miércoles, 9 de octubre de 2013

Niyomismalosé - Megan Maxwell

Publicado por Bejarana 76 en 10:16 2 comentarios


Después de un buen tiempo sin escribir, hoy de nuevo me he decidido a escribir sobre el último libro que me he leído.
No quería una novela muy complicada y me recomendaron esta, así que sin pensármelo dos veces me puse a leérmela aunque si os digo la verdad, la portada no me llamaba mucho y si la hubiera tenido que elegir quizás no lo hubiera hecho.
Niyomismalosé es una novela romántica escrita por Megan Maxwell, tiene 432 páginas, es de tapa blanda y es de la editorial Planeta.
En cuanto al precio si es en papel cuesta 8.95€ y si es en formato eBook vale 7.95€.

Megan Maxwell
---------------------------------------------------

Megan Maxwell es una escritora muy reconocida y polífica del género romántico. Su padre es americano y su madre es española.
Ha publicado las siguientes novelas: Te lo dije (2009), Diario de una chirli (2009), Deseo concedido (2010), Fue un beso tonto (2010), Te esperaré toda mi vida (2011), Niyomismalosé (2011), Casi una novela (2011) y Las ranas también se enamoran (2011), además de relatos y cuentos en antologías colectivas y ahora está en el mercado la trilogía de Pídeme lo que quieras.
En el año 2010 ganó el Premio Internacional de Novela Romántica Seseña y también ganó en el mismo año el Premio Dama 2010 de Clubromantica.com, entre otros.
Y ahora mismo en la actualidad es la vicepresidenta de la Asociación de Autoras Románticas de España (ADARDE).

Argumento
------------------------------------------

El 23 de marzo de 1995, en Venecia, Nora con 20 años está a punto de casarse con Giorgio, un hombre 12 años mayor que ella.
Como todas cuando nos casamos, Nora pensaba que se casaba con el amor de su vida, con el príncipe azul que todas buscamos en algún momento de nuestra vida, pero después de 20 años de matrimonio, Giorgio la abandona para irse con una chica 25 años menos que él.
Nora con casi 40 años de repente se ve vieja, obesa, con tres hijos, desfasada, sin trabajo pero lo peor es que ella piensa que su vida ha terminado, pero lo que ella no sabe es que su vida empieza a partir de ahora al conocer a un chico 11 años más joven que ella.
Empieza una vida distinta en la que descubrirá muchas cosas que desconocía, nunca se sabe lo que el destino nos tiene preparado y siempre contará con la ayuda de su cuñada Chiara y sus hijos que la adoraban, todos ellos van a formar una parte muy importante en la vida de Nora.

Personajes
--------------------------------------------------

Nora Cicarelli: Nora se casó muy pero que muy enamorada de Giorgio, ella nunca se esperaba que su marido llevara engañándola con otras mujeres durante muchos años, cuando lo descubrió no se lo podía creer y cuando la dejó por una chica de 25 años, se derrumba y su vida no cobra sentido sin su marido, de la noche a la mañana se encontró sin marido, con tres niños que cuidar y alimentar y encima sin trabajo hasta que acudió a una revista y el director de esta le dio trabajo de fotógrafa.
Nora era una chica pelirroja que llamaba mucho la atención por el color de su pelo, se llevaba bien con sus padres pero con el que mejor se llevaba era con su padre porque era más tierno que la madre.
Cuando Giorgio la dejó lo pasó muy mal hasta que su cuñada Chiara la animó a ir al gimnasio del club, al principio la costaba porque se encontraba con Giorgio y con la chica por la que la dejó y eso la mataba, hasta que allí se encontró con Ian, un chico 11 años más joven que ella. Se resistía a conocerlo porque lo que pensaba de él es que tan solamente sería un rollito para él y eso ella no quería, tampoco concebía la idea de que un chico como él tan joven y guapo se fijara en una mujer como ella.
Sus tres amores siempre fueron sus tres hijos, el mayor Luca, Hugo y la pequeña Lia, para ella ellos era su motor para seguir adelante y no derrumbarse y siempre tuvo el apoyo de ellos, sobre todo de Luca que era el mayor. Nora tenía mezcla italiana y española.

Chiara: Chiara es la cuñada de Nora, estaba casada con Enrico, el hermano de Giorgio. Era peluquera y odiaba a su suegra Loredana, pero era una chica de lo más graciosa. También se separó de Enrico por lo mismo que Nora, porque también la era infiel.
Ella era más echada para adelante, más que Nora y sus hijos Valentino y Danilo la adoraban, tuvo suerte también con sus hijos, eran buenos chicos.
Más que cuñada de Nora, eran las dos amigas y sobre todo como hermanas, siempre juntas en las penas y las alegrías, las dos se llevaban de maravilla.
Cuando se enteraron de que sus maridos las eran infieles siempre estuvieron unidas y Chiara fue un pilar fundamental para Nora, sino es por ella, Nora no llega a ir al gimnasio del club y no hubiera conocido a Ian, y aunque la diferencia de edad era notable, Chiara siempre la apoyó y se hizo muy amiga de Ian.
Ella también encontró el amor, no de un chico tan joven pero sí de un hombre muy bueno y que la quería.

Loredana: esta mujer era la suegra de Nora y Chiara, la madre de Giorgio y Enrico, era napolitana y se llevaba muy mal con ellas dos, no las quería porque siempre pensó que eran poca cosa para sus hijos. Chiara una peluquera y Nora la hija de un gondolero.
Chiara y Nora la bautizaron con el nombre de Rottweiler y cuando se referían a ella lo hacían así. El padre de Nora tampoco se llevaba muy bien con ella, porque era napolitana y los napolitanos no les caían muy bien.
Era una mujer que se tenía que hacer lo que ella siempre dijera, e incluso ponerles los nombres que ella quisiera a los hijos de sus hijos, cosa que Chiara con el primero aceptó porque no la quedó más remedio pero Nora no la hizo caso y le puso el nombre a su hijo que quiso, aunque no la sentó muy bien a su suegra, ella no estaba dispuesta que manejara su vida, pero para colmo, a Giorgio y a Enrico les salieron trabajo en España y al venirse a vivir aquí se la trajeron consigo y la tenían a meses en casa, meses que se les hacia eternos porque quien la aguantaban eran sus nueras y no sus hijos.
Tampoco era cariñosa con los nietos por lo que los nietos tampoco sentían simpatía por ella, tan solamente el segundo hijo de Chiara, Danilo, que era su preferido, su ojito derecho, era al único que podía ver, los demás como si no existieran.
Encima echaba las culpas de la separación con sus hijos a ellas dos porque según ella sabía que no eran unas mujeres dignas de sus hijos y por lo tanto esto iba a ocurrir.

Luca: este chico era el hermano de Nora, era el único que la llamaba pelirroja y se querían mucho, siempre la estaba gastando bromas. Estaba casado pero el destino quiso que Luca se fuera pronto de este mundo, ya que él y su mujer Verónica murieron en un accidente de tráfico con su coche nuevo, cuando iban de fin de semana solos a Roma.
Dejaron dos hijas huérfanas, a Lidia y a Luana. Fue un gran golpe para la familia, el entierro fue doloroso y Nora creyó que se moría de dolor al pensar en que nunca más volvería a estar con su divertido y guapo hermano, y es que una pérdida de un ser querido es muy doloroso, encima Nora estaba ya muy avanzada en el embarazo de su primer hijo y por eso le quiso poner a su primer hijo el nombre de su hermano, Luca.

Valeria: es la hermana mayor de Luca y Nora. Estaba casada con Pietro, un encantador vendedor de electrodomésticos que la adoraba por encima de todas las cosas, era un buen esposo. Llevaban muchos años casados e intentando tener hijos, pero la vida no estaba por la labor de dárselos, por lo que tanto Valeria como Pietro adoraban y se desvivían por sus sobrinas Lidia y Luana, las hijas de su hermano Luca y a la muerte de sus padres ellos se hicieron cargo de ellas como si fueran sus propias hijas.

Giuseppe Cicarelli: este hombre era el padre de Nora, Luca y Valeria. Era un hombre noble y de lágrima fácil, muy sentimental, su profesión era de gondolero y estaba orgulloso de ello.
No podía ver a los napolitanos y a la madre de Giorgio no le caía bien porque era napolitana y porque se metía con eso de que era gondolero y por todo el daño que hizo a su hija y a Chiara, dos chicas estupendas que no se merecían ese trato por parte de esa mujer.
Era italiano y estaba separado de su mujer, pero la quería y siempre estaban junto, discutiendo pero juntos.
La muerte de su hijo Luca le marcó mucho pero por eso no dejó de estar al lado de sus hijas cuando lo necesitaban y siempre las apoyaba, era muy distinto a su mujer Susana, era de otra forma distinta, no era tan firme ni tan exigente.

Susana: madre de Nora, Luca y Valeria. Era una mujer un poquito chapada a la antigua, no la parecía nada bien, ni la separación de su hija con Giorgio y muchas cosas más que sus hijas hacían, siempre estaba de mal humor, nada que ver con su marido Giuseppe, eran dos polos opuestos, pero aunque todo, siempre estaba al lado de sus hijas en los momentos difíciles aunque no estuviera de acuerdo con lo que hacían muchas veces.
Susana tenía una hermana, con la que chocaba mucho ya que su hermana Emilia era totalmente distinta a ella y no la gustaba la manera de vivir que tenía pero siempre se quedaba con el berrinche porque su hermana no la hacía ni caso.
A pesar de todo esto, Susana era una buena madre y aunque discutía mucho con su marido también le quería, aún estando separados.

Emilia: la hermana de Susana y tía de Nora, Luca y Valeria. Era una mujer conocida por sus excentricidades. Nora adoraba a su tía. Era la hermana menor de su madre, tenía 40 años y lo que más le atraía  de ella era su alegría y su manera libre de vivir su vida, era tan diferente a su madre. El día de la boda se presentó con un nuevo novio llamado Brian, un chico mucho más joven que ella.
Emilia y Susana se criaron en Toledo, bajo unos estrictos padres que nunca consiguieron domar a Emilia, quien era locura, diversión y desorden, contra la tranquilidad, cordura y orden de su hermana Susana.
Emilia era pelirroja como Nora y alta, sin embargo Susana era rubia y de estatura media.
Emilia odiaba los compromisos y Susana era toda familiaridad, eran hermanas y criadas de la misma forma pero con muy pocas cosas en común.
Emilia estaba viviendo en Egipto y cuando pasó la boda de Nora se volvió a ir a vivir a Egipto, un lugar que la encantaba.

Giorgio: el marido de Nora, con el que se casó tan enamorada, era un prestigioso y gran arquitecto. Era doce años mayor que Nora pero la edad no importa, si se casó en su momento con ella sería porque la quería pero con el paso de los años no le era suficiente su mujer y empezó a serla infiel, sin darse cuenta del daño que la podría hacer, nunca se pensaba él que Nora lo iba a descubrir, pero la jugada le salió mal y la dejó con los tres hijos sola, sin trabajo y sin nada, para irse a vivir con una chica de 25 años.
Una chica totalmente distinta a Nora, una chica que le proporcionaba juventud, pero… ¿
Esa juventud que ella le daba, le recompensaba y el perder a su familia también?

Enrico: el marido de Chiara y hermano de Giorgio. Este hombre no solo le era infiel a su mujer con otras mujeres sino que era adicto al juego y estaba metido en asuntos algo turbios no muy buenos.
Todo lo que ganaba que era mucho se lo gastaba, no le duraba nada el dinero y es lo que tiene el juego y demás vicios.

Enrique Santamaría: era el jefe de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) de Madrid. Desde hacía un año él y varios de sus agentes trabajaban en el caso Berni, entre otros. En Majadahonda, un caso de estupefacientes, robo de joyas y obras de arte que hasta el momento no habían logrado resolver.
Era un hombre de unos 60 años, canoso, robusto, tremendamente serio y frío, era muy raro que confraternizara con sus hombres pero sabían que a pesar de su aparente frialdad, en más de una ocasión sacó la cara por sus hombres ante los altos cargos de la Udyco.

Brad Cocker: era policía, uno de los hombres de Enrique Santamaría. Era un chico rubio, inglés, simpático y bromista. Trabajaba desde hacía dos meses en el Club, se hacía pasar por un monitor de tenis inglés llamado Max Newton, su pareja de trabajo era Blanca Sánchez, pero un día le encontraron muerto en los vestuarios, lo habían asesinado.

Blanca Sánchez: también policía y compañera de trabajo de Brad. Era una chica rubia, estatura media, con muchas agallas y campeona en tiro.
Sólo llevaba en Madrid 15 días, antes había trabajado para la Brigada Central de Estupefacientes (BCE) de Andalucía y tras la ruptura con su pareja, pidió el traslado a Madrid, necesitaba comenzar de nuevo. Esta chica era lesbiana y Brad bromeaba mucho con ella por su condición sexual pero a ella no la importaba, se divertían juntos y cuando le asesinaron lo pasó muy mal.

Ian Macgregor: este chico, también policía vino por el puesto de Brad, era un morenazo de gran musculación. Era simpático y muy agradable, llamaba la atención, gustaba a todas las mujeres del Club e incluso a Richard, el monitor de aeróbic que era gay.
Desde que vio a Nora él se fijó en ella y ella en él pero por ser 11 años menor que ella, Nora no quería nada con Ian, ella pensaba que no podía gustar a un chico así, que lo único que buscaría sería una aventura y ella no estaba para aventuras de una noche, pero Ian se enamoró perdidamente de ella, tampoco le interesaba los rollos de una noche ni los amores fugaces.
Tenía mezcla italiana e inglesa, su madre era napolitana y su padre escocés e igual que los padres de Nora, también estaban separados pero siempre estaban juntos y aunque se llevaban como el perro y el gato luego se querían aunque lo negaran.
Ian no comprendía que Nora le rechazara por la diferencia de edad pero llegó un momento en que se resignó.
Todas las mujeres le acosaban sobre todo una chica llamada Raquel, no le dejaba tranquilo pero él tan solamente tenía ojos para Nora, lo tenía muy claro desde el primer día que la vio.

Arturo Pavés: este hombre era el enamorado de Chiara, era dentista y la quería como nadie, sería de la misma edad que ella pero Chiara como no quería reconocer que a ella también le gustaba pues siempre se inventaba una escusa para no salir con él y alejarse de esos sentimientos que la comían por dentro, al igual que Chiara, también se hizo muy amigo de Ian.

Opinión personal
---------------------------------------------------

Como siempre y llegado este momento, ya solamente me queda daros mi opinión sobre el libro.
En un principio tengo que decir que me parecía un libro simple, no acababa de engancharme pero pasadas unas cien páginas más o menos fue cuando empezó a engancharme, pero hasta un punto que no podía dejar de leerlo y en cuanto tenía un hueco me ponía a leérmelo.
El libro empieza a cobrar vida en el momento que Nora e Ian se conocen y empiezan una relación y cuando empieza la acción en el club.
La lectura del libro es muy sencilla, se lee muy bien y en poco tiempo, si se pone uno, en dos o tres días ya te lo has leído.
Es una novela romántica pero en bastantes ocasiones tiene más bien un punto erótico, la autora describe tan bien las escenas de cama que la temperatura sube rápidamente.
Es muy fácil coger empatía con algunos personajes como son Nora, Chiara, Ian, Blanca, y los hijos de ambas mujeres.
Sin embargo con algunos de ellos no se empatiza tanto como es en el caso de Loredana, y sus dos hijos, Giorgio y Enrico, y a veces con Susana, la madre de Nora.
Casi todo el libro está ambientado en Majadahonda (Madrid).

La historia de Nora e Ian me parece interesante, lo que pasa que el miedo de ella al ser él once años menor que ella no la hacía disfrutar de ese amor y esa pasión que sentía por él, esos prejuicios que tenemos las mujeres de enamorarnos de chicos tan jóvenes cuando no veo nada malo en ello, lo que pasa que si es un hombre el que se enamora de una chica más joven está bien visto y no hay problema, nadie lo critica pero a la mujer sí se la hace un juicio que no es justo porque también tiene el mismo derecho que un hombre, puede disfrutar de su amor y sexualidad como ella quiera y con quien quiera, no todos los chicos jóvenes van a ser unos inmaduros porque en el caso de Ian tenía muy claros sus sentimientos y no le importaba ni la diferencia de edad entre ellos ni el cuerpo de Nora ni nada, tan solamente le importaba ella, su amor era verdadero e incondicional, pero eso a Nora no le llegaba a quedar tan claro que un chico tan guapo se fuera a fijar en ella pudiendo tener a otras chicas mejores.

En cuanto si os recomiendo el libro, yo por mi parte sí que lo recomiendo, lo que pasa que lo veo un libro más bien para mujeres aunque perfectamente lo pueden leer también los hombres, aunque pienso que a un hombre no le gustaría tanto como a una mujer, yo lo recomiendo para los dos géneros, pero me inclino más para las mujeres y para finalizar os dejo con este pequeño texto con el que empieza el libro.

Aquellos ojos negros.

Su escultural cuerpo.

La intensidad en su mirada.

Su brillante pelo azabache y la sensualidad

que desprendían todos y cada uno

de sus técnicos y pulidos movimientos.

Aquello, justamente aquello,

fue lo que aquella mañana juzgué

como algo maravillosamente difícil.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare