jueves, 17 de abril de 2014

Se alquila piso para estudiantes - Iván Robledo

Publicado por Bejarana 76 en 22:47


A primeros de abril me llegó este libro de las manos de la editorial Amarante, me hizo muchísima ilusión cuando mi amigo el cartero me lo subió a casa.
Se alquila piso para estudiantes es una novela de intriga cuyo autor es Iván Robledo.
Es un libro que fue publicado en el año 2004. Lo hay en formato ePub y cuesta 4.99 euros y también lo hay en papel que es la forma que la editorial me lo mandó a mí, el formato en papel cuesta 16 euros.
Se puede adquirir en la página de la editorial Amarante, http://editorialamarante.es/ y también os podéis meter en su blog para poder ver las nuevas novedades que se van editando, http://novedadesamarante.blogspot.com.es/ .
El libro es muy cortito, tan solamente tiene 192 páginas y la encuadernación es de tapa blanda. También decir que en la web de la editorial se puede descargar una muestra gratuita.

--------------- Iván Robledo ----------------

Desde 1971 vive en Santiago de Compostela. Se licenció en Derecho por la Universidad de Navarra en 1994, ha trabajado como abogado civil y mercantil desde 1998 hasta el año 2008.
Colaborador de diversos medios de comunicación en Andalucía (Diario Sur, Diario Jaén) y Galicia; participa en la redacción de diversas publicaciones digitales en Compostela.
En el año 2010 fue finalista del Concurso de Relatos Café Compás (Valladolid).
Tiene dos libros en el mercado, Cinco días para matar al Papa y éste del que os voy a hablar brevemente, los dos libros están publicados por la editorial Amarante.

------------ Argumento -------------

Aglaya es una chica joven que va a estudiar en la Universidad de Santiago de Compostela, con lo que tenía que alquilar un piso allí.
Encontró un piso donde se alojaban otras tres chicas más y después se unirían otras dos, sus vidas se cruzaron y detrás de ellas se esconde una historia diferente que nos sorprenderá.
Cuando ya están todas asentadas en el piso, pasan unos días cuando se dan cuenta de que su casero esconde un secreto poco limpio y que a ellas no les va a gustar nada y cuando el casero intenta abusar de una de ellas, otra le arrebata la vida delante de todas las demás compañeras sin saber lo que eso les iba a complicar la estancia en Santiago y en esa casa.
A partir de ahí todas deciden callar y se deshacen del cuerpo, pero esto no quedará aquí,  ya que empiezan a suceder una serie de sucesos hasta el final de las páginas del libro.

----------- Personajes --------------

Beatriz “La Española”: esta mujer vivía en las afueras de San Lorenzo. Era una mujer muy bella, morena, de tez pálida, elegante y con un aspecto frágil.
Cuando llegó a vivir allí era una chiquilla de 15 años, con lo cual era muy joven. Siempre se había dedicado a su padre, aunque este hombre era vicioso, mujeriego y también alcohólico y tras un derrame cerebral pasó sus últimos años en cama como un vegetal.
Beatriz fue una niña abandonada por su madre y desde entonces no había vuelto a saber nada de ella hasta que recibió la carta de un hombre que decía que había estado con su madre y allí es donde le cuenta la historia que más tarde nos adentraremos en las próximas páginas del libro.

Aglaya: esta chica era muy jovencita, tan solamente tenía 19 años y ella misma se describía como una chica con apariencia vulgar y ropajes callejeros.
Era más bien callada, pasaba desapercibida en lo que a sus compañeras me refiero, pero después hizo muy buena amistad con todas ellas, sobre todo con Thecel.
Aglaya era huérfana, algo que tenía en común con sus otras compañeras de piso.
Por los general era una chica que caía muy bien pero es un personaje que gusta mucho y que tiene algo que llama la atención, algo que nos dejará clavados a la novela.

Eva: según Mane, otra chica de las que compartía el piso con ella, la describía como una chica con cara de atontada, pero la opinión de Aglaya era otra, ella pensaba que no era así, quizá tuviera cara de desprevenida, pero Mane y Eva no congeniaban, era una chica que realmente no congeniaba con nadie, a Aglaya no la gustaba mucho por no decir nada.
Era muy guapa, esbelta, un pelo y unos ojos muy bonitos. En un principio, Aglaya y ella compartieron habitación hasta que llegó Thecel, que pasó a dormir con Aglaya y Eva lo haría en el sofá.
Al igual que Aglaya, Eva era una chica más bien callada, ella era la que se ocupaba de cocinar para todas. Su voz es descrita por Aglaya como la de un gramófono antiguo.
También era una fantástica narradora de historias, pero a la hora de leer algunos de sus relatos escritos la daba vergüenza, pero al final siempre accedía.
Dentro del libro, Eva nos contará dos historias, una de ellas titulada “El Pórtico de la Gloria”, una historia que a mí personalmente me gustó mucho.

Thecel: era una chica un poco dura y con un carácter bastante raro algo que no correspondía con su físico, era muy guapa, atractiva, su pelo era negro, corto y revuelto, con un color de ojos oscuros. En realidad sus vestimentas eran como las de un chico pero luego irradiaba feminidad. La forma de la que llegó a la casa y su forma de actuar no fue la adecuada pero eso es lo que la hacía especial, llegó con una planta que alimentaba con leche que sacaba de sus pechos, un enigma que a Anglaya la tenía algo intrigada.
Esta chica es uno de los personajes que dan mucho juego durante todo el libro, a mí personalmente me cautivó.

Phares: era una chica con muy poca personalidad, todo lo que hacía era para y por Mane, era como su propio reflejo, su sombra. No puedo decir mucho más de ella porque es un personaje que aunque veo que es imprescindible en la novela, también puedo decir que no me dice mucho, que se mueve a la sombra de Mane, como si de una marioneta se tratara, quizá es que me gustan los personajes con carácter y personalidad propia, que hagan las cosas por ellos mismos y no para agradar a otras personas, igual que me pasa en la vida real.

Carola: esta chica fue la última inquilina que llegó. Era una mujer de unos 35 años, alta y elegante, su pelo era negro y abundante, tenía la piel pálida, los ojos verdes y sus piernas eran bastantes largas, lo que se dice una mujer con un gran cuerpo, en un tiempo atrás había sido modelo. Además de elegante era una chica distinguida. Vivía en Madrid y se había divorciado de un hombre muy rico pero a la vez muy avaro, este hombre se llamaba Ramiro y se conocieron en un desfile. Nadaba en dinero, lujos y excesos, tuvo una hija que ella no deseaba porque fue fruto de una violación; Ramiro dejó que la violaran en una fiesta mientras él abusaba de una adolescente a su lado. En ningún momento le importó que esa niña fuera de otro hombre.
Era una chica que tenía muchas experiencias vividas, para ella el dinero no era un problema, se cuidaba bien y a cada momento la gustaba comprarse buena ropa y vivir a tope. Adoraba la vida, una vida que en ocasiones, como a todos, no la trató muy bien, pero para ella, con dinero, las penas se llevaban mejor.

Mane: a esta chica la gustaba mucho dar órdenes a todas las demás, como si fuera de ella el piso o la líder del grupo, pero a la única que conseguía mandar y que la hiciera caso era Phares, las otras al principio puede ser que las lograra mandar pero después ya era muy distinto, ahí opinaban y hablaban todas, cosa que estaba muy bien.
Mane tenía unos ojos suplicantes y almendrados, era una chica normal al igual que las demás. Ha sido un personaje que no me ha gustado mucho, quizá por su forma de mandar y de tratar a las demás chicas.

El casero: este hombre, según él, era viudo pero antes de quedarse solo, había perdido a una hija, por eso había preparado esa casa, para acoger chicas como su hija y poderlas proteger pero las intenciones de este hombre no eran buenas y muy distintas a lo que él les contó a las chicas, de ellas pretendía sacar otras cosas que ya os podéis imaginar cuales son, no hace falta que las diga. De él tengo que decir poco porque es mejor descubrir la historia poco a poco.

El doctor Amaro: este personaje al igual que de los otros que me quedan por hablaros son de la primera historia que cuenta Eva a sus compañeras de piso, los pongo porque me parecen unos personajes muy interesantes.
Este hombre fue profesor externo en el año 1902 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago.
Allí en Santiago tenía la consulta privada donde atendía a mujeres embarazadas y aspirantes, era una consulta con un prestigio muy bueno, cosa que se lo había ganado este hombre con creces, no iban tan solamente mujeres de las mejores familias compostelanas sino que también iban a la consulta mujeres que venían de Coruña, Vigo y Lugo, su fama había llegado hasta Portugal y Asturias.
Nunca rehusó atender a mujeres sin dinero, a las mujeres que estaban necesitadas o desamparadas que por una u otra razón estas mujeres llegaban hasta su consulta.
Aunque era un hombre que lo negaba, se sabía de sobra que en la sombra y el silencio, y dentro de sus posibilidades, iba a las zonas pobres de Santiago y ayudaba a las familias que lo necesitaban, su mayor recompensa era la infinita satisfacción de ayudar y la felicidad de las personas ayudadas.
La consulta del doctor Amaro podría parecerse actualmente al laboratorio de un alquimista, pero en su época era una de las mejores equipadas y más solventes que había en el país.

Adrián: este chico estaba contratado por el doctor Amaro y por unos cuantos cuartos se preocupaba de mantener una buena red de informadores hábilmente diseminados por Santiago, el doctor tenía hasta diez chicos a los que pagaba para poder atender las urgencias que pudieran presentarse entre la selecta clientela del doctor. Era un buen trabajo el que hacía Adrián y los demás chicos.

Margarita P.: esta chica era una paciente del doctor Amaro, estaba embarazada de un brigada de caballería, tenía 29 años y vivía muy cerca de la Catedral.
Era muy guapa pero de naturaleza enfermiza, delicada y su piel era pálida, su cabellos eran de color negro y sus ojos azules.
Margarita era una mujer muy especial en todos los aspectos, tenía una bondad natural y sincera, también era muy piadosa y devota, no faltaba nunca a la Catedral, daba igual el tiempo que estuviera, ella siempre acudía acompañada por su madre y por su buena amiga Justina.
A Margarita le gustaba una figura que reposaba en la Catedral, hacía años que ella se había fijado en un rostro que se asomaba con dificultad entre los hombros de sus otros compañeros de piedra, era una carita pequeña y sonrosada, la de un niño, en concreto era un ángel, que cualquier persona no diría de él más que era una figura más que el maestro de la obra había colocado allí para rellenar un hueco, pero sin embargo Margarita no pensaba lo mismo ni lo veía de esa forma ya que ella siendo una adolescente pensó que aquel rostro era el del hijo que algún día tendría dentro de su vientre para luego tenerlo en sus brazos, era un pensamiento, un sueño que con el tiempo casi lo olvida hasta que la vida quiso que un niño se gestara en su vientre. A esa figura la empezó a llamar “su niño”, incluso le hacía gestos cariñosos y maternales.
Tan convencida estaba que ese era el niño que llevaba en su vientre que le puso el nombre de Ángel, así se llamaría su hijo. Es un personaje que me produce mucha ternura y también mucha pena.

--------- Opinión personal --------------

Después de hablaros sobre los personajes de la novela tan solamente me queda daros mi opinión personal sobre el libro.
Es una novela que me ha gustado muchísimo, tiene todos los ingredientes que tiene que tener un libro, es muy cortita y se lee en dos días, que fue lo que tardé yo en leérmela.
A mí y al igual que a todos los que nos gusta la lectura, nos gusta que la novela que en ese momento estamos leyendo y hemos escogido, tenga una historia bien estructurada, los personajes bien definidos y si puede ser que no sean muchos, además de eso, nos gusta que nos enganche desde la primera página hasta la última y este es uno de los libros que tiene todo eso, por lo menos a mí me gustan así, no me importa si el libro en cuestión tiene más personajes pero agradezco que más bien sean poquitos y buenos.

La historia se instala en la ciudad universitaria de Santiago de Compostela cuyo escenario tan solamente es la casa alquilada por unas jóvenes estudiantes universitarias donde se desarrollará toda la historia sin que pierda encanto y ni si quiera intriga. Aunque se nombran otros escenarios, el principal es la casa.
Como os comentaba antes, los personajes están muy bien definidos, y como también veis, no son muchos, tan solamente las chicas y un par de hombres, a lo sumo tres, pero nada más. Las cinco chicas tenían algo en común y es que todas estaban solas en la vida, huérfanas, sin familia, sin otras amistades, así que solamente se tenían entre ellas por lo que cada día que pasaba estaban más unidas, quizá el destino quiso que se encontraran ahí, se unieran y que juntas guardaran unos secretos que aún las uniría más todavía.
También eran muy parecidas, morenas, con una altura decente, delgadas, jovencitas, unas chicas muy normales.
Mane y Phares estudiaban medicina, Eva periodismo, y Thecel y Aglaya literatura.
De las dos historias que relata Eva dentro de la historia, la que más me gustó fue la primera, la segunda está muy bien pero no me llegó tanto como la primera, solamente el final de la segunda, que me sorprendió bastante y me impactó a la vez.

En cuanto al final, os tengo que decir que me sorprendió muchísimo, son de estos finales que mientras que vas pasando las páginas del libro puedes ir haciendo conjeturas hasta que llegas a un punto en el que te pierdes y no te esperas para nada lo que va a suceder, sinceramente me encantó y como cambia la historia, es increíble como el autor da la vuelta a la historia y cuando crees que es una cosa luego resulta ser otra muy diferente.
Cuando me terminé de leer el libro se me vinieron muchas reflexiones a la cabeza. Luego no podía dejar de pensar de cómo se pueden enredar las cosas en cuestión de segundos, tenemos que aprender a decir siempre la verdad y no dejar que las mentiras se hagan cada vez más grandes, ni llegar a cometer tantos errores que luego no se puedan parar, un suceso o una mentira siempre nos llevará a otras más grandes hasta que se convierta en una bola demasiado grande, cosa que no nos llevará a ninguna parte, tan solamente a vernos metidos en más líos sin saber cómo salir de ellos.

Para terminar tan solamente me queda recomendarlo, y os lo recomiendo totalmente, es un libro bien escrito y muy sencillo de leer, seguro que vais a saborear y adentraros en la historia como yo lo hice, disfruté muchísimo del libro, además el autor nos describe los sucesos muy bien, que con un poquito de imaginación las cosas a veces pueden llegar a ser un poco desagradable pero que gusta tener todos los detalles para que la historia sea más real todavía, además estaremos con la intriga ahí.
Personalmente no conocía a este autor y gracias a la editorial Amarante he tenido el placer de ver como escribe y os puedo asegurar que me leeré su otro libro.


4 comentarios:

Margari on 18 de abril de 2014, 0:00 dijo...

Cuando un libro se queda en la cabeza y da para tantas reflexiones, es que tiene algo. No lo conocía, así que me lo llevo bien apuntado.
Besotes!!!

Miguel Borgas Martín on 18 de abril de 2014, 10:24 dijo...

Muy buena reseña.
Cuando conocí el libro me llamo la atención muchísimo y leyendo tu articulo tengo que decir que me has convencido para leérmelo.
Un saludo.

Vic on 20 de mayo de 2014, 11:15 dijo...

Vaya, pues si ya me llamaba la atención antes el libro, tras leer tu crítica todavía me han entrado más ganas de hacerlo.
En la página de la editorial se puede adquirir veo, ¿conoces alguna tienda física que lo tenga?

Muchas gracias y que pases un buen día! :)
Arantxa

kabu leyendo es gerundio on 23 de mayo de 2014, 14:59 dijo...

no lo conocía pero se nota que te ha gustado... y lo contagias.... besotes

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare