viernes, 17 de enero de 2014

Cruce de caminos - Marga Gil Benítez

Publicado por Bejarana 76 en 18:26 2 comentarios


Cruce de caminos cayó en mis manos porque Marga, su autora me lo regaló y me hizo una ilusión enorme, además es que me puso una dedicatoria preciosa al principio del libro y luego al final.
El libro consta de 247 páginas, divididas en 22 capítulos, algunos no muy largos. Su encuadernación es de tapa blanda, no lo hay para libro electrónico, y en cuanto al precio es de 19€, os lo envía la autora directamente, nada más hay que escribirla al siguiente correo electrónico: buzondepenelope@hotmail.com, y si lo queréis dedicado, que me imagino que sí, ella os lo manda dedicado. Ahora también se puede adquirir en formato Kindle por 2.68 € en la siguiente dirección: http://www.amazon.es/dp/B00JNK4QYE/ref=cm_sw_r_fa_awdl_dcNstb115QXWD

Marga Gil Benítez
...................................................................

Marga Gil Benítez nació en Jerez de la Frontera en el año 1970. Hasta hace poco vivió en Málaga capital, pero por motivos laborales se trasladó a Fuengirola, dónde vive desde entonces.
Marga, con una edad temprana, ya tenía muy claro que quería ser escritora y aunque la vida le ha llevado por otro lado, no es hasta hace dos años que publica su primera novela.
Cruce de caminos es un proyecto que está muy elaborado durante años y pulido con mucho esmero.
La novela es de género policiaco y recibió el primer premio en la Primera Convocatoria de Novela Powering The Arts en el año 2011.
Marga también es autora de numerosos relatos cortos que todavía no se han publicado, pero tiene en proyecto una nueva novela de intriga, que espero que pronto salga a la luz porque es una mujer que escribe muy bien, se nota que su vocación es la escritura.
A Marga la conocí por Facebook y es un encanto de mujer, es como un ángel, tiene algo especial, me alegro muchísimo de haberla conocido y de tenerla como amiga, y le tengo que dar las gracias por darme la oportunidad de leer su gran libro.
Aunque se lo he dicho a ella, quiero decírselo otra vez, que no abandone su sueño y siga escribiendo que lo hace de maravilla, seguro que algún día llegará muy lejos.

Argumento
......................................

De nuevo es encontrado el cadáver de una chica, esta vez en la carretera de Ojén, fue encontrada por un vecino del pueblo.
El cuerpo estaba semienterrado al igual que las dos chicas asesinadas anteriormente.
El cuerpo pertenecía a Victoria Canales Martín, una chica de 22 años, era hija de un conocido empresario de la capital.
Victoria era una chica que llevaba una doble vida, era una estupenda estudiante de Derecho, pero después se dedicaba a la prostitución de lujo, dato que la familia desconocía. Todos estos casos de asesinatos los llevaba el inspector Martín.
Por otro lado se encuentra Arturo Sanjulián, un detective privado que hacía unos años que no ejercía su profesión y roto de dolor por la muerte de su hermano, se empezó a refugiar en la bebida con lo que decide acabar con su vida dada su situación por la que estaba pasando, así que en una noche fría y en estado de embriaguez, Arturo se tira por un puente, pero alguien le salva de la muerte.
Arturo piensa que ha sido una mujer quien le saca del agua y le salva de la muerte, no lo puede asegurar porque no le dio tiempo a ver la cara de esa persona porque cuando se dirigía otra vez a quitarse la vida de nuevo, éste notó un buen golpe en la nuca y del golpe se quedó sin sentido.

Personajes
..................................................

Arturo Sanjulián Luna: nuestro protagonista de la novela, cuando despierta del golpe recibido no recordaba nada y se encuentra en la fría habitación de un hospital, le tuvieron que hacer un lavado de estómago, pero allí se encontraba también un agente que le leyó sus derechos ya que le acusaban de embriaguez, de agredir a una mujer en la vía pública y también estaba acusado por fustrado y reiterado intento de suicidio.
Junto a su hermano tenía un despacho de detectives privados. Era mucho lo que quería a su hermano, por eso cuando murió se echó las culpas así mismo porque le correspondía a él estar en el lugar de Pablo, pero el destino quiso que fuera así.
Para Arturo la muerte de su hermano fue un gran golpe, los amigos de toda la vida poco a poco se fueron alejando de él hasta que le dejaron prácticamente solo, incluso su pareja también le dejó, porque ella no le comprendía, tan solamente le quedó un grupo muy reducido de amigos, algunos de ellos eran todavía más borrachos que él.
Arturo se quedó tan estancado que era incapaz de mirar hacia delante y de luchar por lo poco que le quedaba, por eso decidió que lo mejor era quitarse la vida, no quería vivir y se negaba a hacerlo.
Arturo vivía en un edificio viejo el cual tenía cuatro plantas y encima sin ascensor.
El edificio tenía dos pisos por planta, así que en total vivían ocho familias, él vivía en la cuarta planta y tenía por vecinos a una pareja de hermanos ya ancianos.

Pablo: el hermano de Arturo que era tres años mayor que él y mucho más sensato que Arturo y también más intuitivo, por eso era un buen detective y también una gran persona, estaba casado con Clara y tenía dos hijas, Angelines y Esperanza.
Pablo no mereció morir y menos de la forma que murió.
Pablo fue asesinado por una chica de 16 años, esta chica estaba enamorada de un hombre de 38 años y además pederasta.
Éste por vengarse de ellos por devolver a la chica a sus padres cuando los dos se escaparon, se saltó la vigilancia de sus padres y volvió a ver a la chica, una vez más la volvió a engañar, pero esta vez para que hiciera lo peor que se puede hacer, acabar con la vida de una persona.
La chica influenciada por el hombre del que estaba enamorada, entró en el despacho donde en ese momento estaba Pablo solo y sin compasión le disparó a bocajarro y Pablo murió en el acto.

Otto von Hoffman: abogado de la chica que asesinó a Pablo. Era el mejor abogado de la ciudad, tenía un bufete de abogados llamado Hoffman & Hoffman.
Era un abogado muy astuto, hizo creer al juez que la chica había sido víctima del acoso sexual por parte de Pablo, que pretendió violarla y en defensa propia ella le arrebató la vida.
Para el caso compró a unos testigos falsos los cuales jamás estuvieron en la escena del crimen y también hizo creer al juez que el amante de la chica estaba en ese momento en el Caribe, cosa que comprobó con un billete de avión que lo confirmaba.
El padre de la chica quería dar una imagen de su hija, inmaculada y no le importaba nada echarle toda la culpa a Pablo, una persona que ya no se podía defender.
Este señor hizo muy bien su papel de abogado y jugó muy bien pero esto es muy normal cuando el cliente tiene dinero y fama, estas dos cosas todo lo puede, así que el abogado consiguió que la chica saliera limpia de toda esta historia pero la imagen de Pablo fue manchada y destruida. Desde ese momento, se convirtió en el peor enemigo de Arturo y éste, antes tal injusticia fue cuando empezó su autodestrucción, no lo pudo soportar, además del dolor por la muerte de su hermano, también que mancharan su imagen, no lo soportaba.

Marco: este hombre era el médico que le hizo el lavado de estómago a Arturo, se conocían desde hacía algo más de 30 años, se criaron casi juntos, eran como hermanos ya que vivían puerta con puerta, compartían los mismos amigos, mismo colegio y también alguna vez compartieron la misma novia.
Era un hombre bajito, cojeaba de la pierna derecha pero esas cosas no le restaban atractivo.
Era pelirrojo, con algo de pecas, los ojos de color miel, la piel blanca y con un cierto aire de ingenuidad, aunque ya pasaba de los cuarenta años.
Ese aire de ingenuidad volvía locas a las mujeres, le miraban como a un hombre que estaba necesitado de atenciones y afecto, pero aunque Marco era un hombre muy solicitado por las mujeres, no solo en su puesto de trabajo, sino también fuera de él, le era totalmente fiel a su mujer.
Marco era uno de los pocos amigos que le quedaban a Arturo y junto a su compañero de trabajo Rubianes de Soles, ambos forenses, colaboraban con la policía.

Morlaco: este chico se dedicaba a delinquir. De joven había sido boxeador y llegó a ganar el campeonato de España, pero en su último combate fue golpeado de tal manera que le dejó postrado en la cama de un hospital durante seis meses en coma, tuvo que dejar el boxeo y fue cuando empezó a delinquir. Cuando encontraron el cadáver de Victoria le interrogaron porque un día antes del asesinato de la chica le vieron con ella.
Arturo conocía al Morlaco y de él decía que era el mejor sabueso que había en la ciudad, tenía un buen olfato y nunca le había engañado, cosa que lo había demostrado muchas veces.
Morlaco era un hombre de estos duros, parecía un matón de poca monta, medía metro setenta y cinco centímetros y pesaba más de noventa kilos.
Su nariz la tenía aplastada contra la cara, cosa que le delataba que había sido boxeador.
Aunque era un poco animal, luego tenía su corazoncito y era otro de los pocos amigos que le quedaban a Arturo.
Durante la novela, será un personaje que nos va a sorprender mucho y junto a Arturo, hacen una buena pareja donde nos darán momentos muy bonitos y muy buenos.

Jaime y Agustina: eran los ancianos vecinos de Arturo. Jaime era un militar retirado y se conservaba muy bien en forma y eso que tenía 85 años largos.
Su hermana Agustina era dos años más joven que Jaime. Agustina se casó con un viajante con el que tuvo cuatro hijos, todos ellos chicos y también le dio algún disgusto.
Los hijos ya estaban independizados, cada uno había tirado por su lado.
Estaba viuda y había sido maestra. Eran unas personas muy buenas y siempre estaban dispuestos a ayudar a Arturo.

Braulio: otro de los amigos de Arturo, le llamaban “Chorli”, era un artista bohemio e iba dando tumbos de un lado para otro, no tenía una residencia fija.
Pintaba caritaturas con la misma facilidad y rapidez que se bebía una botella de aguardiente.
Era un hombre que alardeaba de codearse con la clase alta de la ciudad. Antes de dar tumbos, de beber y pintar caritaturas, fue abogado, y llegó a ser abogado, pero se dio cuenta de que lo suyo no eran las togas, ni los conflictos y ni los libros; era un hombre que quería ser libre e ir de un lado para otro sin tener que estar atado a horarios y tampoco a los compromisos, así que lo dejó todo para convertirse en un hombre totalmente libre.

Laura: esta mujer aparece en la vida de Arturo el mismo día que salió del hospital, se presentó en su casa y quería que trabajara como detective privado para ella, no le importaba que Arturo ya no tuviera la licencia, le iba a pagar un dinero muy suculento que nadie podría rechazar y que a Arturo le vendría muy bien.
Era una mujer que por sus cuidadas uñas estaba claro que no era ella quien hacía las tareas del hogar, sino que tenía gente que se lo hiciera.
Tendría unos cuarenta años o quizá más pero aparentaba mucho menos, se conservaba muy bien, según Arturo, tenía una belleza muy serena y un toque de frescura en su rostro, en cuanto él la vio, se enamoró de ella, pero a Arturo no solo le llamó la atención su belleza sino también le llamó la atención un anillo que llevaba puesto, era de oro blanco y tallado con motivos vegetales que llevaba incrustado un gran diamante que deslumbraba hasta en la oscuridad, como si tuviera luz propia interior, imposible de comprender.

Bella Jimena: novia del Morlaco, trabajaba como prostituta en el club de alterne Sade.
Era una chica espectacular, pelirroja, con los labios siliconados y muy bien perfilados, usaba lentillas de color violeta y su mirada felina se agrandaba aún más.
Sus pechos eran redondos y operados, sus caderas eran grandes y las sabía contonear muy bien, con mucha sexualidad.
Era una chica muy pero que muy joven para el Morlaco, pero como el amor no tiene edad,  era una cosa que no les importaba a ninguno de los dos, esta chica conocía a Victoria, la chica asesinada.

Chow Kwong Sang: era conocido como el chino Chow y también muy conocido en el mundo del crimen organizado y muy respetado, quizás por miedo.
No se le veía mucho por la ciudad en los últimos años, algunos decían que vivía en una mansión muy lujosa y que estaba rodeado de las mejores comodidades.
Era muy anciano, quizá pasaba de los cien años o por ahí andaba, y con esa edad es evidente que no tenía la actividad que cuando era más joven.
Siempre estuvo y estaba rodeado por una legión de discípulos, hombres grandes a los que trataba como propios hijos y a los que les había confiado la marcha de sus negocios, estos discípulos en otro tiempo, hubieran dado la vida por encontrar a Arturo y quizás acabar con él.
Chaw pasó de ser un hombre muy poderoso y muy temido a ser un hombre reducido solamente en un pobre fantasma en vida, tenía la muerte marcada en la cara.
Gracias al poder y el dinero, siempre había salido limpio de todos los casos en los que había estado implicado.
En otros tiempos hubiera querido acabar con la vida de Arturo, pero con su edad tan solamente quería que Arturo buscara a Esteban Serrano, un discípulo de él que había criado como a un hijo, quería verle antes de morir, pero… ¿Será eso lo que realmente quería el anciano Chow?... Sin duda es un personaje que esconde muchas sorpresas.

Esteban Serrano: aunque este era su verdadero nombre, se hacía llamar Rutger von Dourif.
Tenía 29 años y había sido discípulo de Chow, se crió como si hubiera sido un hijo suyo. Chow quiso mantenerle fuera de la corrupción, no quería ese mundo para él, pero Esteban ya se había torcido siendo un niño y no supo darse cuenta a tiempo de que esto ocurriese.
Todo lo que aprendió con Chow lo utilizaba para hacer el mal, era totalmente como su padre, llevaba los mismos pasos, un fanático y con muchísimo poder, al igual que Chow, siempre se escapaba indemne de todos los crímenes que cometía.
Siempre fue un bala perdida, nadie conocía ni sabía quiénes eran sus padres verdaderos, así que Chow le recogió, le dio todo lo que necesitaba, nunca le faltó de nada, por eso le mandó a los mejores colegios, pero no le sirvieron de nada y tiró por el peor camino y quizás el más fácil para él.
Chow siempre quiso que fuera un hombre de provecho y que nunca siguiera los pasos de él, pero Esteban tenía tanta admiración por él que acabó imitándolo y cada día fue a peor hasta convertirse en el monstruo que era, era un ser que mataba por placer y no era de los que se lo pensaban dos veces.
Trabajaba para Otto von Hoffman y era como un guardaespaldas.

Roque Cienfuegos: era un antiguo compañero de Arturo, era policía pero terminó el día en que vio morir a su compañero por una pelea callejera.
Nació en México pero parte de su vida la había pasado en España, por eso era hijo adoptivo de España.
Después de ser policía, montó una empresa pequeña de informática, y le marchaba muy bien, era un gran entendido en ordenadores, era su gran pasión.
A consecuencia de su trabajo se divorció, su empresa le robaba parte de su tiempo y sin darse cuenta, poco a poco se fue alejando de su familia.


El inspector Martín: como comento en el argumento, es el inspector que lleva el caso de los asesinatos de las chicas.
Tenía unos 35 años, todos le llamaban en forma de mote LSD, era muy odiado por muchos y no era estimado por nadie y todo porque era muy duro y recto en su trabajo, pero realmente no era así, la realidad era otra.
Era un hombre muy caritativo pero nadie se enteraba, esa cara del inspector Martín nadie la conocía pero porque él no quería, lo prefería así.
Martín sacaba de la calle a los niños sin hogar, los apadrinaba y corría él con todos los gastos de colegios, ropa y también se preocupaba por que los chicos tuvieran diversión ya que en la vida todo no va a ser esfuerzos.
Estos niños cuando ya eran adultos seguían haciendo la misma labor que él, ayudaban a otros niños en la misma situación que habían estado ellos.
Martín también fue como aquellos niños, fue abandonado por sus padres, le dejaron en la calle cuando era muy pequeño.
Los padres de éste eran unos pobres cómicos y cansados de malvivir, soñaban con una vida mejor por lo que al dejar a Martín en la ciudad, ellos ser fueron de pueblo en pueblo para buscar trabajo como criados de las personas adineradas y entonces para ellos su hijo era un estorbo para poder desempeñar ese trabajo.
A Martín le dejaron en la ciudad pensando que estaría mejor y que alguien le recogería y le darían todo lo que un niño necesita, pero eso no fue así y sus protectores fueron los mendigos.
A los 15 años mató a un drogadicto sin querer y le metieron en un reformatorio pero un hombre se hizo cargo de él y le dio una educación, todo lo que el pobre necesitaba.
Este personaje también nos sorprenderá muchísimo, a mí me encantó.

Opinión personal
................................................

Después de hablaros de algunos de los personajes me queda tan solamente dar mi opinión sobre el libro y si, os lo recomiendo o no.
Tengo que decir que ha sido un libro que me ha encantado, me ha enganchado desde la primera página hasta la última y me lo leí en dos días, los ratos que tenía libre me ponía con él porque cada página me enganchaba más.
El libro empieza descubriéndose el cadáver de Victoria, al igual que las otras chicas, el asesino había actuado igual, a todas les hacía lo mismo, una vez muertas les destrozaba la cara con algún objeto puntiagudo y les llenaba el cuerpo de cortes, después las quemaba las yemas de los dedos para que no se pudieran identificar.
Todas las chicas tenían en común que eran prostitutas y también que eran muy bellas, cosa que el asesino quería que esa belleza desapareciera ya que las convertía en chicas totalmente anónimas, sin identidad alguna y también tenían algo en común que no voy a contar porque es mejor que para ello se lea el libro, es una cosa que cuando va saliendo a la luz es sorprendente. Todos los crímenes se cometían en un periodo de tres semanas aproximadamente, pero había una que no cuadraba en el puzle, porque esa no era prostituta.
Es un libro que aparte de estar bien escrito, me gusta el lenguaje que la autora utiliza, y después de algunas lecturas anteriores que no me habían gustado, por fin llegó a mis manos un libro que merece muchísimo la pena y es muy bueno, a mí personalmente me ha dejado un gran sabor de boca.
En cuanto a los personajes, están muy bien definidos, sobre todo Arturo, Martín y el Morlaco, me encantan, sin embargo, hay otros personajes con los que no he tenido la misma empatía que como con estos tres, pero muchos de ellos nos sorprenderán bastante.
El final son de esos que no te lo esperas ni de lejos, porque te puedes hacer muchas ideas pero en ningún momento te puedes esperar lo que pasa.
Es un libro donde nos encontraremos con asesinatos, donde la venganza está presente, la prostitución de lujo, las mafias, detectives, policías, el dinero y con todo ello, el poder.
Nos adentraremos mucho en el mundo turbio que hay dentro de todo esto que he mentado anteriormente.
Está claro que cuando se tiene poder es muy fácil salir limpio de crímenes, y de otras muchas cosas más, con el dinero se puede comprar de todo menos la dignidad, ni la conciencia, son cosas que no hay dinero en el mundo para comprarlo.

En cuanto si os la recomiendo, deciros que os la recomiendo totalmente, sobre todo a las personas que les gusta el género policiaco y de suspense, es un libro con el que el lector disfruta mucho porque nos tiene pendiente de lo que va a ocurrir en cada momento, cada página que pasamos se va superando más y más, a mí personalmente me ha gustado mucho.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare