miércoles, 11 de noviembre de 2015

El amante de Nefertiti - Álvaro Bermejo

Publicado por Bejarana 76 en 9:08 1 comentarios


Llevo una temporada que no tengo mucho tiempo para escribir, así que este fin de semana he encontrado un huequecito para hablaros de una de las novelas que me leí el mes pasado, de nuevo os traigo una novela histórica ambientada en el antiguo Egipto, donde los enigmas están asegurados, cosa que a mí me gusta, y a muchos de vosotros sé que también os gusta estos temas, somos muchos los que disfrutamos de estas novelas, sobre todo cuando buscamos que una lectura además de que sea amena nos haga pasar un rato agradable y lleno de emoción, algunas lo logran, sin embargo otras no tanto.

Ficha

Título: El amante de Nefertiti.
Autor: Álvaro Bermejo.
Páginas: 570.
Encuadernación:Tapa blanda.
Precio: 5,95 € en papel y 4,70 € en versión Kindle.
Editorial: Algaida Inter.
ISBN: 978-84-9877-846-5

Álvaro Bermejo

Nació en 1959 en San Sebastián. Es licenciado en Antropología e Historia, se licenció en la Universidad Autónoma de Barcelona.
Conoce muy bien las rutas de Oriente, es todo un experto ya que es un viajero infatigable.
Ha sido galardonado en varios certámenes como narrador, también ha recibido el premio Pío Baroja del Gobierno Vasco.
Escribe artículos regularmente  desde el año 1987 en El Diario Vasco.
En el año 2009 quedó finalista del premio de periodismo Solos de Clarín.
Hace tres años (2012) recibió el premio Gourmand Worl Cookbook por su ensayo La historia de la Gula.
Aparte de esta novela de la que os voy a hablar tiene nueve más editadas. Sus títulos son: Las arenas y el templo, El descenso de Orfeo, La madona de la tempestad, Benarés, El juego de la mandrágora, El reino del año mil, La piedra imán (XXXIII Premio Ateneo de Sevilla), El laberinto de la Atlántida (XIX Premio Luis Bernguer), y el clan de Atapuerca.

Argumento

Año 1920, llega a Capri el arqueólogo Kenneth Conway de la mano del barón Jacques d’Adelsward Fersen, ya que este hombre le contrata para que descubra la tumba y la momia de Akenatón, el faraón que hace tres mil años reinó en el Antiguo Egipto.
El barón Fersen estaba convencido de que la momia de Akenatón y de su amada esposa Nefertiti, se encontraban allí en Capri, justo en las ruinas del emperador romano Tiberio.
Tiberio tenía pasión por Egipto, algo que tuvo en secreto hasta su muerte, por eso no se descartaba que tuviera las momias en cualquiera de sus residencias, otro de los valiosos tesoros que se podría haber traído de Egipto.
El mismo día en que llega a Capri, Conway se encuentra con un cortejo fúnebre presidido por el barón Fersen, el funeral era el de Caltagirone, el hombre que se llevó unos interesantes papiros de Egipto, papiros que tendrá que descifrar Conway para poder encontrar la momia de Akenatón.
Tras empezar las excavaciones habrá una serie de cosas extrañas y una cadena de extraños asesinatos, pero… ¿Encontrarán lo que buscan? ¿Qué pasará tras las excavaciones?

Personajes

Es una novela en la que son bastantes los personajes que hay, quizás demasiados para mi gusto, como muchas veces os he comentado con otros libros, me gustan las novelas donde no hay tantos personajes porque si hay muchos me llego a saturar, y eso no es lo que quiero a la hora de leer una novela.
Durante la novela nos vamos a encontrar con personajes de hace tres mil años como Smenjkara, el hermanastro de Akenatón, el general Horemheb, Kafra, Kya y Perennefer, las personas que en aquel momento conspiraron contra Akenatón, y los que le dieron muerte. Todos ellos se verán reflejados en los personajes, como si se hubieran reencarnado y después de tres mil años estaban ahí y con la misma misión, acabar con Anekatón y su bella esposa Nefertiti.
Entre los personajes, como en toda novela histórica sobre Egipto, no pueden faltar los dioses como Anubis, Amón, Atón, Neftis, Knhum, o Seth, y otros tantos más.

Kenneth Conway. Llamado en casi toda la novela Conway, era escocés, un hombre que se describía débil y acabado, sobre todo en el terreno amoroso, para él solamente existía una mujer, ella era la bella Nefertiti, para él fue su primero y único amor, era su reina del Nilo. Cuando la descubrió por primera vez era un adolescente, la descubrió por el Times, fue cuando por primera vez vio el busto que se encuentra en Berlín, desde entonces para él era la mujer más bella de la historia y del mundo.
Conway tenía un parecido increíble al del faraón Akenatón, el faraón que revolucionó el Antiguo Egipto. Aunque tenía cerca de los cuarenta años, no los aparentaba, parecía todo un adolescente.
Desde el primer día que llegó a Capri y empezó las excavaciones fue vigilado las 24 horas del día, no se fiaban mucho de él, no fuera que hiciera algún descubrimiento y se marchara de allí con el tesoro.

Jacques d’Adelsward Fersen. Conocido como el barón Fersen, o simplemente como Fersen. Era una persona muy rara, en Capri se decía de él que era el mismo demonio.
Antes de llegar a Capri en 1904, había estado cumpliendo una condena de seis meses en la cárcel en París, por motivo de atentar contra la moral pública.
Era un gran admirador de César, se compró un terreno paralelo a Villa Jovis, una de las casas del emperador Tiberio.
En aquel terreno se construyó una gran mansión a la cual llamó Villa Lysis, un lugar que destacaba sobre todo por su gran salón egipcio, un lugar penumbroso, estaba presidido por una estatua del dios Horus, pero no solamente eso, sino que también tenía una cabeza mutilada de Akenatón, entre otros objetos egipcios.
Aunque era un hombre más bien pequeño, estaba lleno de una gran vitalidad que lo hacía grande y su forma de mirar, sus ojos tenían la clave de su magnetismo y él lo sabía muy bien.
Su único sueño era encontrar la tumba y la momia de Akenatón, era obsesión lo que tenía por este faraón.
Su fama no era muy buena, aparte de definirle como un gran demonio, también decían de él que era un pederasta, opiómano, pornógrafo y homosexual, esto último sí que lo era, opiómano también, eran más que conocidas las orgías que allí en Villa Lysis se practicaban, y no solamente orgías, sino también se practicaban rituales para poder ponerse en contacto con Akenatón.
Cuando fumaba más opio de lo debido, se creía que en realidad era el mismísimo Akenatón, como os comento, era obsesión lo de este hombre con el faraón.

Ezra Pound. Pound era poeta, de esos poetas que tenían el pelo largo y el bigote a lo becqueriano, con un rostro altivo.
Se le describía como el príncipe de la colonia de poetas transterrados y residentes en Capri.
Era todo un provocador, le encantaba la poesía oriental y sus libros se contaban por escándalos. Pertenecía al círculo de amigos de Fersen, solía acudir a las reuniones que se hacían en Villa Lysis, era un enamorado del opio negro que allí se fumaba.
Además de su profesión de poeta, fue quien descubrió las partículas perdidas de Vivaldi.

Baldassare Messori. Era el secretario personal de Fersen, si al barón se le consideraba como el mismísimo demonio, a Messori se le tenía como al propio Satán en persona.
Aparte de ser el secretario personal de Fersen, también era médico pero no ejercía su profesión.
Era italiano, sus ojos y su mirada era tan profunda que parecía que ardía como brasas.
Al igual que muchos de los personajes de la novela, este hombre también era judío.

Leticia Cerio. Era una chica joven, no tenía más de treinta años. Leticia era una mujer muy bonita, era hija de un buen amigo de Fersen, era muy perseverante, una mujer a la que una negativa se podría convertir en un gran estímulo.
Esta guapa italiana puso sus grandes ojos en Conway desde el primer momento que le vio en casa de Fersen, Conway aun sabiendo que se iba a casar con el barón, se dejó conquistar y aceptó ser su amante, hasta que llegó a su vida Ankhesa, Leticia sí se llegó a enamorar de él, pero no consiguió que él se enamorara de ella.
Siempre estaba rodeada de gente de su misma posición, sin ninguna inquietud que les moviera.
Leticia es de esas chicas que al igual que podía atraer a cualquier hombre por su belleza, también los podía perder a todos por su forma de ser, era muy bella, pero muy vacía a la vez. Aunque estaba en el círculo de Fersen, a la hora de fumar el opio, ella lo cambiaba por la cocaína, era más adicta a ella que al opio.
En su familia eran todos judíos, incluida ella, unos tiempos difíciles para ellos a causa del ascenso de los fascistas en Capri.

Ignacio Cerio. Padre de Leticia y el buen amigo de Fersen, era un hombre muy poderoso allí en la isla, era el dueño de casi toda ella, su carácter era déspota y benévolo, con unas grandes ambiciones dinásticas.
Era banquero y multimillonario, por eso comentaba que era dueño de casi toda la isla.
Sus raíces eran egipcias ya que provenía de Alejandría. Poco más tengo que decir sobre él, es un personaje con el que empaticé muy poco, por no decir nada.

Wystan Auden. Amigo de Ezra Pound, y al igual que él, también era poeta.
Su parecido con el príncipe de Gales era excepcional, tenía sus mismas orejas salientes y enmarcadas por el pelo cortadito, iba muy bien afeitado y masajeado con una loción intensa.
Cuando él y Pound llegaban a un grado ya más que elevado de ebriedad, competían por ver quién se mostraba más procaz, recitando versos clásicos, a cada cual de ellos más obscenos, algo que sabían muy bien que escandalizaba a los fascistas, pero eso les motivaba más para hacerlo con mayor frecuencia. También era inglés, al igual que Conway.

Lawrence. Era escritor y amigo del barón Fersen, un seguidor de Mussolini.
Llegó a Capri enfermo de tuberculosis, y al hombre cuando le llegaba un ataque de tos manchaba el pañuelo de sangre, al que él no daba importancia, y estaba acostumbrado a verse así, no temía nada a la muerte. Es un personaje que empieza flojo en la novela pero que según van pasando las hojas va cogiendo más protagonismo.

La marquesa Anna Luisa Casati. En Capri todos la conocían, era inglesa y había enviudado tres veces, sus maridos habían sido lores británicos auténticos.
A la “Viuda negra” le gustaban mucho los animales exóticos, y como mascota tenía un leopardo al que paseaba con una cadena por la calle con mucha alegría.
Pertenecía al círculo de amigos del barón Fersen y solía acudir a las fiestas de opio que Fersen organizaba en su mansión. Era fascista y se rodeaba de muchos de ellos para practicar rituales donde mataban a animales vivos.

Gaetano. Este chico era el sobrino de Giuseppe, el metre del hotel San Felice, lugar donde se alojaba Conway desde que llegó a la isla.
Aunque trabajaba en las excavaciones de Conway, era pescador, conocía muy bien el mar, algo que le vino muy bien a nuestro protagonista de la novela.
Estuvo en las excavaciones hasta que se convirtió en la mano derecha de Conway, empezaron a compartir un secreto y eso les unió todavía más.
Gaetano era un gran pícaro, se las sabía todas, es uno de los personajes que a mí más me ha gustado, incluso de vez en cuando me sonreí con él, me hacía gracia, empaticé muchísimo con él, me gustaba su forma de ser, aunque algunas formas de actuar no eran muy adecuadas, pero aun así me encantó.

Ankhesa. Esta chica fue la mujer que conquistó el corazón de Conway, su belleza era impresionante, tanto que parecía una diosa, era admirada allá por donde iba, pero no solamente por los hombres, sino también por las mujeres, Conway se sentía orgulloso de llevarla a su lado.
Ankhesa quería a Conway más que a su propia vida, era un amor intenso lo que sentía por él, y él por ella, era un amor correspondido por ambos.
Tenía un magnetismo especial, era una mujer que causaba mucho misterio, quizás fuera por su forma de expresarse, de hablar y de contar las cosas.
No os cuento más sobre ella, ni de dónde viene, ni a dónde quiere ir porque si os leéis el libro es mejor que lo descubráis vosotros.

Henry Mallowan. Era un colega de Conway, habían trabajado juntos en la última campaña egipcia. Estaba casado con la mismísima Agatha Christi, ella era catorce años más mayor que él, pero se adoraban, estaban muy enamorados.
Junto a su mujer y los dos ingleses Auden y Lawrence, pertenecían a la Fraternidad de las Pirámides, una Hermandad masónica que fue fundada en el año 1815 por dos oficiales de la armada napoleónica en Egipto.

Opinión personal

Cuando vi la portada del libro en la librería me atrajo muchísimo, y más cuando soy una enamorada de este género de novelas, es una portada y un título que atrae, pero cuando empecé a leerme el libro la cosa cambió muchísimo. Al principio es un libro que no me atrapó, según iba pasando las páginas y me fui adentrando más en la historia, me seguía sin atrapar, es un libro que me entretuvo, pero no me atrapó para decir que no podía parar de leérmelo, eso no me pasó.
La novela consta de 66 capítulos, todos ellos muy cortos, algo que se agradece, durante esos 66 capítulos el autor nos adentrará en el mundo egipcio mediante sus personajes, podremos disfrutar de un viaje por tierras egipcias, lugares como Luxor y El Cairo, sin olvidarnos tampoco de la maldición egipcia que recaía sobre los arqueólogos que habrían los sarcófagos, una maldición de la que siempre se ha hablado y a acompañado a las leyendas egipcias, o en los enigmas de esta tierra, según como se quiera mirar.
Estamos ante una historia en la que ya se presentía la llegada de la Segunda Guerra Mundial, y se decía que allí en Capri se encontraba el mayor negocio del fosgeno, un gas nervioso que se usó en La Segunda Guerra Mundial, era el infierno químico y la muerte más horrorosa que ha inventado el hombre.

El libro está escrito en tercera persona con algunos diálogos, aunque yo pensaba que la novela iba dedicada a Nefertiti, sí que lo hace, pero está más bien ambientada a la figura de Akenatón, quizás el faraón más enigmático de todos los que pasaron por el poder, se piensa que era un hombre de otro mundo, por eso no se ha encontrado todavía su tumba, se piensa que le tienen muy bien escondido para que nunca sea encontrado. Era un ser cósmico porque en él se unía lo masculino y lo femenino.
Fue asesinado por el sumo sacerdote que fue comprado por lo clérigos de Tebas.
Sí que era un hombre extraño, ya que desde el mismo día de su coronación él se presenta como un faraón femenino, de hecho su rostro es más parecido al de una mujer que al de un hombre, sin embargo, Nefertiti se presenta como la reina masculina, la reina del Sol. Ambos se amaban, eran los dos uno solo, pero al final del reinado de Akenatón, Nefertiti no volvió a aparecer a su lado, desapareció por completo, pero se comenta que la causa fue que no le pudo dar un heredero, solamente tuvieron hijas, seis para ser más exactos, por lo que Akenatón puso a su lado a Kya, mujer que llegó a tener el título de esposa real.

Es un libro que me ha gustado pero no me ha enganchado, es una novela entretenida donde nos encontraremos asesinatos, amor, desamor, aventuras y alguna vez que otra es un poco surrealista, hay de todo un poco.
El autor está muy bien documentado, eso se nota, y se aprende un poquito con la novela, la historia está muy bien contada pero hay algo que le falta, no sé qué es, el caso es que lo que no me ha gustado mucho de la novela es que el autor busca palabras algo rebuscadas, con lo bonito que son a veces los textos sencillos, sin palabras rebuscadas ni complicadas, después hay una palabra que la repite muchísimas veces durante toda la novela, es una palabra que yo en mi vida la había visto ni oído, ni sé su significado, no la encuentro sentido, la palabra en cuestión es barónnsándose, he intentado descifrarla, pero me he quedado tal y como estaba, la verdad es que me ha incomodado bastante. Aparte de esta palabra escrita de varias formas, también me he encontrado con un texto con bastantes faltas de ortografía y algunos fallos donde faltan algunas palabras, y es algo también incómodo a la hora de leer, por lo menos para mí.
Si tengo que elegir lo que más me ha gustado de la novela, me quedo con su final, es algo que no me esperaba y está muy bien desarrollado, personalmente me ha gustada mucho, un final adecuado.
En cuanto a los personajes, he de decir que están muy bien definidos, pero no he llegado a empatizar con todos, tan solamente con Gaetano, Conway y Ankhesa, son los tres que me han caído muy bien, los demás nada de nada.

Conclusión

Llegando a este punto, tan solamente me queda deciros si os la recomiendo, sinceramente os la recomiendo, quizás a vosotros os llegue más que a mí, puede ser que  la haya leído en un mal momento, pero creo que lo lea en el momento que lo lea voy a pensar lo mismo, es una novela entretenida pero que a mí no me ha llegado a enganchar, es que no puedo decir otra cosa.
Si os gusta este género de novelas y queréis viajar hasta Egipto, os la recomiendo, y espero que os llegue a enganchar más que a mí, que ya lo siento que no lo haya hecho.

martes, 6 de octubre de 2015

El valle del asombro - Amy Tan

Publicado por Bejarana 76 en 20:23 3 comentarios


Hoy os quiero hablar del último libro que me he leído, estoy teniendo un año de lecturas muy variadas que distan mucho unas de otras.
El libro de hoy, es de una autora que a mí me encanta, la descubrí hará como dos años en un viaje a mi tierra, un amigo me habló de ella y me recomendó sus libros, de los cuales ya me he leído dos y ahora este tercero, ya os hablaré también de los otros dos, es una autora muy conocida para muchos pero sobre todo es una gran desconocida para otros, lo digo porque la mayoría de las personas con las que he hablado de ella no la conocen ni si quiera de oídas, pero eso nos pasa a todos con otros autores, por eso es bonito que entre amigos y demás hablemos sobre las lecturas que hacemos y descubramos autores nuevos.

Ficha

Autora: Amy Tan.
Título: El valle del asombro.
Número de páginas: 688.
Precio: en versión Kindle cuesta 9,49€ y en formato papel 21,37€.
Encuadernación: tapa blanda.
Editorial: Planeta.
Colección: Planeta internacional.
ISBN: 978- 8408124801

Amy Tan

Nació el 19 de febrero de 1952 en Oakland (California), Amy proviene de una familia de inmigrantes, actualmente vive entre San Francisco y Nueva York.
La escuela secundaria la terminó en Suiza, ya que se trasladó allí junto con su hermano pequeño.
Después estudió en las universidades de San José en San Diego y en Berkeley (California).
Tiene la licenciatura y maestría en inglés y lingüística, también realizó los estudios de doctorado en lingüística.
Fue asesora de programas para niños disminuidos entre los años 1976 y 1981, también fue editora, reportera y escritora técnica desde 1981 a 1987.
Tiene siete novelas en el mercado y dos infantiles, todas ellas han sido traducidas a treinta y seis idiomas.
Su primera novela, El club de la buena estrella (1989), fue llevada al cine en 1993 por Wayne Wang.
Después de esta le siguieron: La esposa del dios del fuego (1991), Los cien sentidos secretos (1995), La hija del curandero (2001), En contra del destino (2003), Un lugar llamado nada (2005) y por último, El valle del asombro (2013).

Argumento

Shanghái, 1905. Violeta es una niña de siete años que vive con su madre Lucía, una norteamericana propietaria de la mejor casa de cortesanas de Shanghái.
Violeta siempre ve como su madre evita hablar de su pasado, es una niña que no acaba de encontrar su lugar, y está convencida de que su madre no la quiere.
Cuando Violeta cumple los catorce años y sin poder llegar a arreglar esas diferencias que tiene con su madre, las dos son víctimas de un engaño que las separará, Lucía vuelve a San Francisco después de muchos años de su marcha y Victoria es vendida a una casa de cortesanas y la convierten en una más.
Unos años después, y como si el destino fuera una condena de la cual no pudieran escapar, Violeta sufrirá también los reverses de la suerte, y es cuando se da cuenta de que su única oportunidad de encontrar la felicidad es enfrentarse al pasado, compartir sus secretos y profundizar más en la relación complicada entre madres e hijas.

Personajes

Violeta. Cuando comienza la novela, Violeta es una niña de siete años, una niña con las ideas muy claras, sabía muy bien lo que quería, tenía muy claro que no era una niña mestiza, era algo que la producía mucho rechazo, tan solamente quería ser una niña americana, de hecho su forma de hablar y los modales eran típicos americanos, pero a la hora de hablar dominaba tanto el inglés como el chino, aunque cuando se daba cuenta de que hablaba el chino dejaba de hacerlo rápidamente.
Violeta no solamente renegaba de sus raíces orientales sino que también renegaba de su nombre. Si su madre la llamó Violeta era precisamente porque eran sus flores favoritas, pero empezó a odiarlo porque las cortesanas lo pronunciaban igual que una palabra del dialecto de Shanghái cuando se dice para ahuyentar a una alimaña, por esa razón no quería su nombre, y menos que las cortesanas lo pronunciaran.
Violeta era una niña muy viva y lista, no tenía amigas, tan solamente tenía la compañía de su gatita Carlota, junto a ella se pasaba los días enteros, era su fiel compañera.
El hecho de ser la hija de una madame la cerraba muchas puertas a la hora de ir al colegio, las madres de las niñas no querían que estuviera en el mismo lugar donde sus hijas estudiaban, según ellas era una mala influencia para sus niñas.

Lucía Minturn. También llamada Lulú Minturn, era la madre de Violeta y la única mujer blanca que tenía una casa de cortesanas de primera categoría en Shanghái.
Su casa de cortesanas se llamaba para los clientes orientales La Casa de Lulú Mimi, pero para los clientes occidentales su nombre era La Oculta Ruta del Jade, así que para los orientales se llamaba de una forma y para los occidentales de otra.
Era la primera casa donde se podían juntar occidentales y orientales, algo impensable que funcionara ya que a los chinos no les caían muy bien los occidentales, pero Lucía hizo que su casa se convirtiera en un lugar para que se hiciera negocios entre ambos.
Su padre, John Minturn, era profesor de historia y experto en arte, y su madre, Harriet Minturn, era hija de un ilustrador  botánico y naturalista aficionado, pasos que ella también siguió.
Sus padres eran unos libres pensadores y sus opiniones se basaban en la razón, la lógica, la educación y su propia manera de ver las cosas.
No era una mujer muy cariñosa con su hija, pero eso no quería decir que no la quisiera, era su forma de ser, su vida no empezó a ser fácil desde que conoció al padre de su hija con el que sufrió muchísimo porque eran culturas distintas.

Paloma Dorada. Esta mujer era la ayudante de Lucía, era una mujer más mayor que ella y siempre estaba a su lado.
Se encargaba de controlar la conducta y la apariencia de las cortesanas, también se aseguraba de que cumplieran las normas y mantuvieran la reputación de una casa de primera categoría, sabía muy bien que una chica podía perder el prestigio con mucha facilidad.
Paloma también había sido cortesana, una de las cortesanas más valoradas de la ciudad, hasta que uno de sus clientes le rompió los incisivos y la mitad de los huesos de la cara cuando fue golpeada por él.
Cuando se recuperó de todo y aunque con la cara algo torcida, se encontró con que otras chicas habían ocupado su lugar.
Era una mujer que quería mucho a Violeta y a Lucía, siempre dándoles muy buenos consejos, además, no solamente era la ayudante de Lucía, sino que también era su gran confidente, sabía cada paso que daba, a veces era cómplice de ella, sin embargo otras no estaba conforme con lo que hacía, y así se lo hacía saber.

Huevo Quebrado. Este hombre era el portero de la casa de cortesanas. Lucía le trataba con muchísimo respeto y también con gran sinceridad, muchas veces bajaba con él para tomar el té en su compañía, era el momento en el que hablaban de los chismorreos que por allí circulaban sobre los invitados de las fiestas que hacían.
Lucía siempre elogiaba la inteligencia y la lealtad que este hombre tenía hacía ella y las chicas.
El pobre hombre no sabía ni leer ni escribir, pero interpretaba muy bien el carácter de las personas, él sabía muy bien juzgar si realmente merecía la pena recibir a un huésped y sabía reconocer cuál era su categoría social, pero no solamente eso, sino que también memorizaba los nombres de todos los hombres poderosos y ricos que aún no habían visitado la casa.
En el momento que llegaba un hombre a la casa, se daba cuenta de lo que quería encontrar allí, por el tipo de ansiedad de cada uno era capaz de saber si su propósito era cortejar alguna chicha o por el contrario, buscaba un socio comercial.
Era todo un experto a la hora de saber lo que cada uno era por la apariencia que estos tenían, sabía reconocer los signos del prestigio antiguo, los cuales diferenciaban perfectamente a los hombres habituados a la fortuna de otros que acababan de alcanzarla.
Era un hombre al que le gustaba vestir muy bien, y en sus días libres se ponía algunos de los elegantes trajes que de vez en cuando le regalaban algún que otro cliente.

Arthur Fairweather. Este hombre era el amante de Lucía. Aunque a Violeta no le caía muy bien, reconocía que era normal que su madre se hubiera enamorado de él, sabía muy bien como quitarle como nadie el malhumor; era un hombre divertido, y un alivio para sus preocupaciones. La hacía reír y sentirse extremadamente atractiva.
Su relación empezó siendo amigos, él supo durante ese tiempo lo que ella necesitaba, fuera lo que fuese.
A Violeta le irritaba que tratara a su madre con tanta familiaridad, pero claro, en ese momento Violeta no comprendía, que su madre fuera más cariñosa con ese hombre que con ella, pero su madre le necesitaba, ya que cuando se enfadaba, él le quitaba el enfado comportándose como un niño castigado o bien hablando como un caballero medieval.

Calabaza Mágica. Cuando Violeta llegó a la casa de cortesanas se reencontró con esta chica, ya la conocía porque estuvo de cortesana con su madre, allí se llamaba Nube Mágica, que era como la conocía Violeta.
Esta chica adoraba a Violeta y ella lo mismo, era la única que le daba cariño cuando estaba con su madre.
Al igual que Violeta y muchas de las chicas que terminaban en una casa de cortesanas, Calabaza Mágica fue separada de su familia con tan solamente cinco años por su tío, la vendió como esclava a la mujer de un comerciante, con nueve años fue desflorada por el comerciante y a los once se quedó embarazada de él, pero nunca llegó a tener ese bebé ya que le provocaron el aborto.
Después de todo el sufrimiento fue vendida a un burdel. No tuvo una vida fácil pero se convirtió en la mano derecha de Violeta en la casa de cortesanas, dejó de ser ella una cortesana para convertirse en la doncella de la niña, ella fue quien durante un año la estuvo preparando para el día de su desfloración, Violeta la cogió tanto cariño que la quería como a una madre, de hecho ella hizo más por ella que su propia madre, y evidentemente ella la quería como a una hija.

Lealtad Fang. Este chico se convirtió en alguien importante para Violeta. Tenía 24 años y ya era el dueño de varias compañías navieras con rutas comerciales favorables. También tenía fábricas de porcelana en Hong Kong y Macao.
Su familia era una de las más distinguidas de Shanghái, varios de sus miembros de familia eran hombres prestigiosos que habían contribuido a construir la nueva República en China después de la caída de la dinastía Ching.

Edward Ivory. Cuando Violeta conoció a este chico su encuentro no fue muy bueno, era amigo de Lealtad Fang, y al igual que él, tenía 24 años y era americano.
Provenía también de una familia rica, era hijo único y fue un niño privilegiado y muy consentido.
Era un niño que no le faltaba de nada, sus padres y sus abuelos le daban todo lo que quería, nunca le hacían responsable de nada y actuaban como si nunca pudiera hacer nada malo, era imposible que lo hiciera.
Cuando Violeta y él se conocieron tan solamente les separaba cuatro años de edad, y aunque no se conocieron en unas circunstancias muy amables, se hicieron amigos, unos amigos inseparables. Fue un chico muy importante para Violeta, y prefiero dejarlo aquí ya que si leéis la novela es mejor que descubráis vosotros el porqué es tan especial para ella.

Lu Shing. Este hombre era el padre de Violeta. Cuando conoció a Lucía Minturn, ella tenía 17 años y él era un estudiante chino de pintura paisajística norteamericana, que llegaba desde el Valle de Hudson, en Nueva York, procedente originariamente de la China. Era natural de Shanghái, era un hombre poco valiente el cual prefirió seguir la tradición de su familia, y no luchar por el amor, algo que Lucía le reprochaba una y otra vez.

Con Lu Shing termino este apartado de los personajes, durante toda la novela nos encontraremos con muchos personajes más, son muchísimos los que aparecen en ella por lo que es imposible poner a todos, pero hay nombres muy curiosos como son: Danner Minerva, Perpetuo, Mansión, Empeño Yang, Viejo Salto, Pomelo, Azur, Madre Ma, etc…

Opinión personal

Después de haberme leído otros dos libros de Amy Tan, sabía ya muy bien como escribía esta mujer, la verdad es que tiene una forma de escribir y contar las cosas tan bien, que nos atrapa entre las páginas de sus libros, y es lo que me ha pasado a mí con este, es un libro que me ha atrapado desde sus primeras páginas hasta la última.
Es un libro que quizás lo leído en un mal momento y no he podido disfrutarlo como se merece, pero aun así, me ha encantado.
La autora tardó ocho años en escribirlo, ocho años de investigación sobre las casas de cortesanas, y los museos han sido importantes tanto para la investigación como para su inspiración.
La exposición “Shanghái” del Museo de Arte Asiático de San Francisco le abrió los ojos en cuanto al papel de las cortesanas en la introducción de la cultura occidental en Shanghái.
El valle del asombro surgió de una visita a la Alte Nationalgalerie de Berlín, a Amy Tan le quedó el recuerdo de un inquietante cuadro con ese título, cuyo autor, no sabía muy bien quien era, quizás podría ser de Carl Blechen, un pintor de paisajes fantásticos, una obra que ocupaba un lugar destacado entre la exposición de la Alte Nationalgalerie.

La novela está dividida en quince capítulos muy largos y termina con los agradecimientos. Durante estos quince capítulos seremos testigos del crecimiento de Violeta desde que tiene siete años hasta su edad adulta, y nos adentraremos en la vida que llevaban las cortesanas y en todo lo que les rodeaba.
Las cortesanas que habitaban la casa de Lucía eran chicas admiradas y las más talentosas de todas las que trabajaban en las mejores casas de Shanghái.
Eran mujeres elegantes, tenían una seductora timidez y poseían un gran talento para eludir los avances de sus admiradores, cantaban y recitaban poemas con emoción.
Todas ellas se llamaban “las Bellas Nubes” porque todas llevaban la palabra “nube” en su nombre, era un sello que identificaba a la casa a la que pertenecían, cada casa tenían un nombre identificador diferente.
Las chicas tan solamente abandonaban las casas para casarse, ingresar en un convento budista o bien para trabajar en una casa de menor categoría, y dejaban de llevar el nombre “nube”, en el caso de la casa de Lucía.
Todas ellas eran chicas menores de edad, tenían entre 13 o 14 años y se solían ir a los 23 o 24 años.
A las cortesanas había que cortejarlas, llevarles regalos muy caros casi todos ellos, tenían que competir por ellas con otros hombres y padecer sus desaires.
A la hora de tenerlas que desflorar, el hombre que pagara más sería el que lo hiciera, eran las niñas mejor pagadas, la desfloración se pagaba muy bien.
Cuando se enamoraban, la mayoría de ellas no aspiraban a ser la primera mujer del hombre al que amaban, sino que terminaban siendo la concubina, ya que en China el matrimonio era concertado y para nada se basaba en el amor, sino que era un arreglo comercial entre antiguos amigos y madres bastante entrometidas.
Muchos de ellos llegaban al matrimonio sin haberse visto ni una sola vez, no se conocían, no sabían si se iban a gustar y por eso era la excusa que los hombres daban para frecuentar habitualmente las casas de cortesanas.
Por esa época también abundaban las casas de opio donde era mucha la gente que acudía, la mayoría también hombres.

Los personajes están muy bien definidos, nuestra protagonista, es un personaje al que rápidamente se le coge mucho cariño, se llega a empatizar mucho con ella, a mí me llegó muchísimo, con ella he sufrido, he llorado y me he enfadado, es un personaje que me ha hecho sentir porque es un personaje para mí muy tierno pero también una sobreviviente, se adaptaba rápidamente a las situaciones.
No tuvo una vida fácil, y su infancia fue muy solitaria, tan solamente sentía el cariño de su gata Carlota, en esos momentos de su infancia en los que necesitaba a su madre, pero su madre no manifestaba ese cariño por ella.
A mi parecer, son muchos los personajes que salen durante toda la novela, incluso es imposible recordar a todos, con lo que me he quedado con los que me han hecho sentir, tanto para bien como para mal.

La novela está narrada en primera persona por Violeta y en otros momentos por su madre Lucía, también tiene diálogos.
En ella aparece la gran terrible gripe española con la cual murieron muchísimas personas, pocas eran las que se curaban de ella.
Es un libro que me ha gustado muchísimo, la historia está muy bien construida, los escenarios son excelentes y está estupendamente escrita.
Es verdad, que en algunos momentos se me hacía algo cuesta arriba, pero también es verdad que no estoy pasando por un buen momento y quizás sea por lo que había momentos en que la novela me parecía que no avanzaba.
Es una novela con la que he llorado, hay momentos en los que son duros pero muy duros por los que pasa Violeta, sin embargo, con Calabaza Mágica, nos reiremos algo, es el personaje que nos hará reír por las cosas que tiene.
En cuanto al final, he de decir que me ha gustado muchísimo, sinceramente no me lo esperaba, me esperaba otra cosa o me hubiera gustado que pasara otra, pero es un final a la altura de la novela.

Conclusión final

Si habéis llegado hasta aquí, os habréis dado cuenta de que está claro que es una novela que me ha encantado, y que por supuesto la recomiendo totalmente, lo que sí he de decir, es que los que seáis muy sensibles como lo soy yo, habrá momentos en los que lo pasaréis muy mal como comento anteriormente, aun así, os la recomiendo igualmente, estoy segura de que no os vais a arrepentir.

jueves, 20 de agosto de 2015

Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble - Alba Corpas

Publicado por Bejarana 76 en 9:14 7 comentarios


Después de leerme ISHQ: El color de las granadas, me apetecía leerme algo más ligero, algo que me hiciera reír y pasar un buen rato, una lectura que fuera muy sencilla de leer, y elegí esta ya que tenía muchas ganas de leérmela y la tenía ya metida en el lector.
Para que engañaros, en el momento que vi su título y su portada me llamaron mucho la atención, y la gracia que me hicieron ambos, por eso las ganas de leérmelo eran enormes, así que ahora mismo os voy a hablar de él.

Ficha

Título: Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble.
Autora: Alba Corpas.
Número de páginas: 416 páginas.
Formatos:Versión Kindle y en papel.
Precio en versión Kindle: 4,74 €.
Precio en formato papel: 14,16 €.
Encuadernación: tapa blanda.
Editorial: esencia.
ISBN: 978-8408138716.

Alba Corpas

Nunca había oído hablar de esta autora, no sé si es su primer libro, ahí sí que lo desconozco, creo que sí.
Esta chica es licenciada en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Está especializada en comercialización digital, por lo que en la actualidad es directora de Marketing y Comunicación en una empresa de tecnología, trabajo que compagina con el de redactora en dos periódicos online.
Al igual que la protagonista de su libro, tiene su propio blog con el cual ha dedicado gran parte de su tiempo en escribir en él.
Se compara un poquito con Lily, la protagonista de su libro, por lo que tiene que ser una mujer de lo más divertida y graciosa, y para escribir este libro, no cabe ninguna duda de ello.

Argumento

Después de cuatro años trabajando como redactora en la revista de moda Di Sole, Lily Olsen, en vez de ser ascendida en su trabajo, le ocurre todo lo contrario, su jefe decide prescindir de ella, por lo que la despide. La revista está en crisis y prefiere contratar a los becarios para pagarles mucho menos y hacer el mismo trabajo que ella.
Había pasado sus últimos años de vida trabajando en lo que más le gustaba, fusionando sus dos pasiones: la moda y la escritura, por eso ella quería encontrar un trabajo en los que estuvieran sus dos pasiones juntas.
Ahora, Lily se encuentra sin un trabajo, pero su optimismo le dice que pronto iba a encontrar uno, pero la realidad es otra.
A partir de aquí comienza otra vida nueva para Lily, y para poder llevar mejor la situación en la que se ha quedado, se apoya en su familia y sobre todos en el Comando Ensaladilla, sus amigas de toda la vida.
Todo se le complica más cuando en su camino se cruza Ian, un chico guapísimo con una bonita sonrisa, sin quererlo, se enamorará de él, así que las cosas se le complican mucho más.
¿Qué pasará con su vida? ¿Encontrará trabajo tan pronto como desea? ¿Qué la deparará el futuro?

Personajes

Lilyana Olsen Sánchez (Lily). Voy a empezar hablando de la protagonista de la novela.
Como veis, su primer apellido no es muy español, pero es que su padre era americano, de Nueva York, para ser más exactos.
Un hombre que les abandonó cuando su hermano mayor y ella eran muy pequeños, por lo que no crecieron a su lado, crecieron sin la figura de un padre.
Lily es una chica algo egocéntrica, cuando se enfadaba era muy malhablada, y también era muy impulsiva, la mayoría de las veces, antes de pensar las cosas las decía sin darse cuenta de las consecuencias de después, ni de los problemas que aquello le podía causar.
Ella se describía como una rubia neurótica, algo que plasmaba muy bien en su propio blog, en el cual relataba su día a día en modo de diario pero público, no le importaba que lo leyeran sus amigas, su madre, hermano y cuñada, ella escribía en él como si estuviera ajena a todos ellos y no la importaba.
Su gran perdición eran las compras, tiraba de tarjeta rápidamente, era muy caprichosa con la moda, y no la importaba gastarse en una falda 500 €, o en un bolso 1400 €, así que como veréis, no era de caprichos baratos, no se conformaba con unos pantalones baratitos, ella a lo grande.
Era una chica que siempre había sido muy independiente y adoraba vivir sola, sin compañeros de piso, por lo que vivía en un piso de alquiler, un bonito loft situado en todo el centro de Madrid, allí vivía sola, tan solamente tenía la compañía de su ordenador, pero escribir en su blog la ayudaba a calmarse, en él descargaba todas sus frustraciones, donde contaba sus historias y donde realmente conseguía ser ella misma.
A parte de todo esto, era muy exigente con ella misma; siempre se estaba sacando defectos, pero ella sabía muy bien que no estaba tan mal como ella decía y que era una chica guapa y atractiva.

Silvia. Esta mujer es la madre de Lily, adoraba a sus hijos, pero siempre lograba sacar de sus casillas a Lily. Luego, era una persona a la cual era muy difícil hacerla entrar en razón, si algo se le metía en la cabeza, no había quien se lo quitara, pero resulta que madre e hija eran iguales.
Era una gran madre, con una gran valentía, había sacado hacia delante a sus dos hijos desde muy pequeños, nunca le perdonó a su marido que la abandonara, para casarse después con otra mujer y marcharse a vivir a Nueva York.
Cuando hablaba con Lily, era una gran experta en hacerse bien la víctima y así hacer sentir culpable a su hija por todo, tuviera razón o no.
Lo que la enfadaba mucho era enterarse de la vida de su hija por un blog en internet, si no fuera por ese blog no sabría nada o casi nada sobre la vida que llevaba su hija, o de si estaba triste o alegre, no le gustaba mucho que Lily compartiera su vida en un blog y menos para personas que no conocía de nada, ella lo quería es que su hija lo compartiera todo con ella, pero las dos eran totalmente incompatibles, por lo que era muy difícil que mantuvieran ambas una conversación cordial y conformista por las dos partes.

Jaime. Es el hermano de Lily. Era seis años mayor que ella, estaba casado con Cayetana y tenían dos hijos, Carlota y Mario.
Los cuatro formaban una familia perfecta. Según Lily, su hermano era la oveja blanca ya que ella se consideraba la oveja negra de la familia.
Era un abogado matrimonialista de éxito en uno de los bufetes del centro de Madrid.
Para Lily siempre fue un gran ejemplo, alguien en quien fijarse y guiarse, pero dejó de serlo en el momento que cambió al conocer a su mujer Cayetana.
Cayetana era una mujer demasiado estirada y la gustaba gastarse el dinero que Jaime ganaba en centros comerciales, en spas y en viajes a Londres, donde según ella le exponían los cuadros que pintaba, ya que parecía ser que era una pintora de renombre en tierras británicas, pero según Lily, los cuadros que pintaba no es que fueran muy bonitos, sino todo lo contrario, pero contando de que esta mujer no era santo de su devoción, pues era evidente de que sus cuadros no la iban a gustar.
Quizás para Lily, su hermano se habría convertido como Cayetana, una persona muy estirada, una persona sin la personalidad y la alegría que tenía antes, aunque ella le adoraba, sentía que Cayetana le estaba apartando de ella, estaba claro que ambas no se soportaban.

El Comando Ensaladilla. Este comando estaba formado por Lily y tres chicas más, todas ellas amigas desde la infancia, eran inseparables. Todas ellas habían cumplido los treinta años, menos Lily que tenía veintinueve, pero la quedaba poquito para cumplir los treinta. Siempre quedaban en el Raiki Beach, un lugar donde a ellas les gustaba mucho acudir, allí cenaban en el restaurante y luego pasaban directamente a la discoteca.
Quedaban una vez a la semana para ponerse al día de lo que les había pasado los últimos días.
Este comando está formado por: Ale, Luisa, Mercedes y Lily, cada una de ellas están bautizadas con un ingrediente distinto que forma la ensaladilla.
Ale era la Aceituna, porque era un hueso duro de roer. Era una pequeña pelirroja entrometida la cual era imprescindible en la vida de Lily.
Era italiana, pero llevaba en España más de veinte años y hablaba el castellano mejor que muchos españoles. Era la más graciosa del grupo, pero también la peor malhablada, menudas cosas podían salir de su boca, sobre todo cuando se enfadaba, al igual que la pasaba a Lily.
Luisa era el Atún, por lo escurridiza que podía llegar a ser a veces. No solamente era compañera de trabajo en la revista Di Sole de Lily, sino que era su gran amiga, su amiga incondicional, era su pack, como le decía Lily cariñosamente.
Luisa era también como su conciencia, una chica con los pies bien puestos en la tierra.
Mercedes era el Huevecito, porque tenía un carácter frágil, era la romántica del grupo y la más cuerda, la más sensata.
Trabajaba en una pastelería, la encantaba el mundo de los cupcakes y las tartas, le salían de maravilla, e incluso todas sus amigas la animaban para que montara su propio negocio porque valía mucho para ello y además, es que se merecía todo lo bueno, pero claro, poner un negocio en estos tiempos que corren, pues es algo muy arriesgado, y más cuando no se tiene dinero para ello.
Y por último '''Lily''', ella era la Patata Cocida, por lo blanca de piel que era.

Mike. Este chico es el monitor del gimnasio a donde Lily acudía. Le conoció en una clase es Spinning, desde entonces Mike no dejaba de insistir en invitarla a tomar algo.
Era algo insistente, pesado diría yo, pero no era mal chico, luego era todo corazón.
Sí que es verdad que se lo tenía un poco creído, pero por lo que Lily decía de él, era un guapo moreno que cualquier chica estaría tan contenta de que un hombre así se fijara en ella.

Roberto. Este chico es el que le rompió el corazón a Lily, después de unos años de noviazgo y con todos los preparativos para la boda, dos semanas antes Lily le pilla en la cama de ambos con otra mujer, fijaros el palo que tiene que ser para una persona, sea del sexo que sea, encontrarte a tu pareja con otra persona, encima dos semanas antes de la boda, y más estando tan enamorada como lo estaba Lily de él.
Era redactor jefe de la revista Sports of  Spain, era un gran periodista deportivo.

Ian. Por último, voy a hablar del hombre del que Lily sin querer se enamoró. Era un hombre muy guapo, moreno y con una preciosa sonrisa. Era un buen chef, una persona con muchas miras de futuro en su trabajo y en el negocio que tenía a medias con su hermano Bruno. Le encantaba los niños y adoraba a su sobrino Álex.
La primera vez que se vieron Ian y Lily no fue en buenas condiciones de ella, pero ahí fue cuando él se enamoró perdidamente de ella, y como siempre, el destino jugó de nuevo su papel y la volvió a ver, esta vez en la carretera donde Lily había pinchado y él la cambió la rueda.
Ella no se acordaba de él, pero él de ella perfectamente, a partir de aquí algo bonito surge de nuevo entre los sentimientos de Lily, algo que quiere negar pero que no puede evitar lo inevitable. En un principio, y como no se acordaba de la primera vez que le vio, le bautizó como “El hombre”, así sería como en un principio le llamaría, hasta que le conociera mucho mejor y se acordara bien de su nombre.

Opinión personal

Cómo os comentaba al principio, tanto su título como su portada me llamaron muchísimo la atención, y ambas cosas me sacaron una sonrisa, por eso sabía que era un libro que me tenía que leer tarde o temprano, ha sido más bien temprano porque no me he podido resistir más, y sinceramente, no me he confundido, me he echado algunas risas con él, para mí ha sido una lectura agradable y fresca, un libro muy fácil de leer, e incluso es tan ameno y divertido que no pude parar de leer, como que me lo leí en tan solamente un fin de semana, así que imaginaros si me enganchó y me gustó.
El libro está narrado en tercera persona, menos cuando Lily escribe en su blog que está escrito en primera, en la novela también nos encontraremos con diálogos, no todo es narración.
Cuando comenzamos el libro nos encontramos con el Prólogo, después el libro está dividido en tres partes y en 36 capítulos, estos últimos no son muy largos, tampoco muy cortos, tienen un intermedio justo.

En cuanto a los personajes, he de decir, que todos ellos nos causarán mucha simpatía, sí que es verdad que algunos te pueden gustar más que otros, pero no es difícil empatizar con cada uno de ellos, sobre todo con la protagonista de la historia, me parece un personaje tierno y que su única inseguridad es en el amor tras un fracaso a las puertas de su boda, y es normal que después de lo que la pasó tuviera miedo al empezar una nueva relación, como es normal que desconfiara por ese miedo a que la hicieran de nuevo daño, es una coraza que nos ponemos cuando somos dañados y no queremos que eso se vuelva a repetir, es lo que le pasa a Lily con Ian, su miedo a que le haga daño como lo hizo en su día Roberto, pues hace que sus dudas hacía él sean constantemente.
Tengo que decir, que otros de los personajes que me ha encantado ha sido Silvia, la madre de Lily, es un personaje muy gracioso y las conversaciones entre ambas son de lo mejor, lo típico de una madre y una hija, la madre se preocupa de sus hijos, en este caso de su oveja descarriada que es su Lilyana, y su hija la tacha a cada momento de pesada a su madre, pero luego en el fondo la quiere más que a nadie, pero esa preocupación excesiva de la madre la agobiaba bastante, es lo que suele pasar, pero uno no sabe lo que es sufrir por un hijo hasta que no se es madre, y es lo que nos pasa después, que comprendemos muy bien de cómo eran nuestras madres con nosotros, porque  aunque no queramos, de una forma u otra, nosotros también nos llegamos a convertir como ellas, lo digo por experiencia propia.
Del personaje de Lily, me quedo con su impulsividad, quizás es porque yo soy igual que ella, soy muy impulsiva, a veces salto y digo las cosas antes de pensarlas, algo que con el tiempo ya voy corrigiendo, ya que esa impulsividad nos acarrea a veces muchos problemas, así que es mejor controlarse y pararse a pensar lo que se dice.
Silvia, al igual que su hija, y después de su separación con su marido, no creía en el amor, no es que no creyera en el amor, si no que no se fiaba de ningún hombre, quizás también por el miedo de que de nuevo fuera abandonada como lo fue por su marido, algo que le marcó muchísimo, pero supo sacar a sus hijos adelante sin ningún hombre a su lado, algo que muchas madres hacen y que son totalmente admirables.
Los personajes están muy bien definidos y como os he comentado, todos son encantadores, quizás, al que se le coja un poco menos de simpatía sea a Roberto, por lo que le hizo a Lily.

Es una novela que está muy bien escrita, ni una sola falta, muy bien estructurado el libro, y con un lenguaje con el que nos encontramos en el día a día, un lenguaje muy sencillo, es el lenguaje normal que solemos tener cuando hablamos con nuestra familia y amigos.
Me ha gustado muchísimo el libro, me ha hecho reír y eso es muy importante para mí, hay momentos en los que estos libros me apetece mucho leérmelos, sobre todo cuando ando un poco baja de moral o en verano, no sé por qué, pero en verano me apetece más leer este género de libros que otros más complicados, esos los suelo dejar más bien para el invierno, al calorcito del hogar, siempre hay un libro para cada momento de nuestras vidas.
En cuanto al final, tengo que decir que más o menos se intuye, pero eso no le resta al libro, para nada sucede eso.

Conclusión

Si habéis llegado hasta aquí, os daréis cuenta de que es un libro que me ha encantado y que no hace falta de que os diga que os lo recomiendo totalmente, con él pasaréis un buen ratito, y además como os comentaba, está muy bien escrito, y libros así da gusto leerlos.
Además de ser un libro no muy amplio, su sencillez hace que te lo leas en poquito tiempo, y encima, engancha desde el principio hasta el final.
Yo sé, que a muchas personas el género Chick lit no les hace mucha gracia, pero de todas formas es un libro que recomiendo sin duda, así que si queréis pasar un buen rato con Lily y sus aventuras, este puede ser vuestro libro para este verano, una lectura fresca e ideal para esta estación del año.


 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare