jueves, 25 de diciembre de 2014

La familia: Alojamiento con tensión completa - Señorita Puri

Publicado por Bejarana 76 en 11:36 2 comentarios



Después de leerme el primer libro de esta autora “Te dejo es jódete al revés”, me quedé con ganas de más, un libro que se me hizo muy corto, así que cuando me enteré que ya tenía este en el mercado no me lo pensé dos veces y me lo compré en Amazon en versión Kindle, también lo hay en papel para quien lo quiera. Así que me lo he leído en estos días que ando algo más liada y no tengo mucho tiempo para la lectura, tan solamente un poquito por las noches, espero empezar con otros géneros de libros que ya me va apeteciendo leer cosas más complicadas, de esos libros que me hacen pensar y que me gustan tanto, como es la novela histórica que soy una enamorada de ella y de la novela negra.
En cuanto me terminé el primero me compré este en versión Kindle, no recuerdo cuanto me costó, ahora cuesta 9.49€, no recuerdo que me costara tanto, o quizá sí, la verdad es que ahora mismo no me acuerdo.
Es un libro muy cortito, tan solamente tiene 232 páginas, por lo que se lee rápidamente.

Señorita Puri

Ya os hablé de ella anteriormente cuando hice la otra reseña, pero para quien no la haya leído, os vuelvo a hablar de ella.
Purificación García es una chica joven madrileña la cual descubrió el mundo de los blogs y decidió hacer uno, pero no solamente eso, si no que dio rienda suelta a su imaginación y escribió su primer libro “Te dejo es jódete al revés”, aunque siempre con el miedo de que no pudiera publicarlo.
Después de su éxito con el primero, la Señorita Puri se lanza con el este y por lo que he podido ver, también ha tenido bastante éxito.
Por lo que pude comprobar en Amazon cuando estuve buscando este, vi que tenía otro libro en el mercado, lo ha escrito junto a otro chico, Roberto López-Herrero, el libro se llama “Antonio mató a Luis en la cocina con un hacha porque le debía dinero”, libro que de momento no creo que me anime con él, pero quizá con el tiempo, nunca se sabe.
Purificación nos agradece a todos los lectores que en algún momento nos hayamos pasado por su blog, porque según ella, sus lectores son el origen de su maravillosa experiencia. También les da las gracias a todos los lectores de su primer libro, ya que ha recibido mucho cariño, y da gracias a todas esas personas que la visitan en Twitter, Facebook y quienes la escriben a su correo electrónico.
He de decir, que Puri es el pseudónimo que tiene para publicar sus libros y para el blog.

Argumento

Ana, la prima de Puri, después de tres años de relación con su novio Carlos deciden casarse, aunque económicamente no están muy bien.
Puri no puede permitir que su prima del alma, no tenga una boda en condiciones, sin casi invitados, ni banquete y que tampoco tenga viaje de novios, con lo que decide prepararles una bonita boda sorpresa con la colaboración de toda la familia y con la ayuda de sus amigas Yoli y Simona.
Si de por sí, organizar una boda es una tarea difícil y más siendo sorpresa, pero además Puri, tendrá que aguantar al pesado de su cuñado, a un primo rapero que lleva siempre los pantalones caídos, una tía muy pija, un tío tirando más bien a un cavernícola muy manazas que se piensa que es un gran electricista, a su madre que no para de cocinar croquetas, a un divorciado adicto a la teletienda y en encima muy movido.
Con todos ellos, Puri pretende que la boda salga con éxito pero… ¿Realmente saldrá todo como ella lo espera? ¿Qué pasará en la preparación de la boda y ese mismo día?
Aquí os lo dejo por si queréis leeros el libro y prefiero que lo descubráis vosotros.

Personajes

Ana: prima hermana de Puri, tan solamente se llevaban poco más de un año, siempre habían estado juntas.
De niñas las gustaba disfrazarse con la ropa de sus madres, como nos ha pasado a muchas de nosotras. De adolescentes, la excusa de Puri para estar con ella en su casa era la de estudiar, pero la realidad era otra, lo que hacían era pasarse todo el tiempo hablando de los chicos que las gustaba a cada una. No solamente hablaban de chicos, también lo hacían de ropa, música, películas y de si habían besado y de cómo las besaban.
Ana siempre fue la preferida de los chicos de la pandilla, era una chica muy atractiva.
Ana para los chicos era la guapa y Puri era la simpática. A sus treinta y ocho años seguía siendo una mujer muy atractiva, aunque el paso de los años también se la notaba.
Se casaba con su novio Carlos, llevaban tres años juntos. Estaba desesperada porque no encontraba un trabajo y eso que lo buscaba y buscaba, pero ese trabajo nunca llegaba.
Unos años atrás había tenido muy mala suerte en el trabajo, la revista donde trabajaba como comercial, quebró, con lo cual la echaron dejándola a deber mucho dinero que no cobró nunca y encima fue desahuciada como mucha gente, pero ella era una chica luchadora, con muchas ganas de vivir. Por eso su boda iba a ser muy sencilla, no tenían dinero.
Ana vivía con su madre Ángela, su padre Enrique había muerto unos años atrás. Ángela era una ama de casa y aficionada a la costura, fue ella quien con esas manos que tenía, le arregló el vestido de novia a su hija.

Paco: tío de Puri. Era un hombre que estuvo mucho tiempo trabajando en el mundo de la hostelería, fue ahorrando poco a poco y con cuarenta años se compró un bar en la sierra madrileña, en un pueblo fantasma de lunes a viernes, pero los fines de semana se llenaba de familias listas para comerse un rico cordero, cochinillo y carnes a la brasa.
En un principio era un bar con no muy buena pinta, pero con ayuda de su mujer Paca lo convirtieron en una arrocería y lo bautizaron como Arroces Paca y Paco.
Sus arroces eran tan ricos que las carnes que se iban a comer los turistas pasaron a segundo plano. Con los años, Paco ganó mucho dinero y se mudaron a un buen chalé en el pueblo, en la zona de las personas adineradas, pero a pesar de eso, Paco seguía siendo un hombre sencillo y humilde, el dinero no le cambió nada.

Paca: mujer de Paco y tía de Puri, a la cual llamaba Cuqui porque iba de señoritinga, ella sí se adaptó muy bien a la nueva vida, formó un círculo de amistades de alta alcurnia. Se operó los pechos y los labios.
No la hacía mucha gracia de que su hijo Josemi fuera rapero, eso para ella era una mancha en la sociedad, pero se tendría que aguantar, ya que su hijo no tenía pensado cambiar porque su madre lo dijera, ser rapero era lo que le gustaba y no lo iba a cambiar por nada.

Josemi: primo hermano de Puri e hijo de Paco y Paca. Tan solamente tenía dieciocho años y a pesar de la diferencia de edad entre Puri y él, se querían mucho y se llevaban muy bien.
Josemi siempre había sido un niño muy cariñoso y tenía los valores tan impecables como los de su padre.
Cuando era pequeñito, Puri se pasaba las horas jugando con él, y Josemi siempre decía que Puri era su prima favorita y aunque en la actualidad era un adolescente y Puri ya era madre y sin apenas tiempo, el cariño no había cambiado.
Era rapero y vestía como tal, tenía un grupo y allí en el chalé era donde ensayaban sin hacerle mucha gracia a su madre, a ella la gustaría que su hijo fuera un niño buen estudiante, que sacara una buena carrera y que no fuera vestido como iba, sino que fuera como un niño pijo, con su jersey en los hombros y sus pantalones de pinza, a lo que hay que añadir, que fuera peinado con la raya a un lado.

María Jesús: Chusa para la familia y los amigos. Era prima hermana de Puri y la hermana de Ana.
Era una chica que nació artista y creció con ese convencimiento, para ella el arte trascendía lo físico y se adentraba en lo metafísico, en la provocación y el desafío.
Tenía una galería de arte en Madrid. Cuando la criticaban por sus obras, ella se defendía de las críticas alegando que hacía arte conceptual pero para el resto de la familia, Chusa estaba como una regadera, no entendían su arte.
Chusa se iba a encargar de hacerle el vídeo de la boda a su hermana Ana.

Tomás: otro de los tíos de Puri. Al pobre le dejó su mujer, se fue de casa cansada de la vida tan gris y monótona que estaba viviendo, esa vida la estaba consumiendo por culpa del triste de Tomás.
Tomás era conductor de autobús y es verdad que la vida que llevaba no era muy activa, siempre con la rutina a cuesta y eso muchas veces llega a cansar mucho.
El pobre hombre tardó en acostumbrarse a la ausencia de su mujer. Sus noches eran de insomnio total y se enganchó a los anuncios de la teletienda, después empezó a apuntarse a los bailes de salón y el baile empezó a formar parte de su vida. Empezó a ir al gimnasio, empezó a cuidarse y cambió muchísimo, siempre con ganas de encontrar a otra mujer que le hiciera caso.

Toñín: también tío de Puri. Hizo un curso de electricidad y se pensaba que ya sabía de todo, él se encargaría de la iluminación de la boda aunque Puri no estaba muy convencida de darle ese cargo, porque era un hombre muy burro.
Puri le quería con locura, pero el hombre no sabía hacer nada, ella le describe como un hombre de Cromañón, con un cuerpo de picador, bajito, regordete, grandote y muy bruto, pero luego era de las personas que tenía un corazón que no le cabía en el pecho de lo noble que era.
Con once años empezó a trabajar como botones en una caja de ahorros y con cincuenta y un años seguía trabajando de botones, aunque no en la caja de ahorros en la que empezó.

Josele: cuñado de Puri. Como casi todo hombre, era un experto en fútbol y de todos los deportes que se le pusieran por delante.
Era de esos que le hacía gracia hacer imitaciones de los humoristas del momento, en definitiva, era un pelmazo.
Era taxista y siempre sacaba partido de todas las conversaciones que allí en el taxi mantenía con el cliente, le daba igual que fuera ejecutivo u obrero, él siempre sacaba de todo aquello algo para luego contar y darlo la vuelta a su manera.
Puri y la familia no le aguantaban y si bebía un poco de más, menos todavía, se ponía peor, más inaguantable.

Sandra: hermana de Puri. Estaba casada con Josele y tenían una niña de más o menos tres añitos.
Sandra era ocho años menor que Puri, cuando se referían a ella en casa lo hacían como “la peque”, después cuando tuvo a la niña con veintiséis años, empezaron a dirigirse a ella como “la niña”, pero aunque tuviera muchos niños y cumpliera años, para Puri y sus padres siempre sería su niña.
Puri y ella se llevaban muy bien y tenía unas manos estupendas para los postres, era enfermera y la encantaba su trabajo.

Madre de Puri: la madre de Puri era como todas las madres, siempre se estaba preocupando por sus hijas, la gustaba cocinar y sobre todo hacer croquetas.
Ella se encargaba de cuidar a Pablito porque como a muchas mujeres trabajadoras les pasa, tienen que dejar a sus hijos con sus madres ya que tampoco pueden pagar una guardería porque la economía no es muy buena.
Los padres de Puri llevaban muchísimos años separados, eran Sandra y ella muy pequeñas, pero las relaciones entre ellos eran muy buenas a pesar de estar separados.

Purificación García (Puri): Puri seguía trabajando en el supermercado, aunque lo de cajera ya lo dejó atrás, ahora estaba en Atención al Cliente, un trabajo que se había ganado con creces pero ella echaba de menos esos días en la caja con sus compañeras, era distinto, el tiempo se le pasaba de otra manera.
Puri era madre de Pablito, un niño de dos años al que adoraba y para ella lo era todo, pero estaba nuevamente embarazada y con una ilusión tremenda.

Opinión personal

Después de hablaros un poco sobre los personajes, os voy a dar mi opinión sobre el libro como hago siempre. He de decir que el libro me ha gustado y que me he reído mucho con él, pero también tengo que decir que no era lo que me esperaba, si lo comparamos con el primero, este es más flojo, le falta algo, yo me esperaba otra cosas distinta y más al leer el título del libro que a mí me atrajo muchísimo.
Es un libro con el que tienes las risas asegurada, pero siempre comparándolo con el primero, no tiene tantos momentos de risas o por lo menos a mí no me lo ha transmitido esta vez, y eso que soy de risa fácil, rápidamente me rio, pero con este libro no ha sido así, hay momentos puntuales, nada más.
El libro está escrito en primera persona donde Puri nos narra todas las peripecias que pasa para preparar la boda sorpresa de su prima Ana, ella quería una boda perfecta, pero conociendo a su familia no sabía si eso iba a ser posible, pero lo intentaría, no todo tiene que salir mal en esta vida y por lo menos su prima tendría una boda en condiciones.
En él, Puri también nos va narrando el día a día de cómo es ser madre de un niño de dos años que por primera vez va a entrar al colegio, esa tristeza que nos inunda cuando le dejamos el primer día allí, y esa sensación de dejarlo abandonado, después vienen todos las enfermedades que los pobres se cogen el primer año en el colegio, parece que todas son para ellos.
A parte de todo esto, Puri también nos recuerda como es viajar con niños pequeños, metemos de todo en la maletas y vamos hasta arriba de cosas que luego quizás ni si quiera utilizaremos, pero que las llevamos por si acaso, toda una odisea viajar así y que en este libro me ha hecho revivir muchos momentos que en su día también los viví yo con mi hijo.
Los personajes están todos muy bien definidos, la verdad es que son unos personajes de lo más normalitos, personas que nos podemos encontrar en el día a día por la calle e incluso en nuestras familias, siempre hay alguno que destaca.
En el libro vuelven a parecer sus amigas del alma y casi hermanas, Yoli y Simona, aunque esta vez han aparecido muy poco, ya me hubiera gustado que Simona hubiera aparecido más en él, pero veo normal que haya dado más protagonismo a los otros personajes. Otro de los personajes que nombra en el libro es a la entrañable anciana doña Úrsula, la cual en el primer libro tiene una gran participación, pero en este no ha sido así.
El libro tiene poquitas páginas, se lee rápidamente y no tiene muchas complicaciones, es un libro de lo más sencillo y es una lectura muy amena.
Está ambientado en Madrid y en un pueblecito de la sierra madrileña que no especifica, pero no lo podemos imaginar según lo describe Puri.
El final es muy sencillo, no te lo esperas y eso está bien, para mí es un final que está muy bien y a la medida del libro, y si os digo la verdad, es cuando más me he reído, casi al final del libro. También he de decir que no me he quedado con ganas de más, con este libro me he quedado bien.

Conclusión

Llegado a este punto y si habéis llegado hasta aquí, os habréis dado cuenta de que es un libro que me ha gustado, aunque también es verdad que me esperaba otra cosa.
También he de decir que está muy bien escrito. Yo os lo recomiendo totalmente, sobre todo si os queréis echar unas risas, queréis pasar un rato agradable y si queréis una lectura sencilla. A veces hay situaciones que son como muy cómicas y yo creo que ella tiende a exagerarlas bastante, pero por lo general es un libro recomendable.





¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2015!


jueves, 11 de diciembre de 2014

Pensión Sotavento - Eva Martins y Cita Franco

Publicado por Bejarana 76 en 9:40 3 comentarios



Hace unos días, Eva Martins, la autora de este libro se puso en contacto conmigo para saber si me gustaría leérmelo y si era así para regalármelo, después de leerme la sinopsis acepté encantada porque ésta me pareció graciosa, así que Eva me mandó un cheque regalo para Amazon y a los pocos días llegó el libro a mi Ipad, no fue inmediato porque estaba aún en preventa. Una vez que lo tuve ya en mi dispositivo me lo leí de inmediato, me vino muy bien porque en esos momento había terminado de leer el que tenía empezado y no sabía muy bien por cual decidirme, y mientras tanto me leí este, y con él voy a celebrar mis 200 opiniones, espero poder escribir otras doscientas, muchas me parece pero nunca se sabe.
Pensión Sotavento, es una novela de humor, se puede encontrar en Amazon, la hay en versión Kindle, tiene 115 páginas y vele 0.89, luego está el libro impreso, el cual es de tapa blanda, tiene 144 páginas y cuesta 3.83€, que como veis, tampoco es nada cara, está muy bien.
Hoy no os voy a hablar sobre la autora como hago siempre, es sorprendente pero no sé nada sobre ella, he estado buscando información y no he encontrado nada, ni si quiera en Amazon, lo que sí creo es que esta es su primera novela por lo menos editada y publicada, y la verdad es que parece una chica también muy maja, esa es la impresión que me dio a mí, y la que tengo sobre ella, sea como sea, espero que tenga mucho éxito en su carrera como escritora y con esta novela, estoy segura de que la va a tener. Así que sin más, paso al argumento del libro.

Argumento

Corren los años noventa y Julián llega a La Isla, un pueblecito de Cádiz, con la idea de dar uno de sus golpes. Para ello buscaba a una mujer viuda, a la cual le hubiera quedado una buena pensión y tuviera una buena cartilla en el banco.
Buscando y buscando, le hablan de doña Victoria, conocida en La Isla como “la patrona”, era la dueña de la Pensión Sotavento y además es una mujer viuda.
Así que Julián decide dejar el hotel donde se hospedaba para hacerlo en la pensión Sotavento para poder llevar a cabo su gran golpe. ¿Logrará Julián dar el golpe? ¿Qué le deparará a Julián en la pensión Sotavento? Aquí lo dejo para que lo descubráis vosotros si decidís leerla.

Personajes

Doña Victoria: una viuda muy conocida en La Isla. Todos en el barrio la conocían y la trataban como “la patrona”, como os comento en el argumento, es la dueña de la pensión Sotavento, la cual estaba situada en el barrio de Gallineras.
Era una mujer con muy mal carácter, su cara aparentaba una gran amargura las veinticuatro horas del día.
Después de morir su marido, cogió la costumbre de hablar ella sola y se enfadaba también con ella misma. Tenía tan solamente 54 años, pero daba de más edad, estaba muy avejentada, tenía el pelo gris y siempre llevaba el pelo recogido con un moño.
Su marido había sido un mercante y en el barrio se comentaba que se había traído unos diamantes de África, mucha gente más bien pensaba de que los había robado, eso no le importaba a Julián, a él lo que le importaba es que doña Victoria tuviera los diamantes en la pensión y los guardara allí.
Doña Victoria sabía que esos diamantes valían mucho, pero por nada en el mundo se podría imaginar cuál era el valor de éstos.
En el barrio se sabía la historia de los diamantes porque la patrona los enseñaba con orgullo para que los vecinos sintieran envidia, era una de las cosas que presumía muy bien.
A doña Victoria le quedó muy poca paga de viudez, la casa no la quiso vender como un solar, no tenía recursos para mantenerla, con lo que decidió reformarla un poco y alquilar sus habitaciones, así fue como montó la pensión Sotavento.

Julián: su profesión era el de “caza viudas”, siempre tenía el mismo plan porque le había funcionado en otros lugares muy bien, con lo que no iba a cambiarlo.
Nunca actuaba solo, tenía a dos compinches, el General y Franco, este últimos era un hombre poco alegre de espíritu, hasta la sonrisa la tenía triste.
Los tres se movían siempre por la misma ciudad pero estaban cada uno en diferentes zonas, era la forma que tenían de hacer un recorrido rápido hasta que daban con la víctima que se adecuara al perfil que ellos buscaban.
Julián lo que quería era una mujer sencilla, que no llamara mucho la atención, que fuera pobre de apariencia pero que luego fuera una viuda con una buena paga, una buena cartilla en el banco y algo más.
Él era un hombre más bien joven, su presencia era muy buena y su trato era exquisito. El hecho de que mirara a todo el mundo por encima del hombro le hacía ser una persona más bien distante y muy repelente, y más si le añadimos los aires de grandeza que tenía.

Anselmo: dueño de un güichi, lo que es una tienda vieja y pequeña en donde además de comestibles se vende vino a granel.
Los vecinos y los demás clientes aprovechaban ya de paso para tomarse allí una copita, incluso él se tomaba de vez en cuando una copita de vino, en cuanto se tomaba un par de ellas, lo largaba todo.

Remedios: vivía en el mismo edificio donde se encontraba la pensión Sotavento. A cambio del alquiler, ella desarrollaba las funciones de portera, algo que las sabía hacer muy bien, así que era la portera del edificio.
Remedios también era viuda, vivía con su hija que no tenía más de veinte años.
Nadie recordaba su nombre porque siempre fue conocida como “la portera”, todos la llamaban así, incluida la patrona.
Ella no perdía detalle a lo que a la vida de los demás se refiere, ella tenía que estar muy atenta en todo para luego contar el chisme que fuera, aunque muchas veces a su manera, mal y al revés, porque estaba muy sorda.

Doña Carmen: una de las vecinas de doña Victoria y Remedios, vivía en el mismo edificio de la pensión.
Allí vivía junto a su marido y una hija adolescente. Era una mujer que ser creía saber de todo, ella siempre intentaba quedar por encima de todo el mundo, y en cualquier discusión no había quien la pudiera llevar la contraria porque se enfadaba.
Su marido era un pobre hombre que trabajaba como vigilante nocturno de una piscifactoría.

Doña Angustias: otra de las vecinas del edifico de la pensión. Era una mujer muy religiosa, ella todo lo arreglaba con una misa, como si todo fuera tan fácil, pero a ella le daba paz.
Su marido pertenecía a la plantilla de camareros del Club Naval de Oficiales, un lugar donde se reunían las viudas de los militares.

Virtudes: su nombre de pila ere este pero como era de costumbre en este barrio, se la conocía por otro nombre, se la conocía por Dolores, y el hecho de llamarla así era porque cualquier tipo de malestar que tuviese alguno de los vecinos, ella también lo padecía, esto suele ser muy habitual en muchas personas, sobre todo en las personas mayores, de edad avanzada y también en las personas hipocondriacas.
Era muy buena mujer, la pobre cuando se quejaba ya nadie la hacía caso, pero por eso ella no dejaba de hacerlo.
Su marido estaba cobrando el subsidio de desempleo y en algunas ocasiones se iba a mariscar, con la suerte después de poder pillar una buena borrachera en los bares del barrio.

Don Manuel y don José: eran unos huéspedes de la pensión y los inquilinos más antiguos. Eran hermanos gemelos y compartían habitación desde hacía años y en sus planes no estaba la posibilidad de cambiarse a otra pensión.
Ambos trabajaron durante muchos años en la misma mercería; una mercería muy pequeña en la que trabajaban de sol a sol y cobrando muy poquito, por eso el dueño de ésta les dejaba dormir en la trastienda del local.
Lo peor vino cuando el dueño de la tienda muere, fue entonces cuando se enteraron de que nunca habían cotizado a la Seguridad Social, pero todo no fue malo, ya que al no tener noticias sobre el nuevo heredero y dueño de la mercería ellos mismos mantuvieron la tienda abierta e hicieron los papeles de autónomos, lo pusieron todo en regla, y empezaron a ingresar los beneficios en una cuenta bancaria, con lo que cuando les llegó la jubilación cerraron la mercería y empezaron a disfrutar de las ganancias ahorradas, no es que tuvieran mucho, ni tampoco eran ricos, pero por lo menos tendrían una vejez asegurada.

Don Justo: otro de los huéspedes de la pensión. Era un maestro jubilado y también era historiador local pero frustrado. Se conocía el pasado de La Isla al dedillo, cuando estaba en esos momentos buenos de la vida empezó a escribir un libro titulado “La Isla de León y sus personajes ilustres”. Nunca terminó el libro, tampoco reparaba en él, pero lo mantenía vivo en su recuerdo.
Su nombre real era Matías, pero por tener el feo hábito de poner en todas sus frases la palabra “justo”, a consecuencia de esto se le quedó el mote.
Era un hombre que no hablaba mucho y cuando hablaba cuidaba mucho sus palabras para no equivocarse.

Serafín: también huésped de la pensión, al igual que los otros tres, este también era un inquilino fijo. Dormía en la misma habitación que don Justo desde que llegó Julián a la pensión.
Era un huésped muy peculiar, era homoxesual y sin prejuicios, algo que me parece muy bien que sea un personaje que no escondiera su condición sexual y que no se avergonzara de ello.
Desde que él llegó a la pensión, la convivencia en la casa se había vuelto alegre y divertida, había cambiado. Es un personaje muy gracioso, a mí personalmente me ha gustado mucho.

Opinión personal

Después de describiros un poquito a los personajes de esta novela, he de decir que es un libro que me ha gustado mucho, no me ha defraudado nada, incluso me ha gustado más de lo que pensaba que me iba a gustar.
La novela se desarrolla en La Isla, o La Isla del Mirador, como se la quiera llamar, las dos formas son válidas y allí, en el barrio de Gallineras ocurre toda la trama. Era un barrio marinero donde abundaban los patios de vecinos y las tortillas de camarones, y no solo eso, si no que eran barrios llenos de bares donde por un precio económico se podía comer el pescado recién pescado. Este barrio era muy conocido por “la ruta del pescado” porque para los forasteros empezaron a tener cierta fama por esta razón. El libro está ambientado en el año noventa, donde estaba vigente la peseta.
En La Isla había muchas viudas pero ninguna al alcance de Julián, ya que todas ellas solamente se reunían en el Club Naval de Oficiales, y Julián ahí no podía entrar porque al club solamente podían entrar los socios o los mismos militares. Todas ellas eran mujeres difíciles de acceder porque se movían en círculos cerrados, era muy difícil llegar hasta ellas.

Es un libro con el que me he echado algunas risas, hay muchas escenas entres los personajes que son muy graciosas, es que los personajes son muy graciosos, incluso Julián, y todos, el que más o el que menos eran unos chismosos, les gustaba bien el chisme.
En un primer momento, parece que Julián va a ser el protagonista de la novela, pero después son todos los personajes los que tienen su protagonismo, aquí todos eran protagonistas, ninguno se quedaba atrás, todos participaban de esta locura, porque es lo que era la pensión Sotavento, una auténtica locura.
Es un libro que se lee muy rápidamente porque tiene muy pocas hojas, es sencilla y está muy bien escrita. Está narrado en tercera persona, aunque he de decir que hay más diálogo que narración, quizá haya a personas que le canse mucho el diálogo y viceversa, a mí se me ha hecho muy ameno, no se me ha hecho para nada pesado.
No sé por qué, pero en algunas ocasiones se me vino a la mente Hostal Royal Manzanares, aquella serie de Lina Morgan, que tanto me hizo reír también y con la que pasé unos buenos momentos, lo mismo me ha pasado con este libro.
Hay momentos en él, entre los diálogos de los personajes que son situaciones disparatadas y eso le hace especial.
En cuanto al final, tengo que decir que me sorprendió muchísimo, no me esperaba ese final, pero es que hasta el final me parece gracioso pero es un buen final, me gustó.

Conclusión

Es un libro que os lo recomiendo totalmente, os pasaréis unos ratos muy buenos. Es un libro lo pueden leer ambos sexos, no me gustaría que se pensara que solamente es un libro para mujeres porque no es así. Es una lectura muy sencilla, un libro fácil de leer y es un libro para esas veces que no te apetece leer cosas más complicadas y que sobre todo lo recomiendo si tienes ganas de pasar un buen rato. Para terminar, decir que yo he disfrutado mucho leyéndolo.



sábado, 6 de diciembre de 2014

Te dejo es jódete al revés - Señorita Puri

Publicado por Bejarana 76 en 10:46 2 comentarios


Hoy os quiero hablar sobre uno de los libros que me ha acompañado este verano. He tenido un verano muy movido y con la boda de mi hermano ha sido un poco estresante, y siendo yo la madrina más todavía, con lo que una amiga viéndome como estaba, me pasó este, me dijo que me iba a relajar con él y que iba a pasar unos buenos ratos, así que sin pensármelo dos veces me lo leí.
Te dejo es jódete al revés, es un libro del género chick lit, su autora es la señorita Puri, luego como siempre hago, os hablaré de ella.
El libro lo hay en papel, el cual es de tapa blanda, tiene 232 páginas y vale 16.90€. Luego para los que queráis el libro en versión Kindle, también lo hay, tiene 170 páginas y vale 6.64€, hay los dos formatos para poder elegir. Está editado por Espasa Libros.

Señorita Puri

La señorita Puri es el seudónimo de una bloguera que dice llamarse Purificación García.
Según Purificación, ella se gana la vida trabajando en un supermercado, primero empezó como cajera, después pasó a atención al cliente y actualmente está en las oficinas.
Estudió hasta COU y después hizo unos cuantos cursos, era una chica muy aplicada.
Siempre la gustó escribir, pero como les pasa a muchos autores, el escribir un libro y luego el probar suerte con una editorial que la editara sin problemas, la parecía un gran esfuerzo para los escasos resultados que el destino y las probabilidades prometían.
En octubre de 2007 descubrió el mundo de la blogosfera, un mundo de buenas ideas, así que dio rienda suelta a sus ganas de escribir y fluyó este libro.
La señorita Puri ha sacado otro libro llamado La familia: alojamiento con tensión completa: cómo sobrevivir a tíos, primos, cuñados y la madre que los parió a todos. Como veis, es un título muy largo, pero promete, yo ya le tengo en versión Kindle, también lo hay en papel.
Aquí os dejo la dirección de su blog por si os queréis pasar por él, aunque me imagino que muchos de vosotros ya conocéis los libros y el blog. La dirección del blog es: http://www.senoritapuri.com/

Argumento

Purificación García (Puri) es una chica felizmente casada hasta que un día descubre que su marido la es infiel. Después de ocho años, casi nueve de matrimonio, todo se rompe y la separación es inminente.
Tras un tiempo largo de lágrimas por la situación, Puri decide que no merece la pena llorar más por ese hombre que la había hecho tanto daño, con lo que empezó a rehacer su vida y a salir más a menudo con sus mejores amigas, Simona y Yolanda, ambas eran como dos hermanas para ella y la ayudarán mucho en ese trance tan doloroso para Puri.
¿Qué pasará con Puri? ¿Logrará rehacer su vida? Eso lo tendréis que descubrir vosotros si os decidís a leerlo.

Personajes

Purificación García (Puri): era una chica joven, tan solamente tenía 31 años, su fracaso matrimonial la partió por medio, pero no la hundió. Su marido no fue su primer amor, pero sí fue el amor más intenso, ese amor tan fuerte que te agarra y te lleva con él.
Puri era una cajera en el supermercado, antes de llegar a ese trabajo, a los diecisiete años fue relaciones públicas del bar de moda de su barrio, a los diecinueve años estuvo trabajando en la peluquería de su barrio, después estuvo en otros tantos trabajos pero al final se quedó como cajera, y eso que tenía la carrera de Filología inglesa, carrera que no la sirvió mucho a la hora de buscar trabajo.
Estaba muy unida a sus amigas Yolanda y Simona, las tres eran como hermanas, y aunque sus amigas eran totalmente distintas entre sí, ella las adoraba y pasaba unos buenos ratos con ellas.

Simona: una de las mejores amigas de Purificación, era como una hermana para ella.
Trabajaba como camarera, no tenía estudios superiores, era madre soltera de una niña de cinco años llamada Candela, con un mes de embarazo, su novio desapareció, pero tras contratar a unos detectives y abogados, Simona le encontró y tras una sentencia consiguió que la pasara una paga mensual para su hija.
En realidad su nombre no era Simona sino que su nombre original era Cecilia, Simona era un apodo que la habían puesto las amigas y llevaba con él toda su vida y ya se había acostumbrado a su apodo, tan solamente sus padres la llamaban Cecilia.
Era de las que le gustaba leer las revistas de cotilleos. La gustaba también cocinar pero no lo hacía nada bien, aunque ella ser pensaba que sí y de hecho se creía una gran chef, Purificación prefería comer una hamburguesa antes que la comida de ella.
Simona es uno de los personajes que me ha hecho mucha gracia, es muy graciosa.

Yolanda: es la otra de las mejores amigas de Purificación. Era escritora de libros de viaje, y una lectora compulsiva. Esta chica provenía de una familia de clase alta.
Tenía una gran vocación por su profesión literaria y para escribir sus libro se había puesto hasta un burka con cuarenta y cinco grados de calor en Afganistán, sobreviviendo a monzones y a sequias, recorrió medio mundo, comiendo serpientes, saltamontes, hormigas, alacranes, etc., tan pronto visitaba una playa de postal como que visitaba el sitio más infecto y miserable, para ella todos esos lugares la resultaban igual de atractivos y en todos ellos veía un reto distinto y una oportunidad de seguir aprendiendo y viviendo aventuras, era una gran superviviente.
Amaba el cine tanto como su profesión, sobre todo la gustaba las películas en versión original, cosa que al Simona y a Purificación no las gustaba, se aburrían mucho viendo películas con ella, pero aun así las veían las tres juntas.
Tras licenciarse en Económicas fue contratada como consultora en una Multinacional, y con veinticuatro años y dos de experiencia ganaba muchísimo y a los veintiocho años su puesto era muy bueno y ganaba todavía más, su sueldo era muy bueno para una chica tan joven, y había conseguido mucho profesionalmente, las cosas le iban perfectamente. Como veis, ella sobresalía bastante pero no la importaba, ella adoraba a Purificación y a Simona, su trabajo y sus ganancias no la impedía pasar buenos ratos con sus amigas que no disponían de tanto, es algo que no tiene por qué influir entre las relaciones, ella era una chica de lo más sencilla.

Justo: era el jefe de Purificación. Ella le describía como un hombre gris, metódico, cuadriculado y puntilloso hasta la exasperación.
En sus manos siempre llevaba un lápiz y una libreta pequeña, en ella siempre apuntaba todo, algo que quizá hacía para después mandarlo a intendencia para poder demostrar lo bien que hacía su trabajo.

Juan: dentro de los clientes, Purificación y sus compañeras los tenían clasificados por grupos a sus clientes, y Juan pertenecía al grupo de los raros y le conocían como “El raro”.
Era periodista, tenía tan solamente un año más que Purificación y era mexicano.
Siempre que acudía al supermercado, pasaba a pagar por la caja de Purificación.
Era de los que compraba cosas de poco valor como lápices, gomas de borrar, cuadernos, etc., pero lo más gracioso de todo esto es que a veces pagaba con tarjeta de crédito.
Era un chico que tenía una sonrisa muy agradable, pero era muy tímido.

Deisy Freedom: era una compañera de Purificación en el supermercado, estuvo poco tiempo, estaba sustituyendo a otra compañera que estaba de baja por maternidad.
Deisy era ecuatoriana, Purificación la describía como una chica bastante rellenita pero que tenía una cara muy bonita.
A esta chica la gustaba mucho el oro y lo llevaba siempre encima. Movía el cuerpo fenomenalmente al son de la música, y lo movía sin importarle nada de que hubiera gente en el supermercado o en la caja. Puri envidiaba ese movimiento de cuerpo que tenía, ella era incapaz de moverlo así, y eso que lo probó, pero casi deja los dientes en el suelo.
No la importaba estar rellenita, estaba contenta con su cuerpo y la daba igual los cánones de belleza, tener un cuerpo diez no era algo que la preocupara, no tenía ningún complejo, y eso para Puri era algo liberador y maravilloso.
Deisy era una chica que no quería mezclarse con sus compañeros, se limitaba solamente a saludarlos todos los días y por educación. Tampoco era de las que hablaban de su vida, pero tampoco se interesaba ni preguntaba por la de los demás, era algo indiferente para ella.
Se la veía una chica humilde y que lo único que la interesaba era trabajar, nada más, pero nunca se sabe que se puede esconder detrás de una persona, a priori, la imagen de esa chica era así.

Doña Úrsula: esta señora era una clienta del supermercado donde trabajaba Puri. Era una anciana de 84 años, pertenecía al grupo de los clientes maravillosos, era una mujer muy tierna, entrañable, con su pelo gris y siempre llevaba un bonito y cuidado moño.
Acudía diariamente al supermercado, se pasaba el tiempo allí con más ánimo de conversar y combatir su soledad que de comprar.
Para la edad que tenía, era un ancianita que caminaba recta, no se encorvaba nada, daba pequeños pasos, pero siempre firmes.
Tenía la picardía propia de una mujer de su edad, se las sabía todas y aunque era un poco metiche, luego era una buena mujer.
Gracias a ella, Puri encontró piso después de buscar muchos y ninguno la convencía hasta que la anciana se enteró de su búsqueda y se lo arregló todo.

Opinión personal

Cuando mi amiga me recomendó el libro, vi su portada y leí su título, ya me hizo gracia, me parece que tiene una portada muy simpática y el título está muy acertado, si lo hubiera visto en la librería, sí que me lo hubiera comprado porque llama la atención, tuve una buena impresión con él a primera vista y la verdad es que no me he confundido.
Es un libro que me ha encantado, nuestra protagonista Purificación García, nos narra su vida desde que su matrimonio se termina, y lo cuenta de una manera que te tienes que reír con ella. Me he echado unas buenas carcajadas con el libro, en esos momentos que me ponía a leerlo se me olvidaba todo el estrés por el que estaba pasando, me relajaba muchísimo, me hizo desconectar y eso es de agradecer.
Me gusta cómo está escrito el libro, además de estar muy bien, el lenguaje que utiliza la autora es muy sencillo, un lenguaje que podemos encontrar día a día en la calle, eso hace que el lector de a pie conectemos mucho mejor.
No solamente es sencillo su lenguaje, si no que su lectura es igual de sencilla, no tiene complicación alguna y se lee rápidamente porque es muy cortito, en dos días como mucho se lee, yo por falta de tiempo tardé unos dos días más pero es que solamente lo leía por las noches un ratito.
En cuanto a los personajes, he de decir que están muy bien definidos todos, me han gustado muchísimo, Simona me parece un personaje de lo más gracioso junto a la anciana doña Úrsula, eso no quiere decir que los demás no lo sean, porque empaticé con todos, tienen algo especial cada uno de ellos, incluso Justo, el jefe de Purificación.
Cuando antes he dicho que según cuenta las cosas no queda más remedio que reírse, es porque las cuenta con mucha gracia, desde como describe a los personajes, como nos cuenta la forma de pagar de algunos clientes y de cómo compran, hasta de como por primera vez que acude al gimnasio o de como cocina su amiga Simona.
Es verdad que al principio es un libro que no te puede decir nada, pero después según se van pasando las páginas coge cuerpo y hace que nos encontremos cómodos leyéndolo, es un libro que va mejorando cada página, al menos eso me pasó a mí, el comienzo del libro no es muy allá, pero luego es cuando viene lo mejor, cuando Purificación decide rehacer su vida y salir de casa,  y no llorar más por su ex marido.
El final me pareció muy sencillo pero bonito a la vez, no es nada previsible, a mí personalmente sí que me gustó bastante, no me decepcionó como lo pueden hacer otros finales de otros libros, me parece un final adecuado, sin más.

Conclusión

Es un libro para pasar un buen rato, con él te ríes y te hace olvidar y desconectar un poquito del día a día, sobre todo para desconectar viene muy bien, si has tenido un mal día o simplemente regular, es el libro idóneo, por lo menos conmigo lo consiguió. Como comentaba antes, es un libro muy sencillo, se lee muy bien, es de los libros que se suelen leer cuando no apetece leer libros complicados, a veces gusta hacer un paréntesis entre libro y libro.
Os lo recomiendo totalmente, se pasa tan buen rato con él que hasta se hace muy corto, me hubiera gustado que se hubiera alargado un poquito más, así que pronto comenzaré a leerme su segundo libro, a ver si disfruto tanto o más que con este.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare