lunes, 30 de junio de 2014

Algo más que vecinos - Isabel Keats

Publicado por Bejarana 76 en 21:46 2 comentarios


Algo más que vecinos es una novela romántica escrita por Isabel Keats. Se puede encontrar en papel y también en formato digital.
En formato de papel es de edición de bolsillo, por lo cual es de tapa blanda y cuesta 12,90 €, pero si por el contrario lo queréis en formato digital, éste cuenta 2.99 €.

Isabel Keats

-----------------------------------------------------

Isabel Keats fue finalista del I Premio de Relato Corto Harlequín con su novela El protector y también fue finalista del III Certamen de novela romántica Vergara – RNR.
Es una mujer que siempre ha disfrutado leyendo novelas de todo tipo.
Hace pocos años empezó a escribir sus propias historias y varios de sus relatos han sido publicados, tanto en pape como en formato digital.
Escribir, hoy por hoy, es lo que más le divierte y espera poder seguir haciéndolo durante mucho tiempo.

Argumento

-----------------------------------------

Leopold es un rico hombre de negocios, inglés y de familia aristocrática, es serio y está obsesionado por su trabajo.
Una noche por primera vez ve desde la terraza de su casa a la que, en un primer momento, piensa que es la amante de su viejo vecino.
Catalina, la nueva vecina del piso de al lado, es una joven extrovertida y muy generosa que disfruta ayudando al prójimo. En cuanto Catalina cruza dos palabras con su estirado vecino Leopold, decide que, aunque él mismo no lo sepa, es un hombre infeliz que necesita ser salvado de sí mismo.
A pesar de la gran atracción que surge entre ellos, Leopold trata de mantener a la impertinente y alocada Catalina a distancia; él no está dispuesto a que su irritante vecina, por muy adorable que sea, derrumbe las barreras que tanto le ha costado levantar a su alrededor. Pero, sin embargo, el destino parece ser que tiene otros planes para ellos.

Personajes

--------------------------------------------

Leopold Gallagher: era un hombre muy atractivo, rubio, con el pelo muy corto y sus ojos eran de un gélido gris acero que resaltaban en su rostro moreno, eran unos ojos impenetrables. Tenía cuarenta y dos años, soltero y le gustaba mucho ir de flor en flor, aunque pensaba que ya había llegado la hora de asentar la cabeza y formar una familia.
Era el típico hombre del cual ninguna mujer se le resistía y cualquiera estaba dispuesta a estar con él.
En un principio, a Catalina no le agradaba mucho porque según ella, parecía un aristócrata recién salido de una revista de sociedad, todo afabilidad y buena educación, pero había algo en él que resultaba frío y extremadamente distante, a Catalina la  perturbaba de una manera extraña, él la encontraba tremendamente descarada y no estaba seguro de que le gustase la forma que tenía de mirarle con esos ojos burlones, era una mujer imprevisible, no quería y lo mejor hubiera sido evitar todo contacto con ella, sin embargo cada vez le apetecía estar más a su lado.
Catalina decía también de Leopold que era de esos tipos de hombres TOP; Trabajador obsesivo y prejuicioso. Un hombre predecible como el tiempo en Inglaterra.
A Leopold nunca le había gustado que le llamaran Leo y así se lo hizo saber a sus amigos pero sin embargo, y por una extraña razón para él, a Catalina la dejaba que le llamara así y no le importaba para nada, no le irritaba como solía pasarle.

Catalina Stapleton: era una chica de treinta y tres años, aunque Leo pensaba que era muchísimo más joven.
Al contrario que a Leopold no le gustaba que le llamaran Leo, a ella le gustaba que la llamaran Cat y así se lo hacía saber a todos sus amigos, familiares y a las personas que iba conociendo.
Era una chica muy bella, tenía la melena ondulada que le caía por su espalda en una gama de colores que iba del castaño al dorado; sus ojos eran marrones, enmarcados por unas largas y espesas pestañas, eran inmensos y ligeramente rasgados.
Cat era medio española, su madre se fue a trabajar a Inglaterra cuando tenía veinte años y allí conoció a su padre y se casó con él.
Para Catalina, Leopold siempre le había parecido un hombre frío y distante, la rigidez de su figura y de sus gestos indicaban que procuraba mantenerse al margen de lo que ocurría a su alrededor, pero después, era un hombre demasiado educado.
Cat era una chica que desde muy pequeña, cuando no recogía de la cuneta a un perro atropellado al que le faltaba una pata, era un gatito medio tuerto que había encontrado en un cubo de basura. En el colegio, cualquier niño que sufriera el acoso de sus compañeros sabía que podía contar con el apoyo de la pequeña Cat, capaz de enfrentarse a chicos de tres veces su tamaño sin parpadear.
Sus hermanos mayores se burlaban de ella llamándola Santa Catalina de Asís y se reían en cuanto la veían llegar con cualquier lamentable criatura trotando detrás de ella con adoración.
Pintaba muy bien y era profesora de dibujo, trabajaba con personas discapacitadas y era una chica de lo más sencilla, algo que gusta mucho en las personas.


Paul Winston: era el vecino de Leopold y tío de Catalina, al cual ésta le llamaba tío Pip.
Paul era más bien un hombre solitario y algo huraño. Leopold no se llevaba mal con él pero tampoco habían comido nunca juntos. Leo no entendía como una chica como Catalina estuviera con un hombre tan mayor y el hecho de vivir Paul con Catalina, una chica joven, iba a repercutir en sus costumbres más queridas.
Leo tenía un concepto algo equivocado de este hombre, quizá porque no le conocía lo suficiente y se había hecho una idea de él en su cabeza.

Alison Parker: esta chica y Leopold estaban inmersos en una relación intermitente que duraba casi dos años. Alison trabajaba en un bufete de abogados que en el pasado había llevado varios asuntos de Gallagher & Asociados, y solía ser su pareja en los bailes y eventos sociales a los que a menudo le invitaban.
Era una mujer que había triunfado en su carrera; entendía a la perfección lo importante que era para Leopold su trabajo y no trataba de agobiarle con demandas imposibles.
Alison era una mujer hermosa y tenía muy claro lo que quería. Hacía tiempo que Leo sospechaba que ella se quería casar con él y se lo había sopesado, ya con cuarenta y dos años, iba siendo hora de formar una familia y Alison era la mujer perfecta para él.

Diego Torres y Fiona Danson: Diego además de ser amigo de Catalina, era el dueño de la galería de arte donde ella y sus alumnos exponían sus cuadros.
Fiona era la mejor amiga de Catalina, ella y Diego habían tenido una tormentosa relación durante casi tres años, hasta que Fiona lo dejó por uno de los jóvenes artistas que exponían en la galería de Diego, desde entonces, no podían verse sin intercambiar alguna que otra pulla.

Opinión personal

----------------------------------------------

Después de hablaros un poquito sobre el argumento y los personajes, tan solamente me queda daros mi opinión personal.
Es un libro que es muy cortito, tan solamente tiene 240 páginas y se lee rapidísimamente, sobre todo porque nos tendrá enganchados desde la primera página hasta la última.
Personalmente es un libro que me ha encantado, nunca pensé que eso sucediera ya que si yo lo hubiera visto en una librería no lo hubiera comprado, quizá porque tanto el título  como la portada no me llamaban mucho la atención, pero me lo regaló un amigo, y no dudé nada en leérmelo a los pocos días de traérmelo.
Cuando empecé a leerlo, no lo hacía con muchas esperanzas de que me gustase, pero me equivoqué y me alegro mucho de habérmelo leído.
Es un libro que tiene muy pocos personajes y la verdad es que se agradece, no hace falta que un libro tenga muchos personajes para que sea una novela buena.
Los personajes están bien definidos y se tiene con ellos mucha empatía, sobre todo con Catalina, es un personaje que me ha encantado y el de Leopold también está muy bien, aunque esa frialdad que tiene con Cat a veces, no me acaba de gustar.

La historia entre los protagonistas está cargada de mucha tensión sexual, los celos juegan también una parte importante y en ocasiones, en la historia se presentaba la ternura y el romanticismo.
En esta historia, me dio mucha pena como los dos intentaban alejarse el uno del otro porque se estaban enamorando, se negaban a amarse, quizá por miedo a un fracaso emocional, y ponían escusas, Cat se alejaba de Leopold, porque ella pensaba que éste estaba prometido con Alison y no se quería meter entre ellos dos; y Leopold se alejaba de Cat, porque según él era muy alocada y no la aguantaba, pero luego en la realidad, el uno se moría por el otro, pero el destino siempre estaba ahí presente.
Es una historia muy bonita que nos hará sentir muchas cosas, es un cúmulo de emociones tanto positivas como negativas, y eso me gusta, que un libro me haga sentir y que me enganche desde el principio hasta el final.

Para terminar, tan solamente me queda deciros si os la recomiendo, y personalmente, os la recomiendo totalmente, seguro que os va a gustar muchísimo, no soy mucho de pensar que hay lecturas para mujeres y para hombres, creo que nos puede gustar más o menos a unos que a otros, y esta novela creo que gustaría más a las mujeres, pero no por nada, sino por la historia en sí, pero igualmente le puede gustar a un hombre, no tiene que ver nada, así que la recomiendo a ambos sexos.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare