on 19 de marzo de 2015, 2:24 dijo...

Hola! Lo ví el año pasado en la feria del libro de mi país, pero no me llamó mucho la atención, sin embargo ahora me ha picado la curiosidad. Gracias por tu opinión :D

kabu leyendo es gerundio on 21 de marzo de 2015, 9:10 dijo...

Me lo he leído hace nada y me encantó! un beso.

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare