lunes, 4 de junio de 2012

La tetera - Hans Christian Andersen

Publicado por Bejarana 76 en 11:43
Parece que el buen tiempo ha llegado, así que tendremos que disfrutar de él mientras dure ya que parece ser que el tiempo anda algo revuelto.
El otro día revisando entre los libros de mi peque nos encontramos con este, tiene tantos libros que yo ya no me acordaba ni de él, pero Cristian se puso tan contento al verlo y lo volvimos a leer, lo hemos leído muchas veces, pero sí que es verdad que cuando mi hermano se lo compró mi peque era más pequeño, tendría unos 4 años y se lo leía yo, pero ahora ya lo lee él solito y lo entiende mucho mejor y le da el enfoque que realmente el libro nos quiere transmitir.
El libro que nosotros tenemos es de tapa dura, los que actualmente hay son de tapa blanda por lo que he podido ver por ahí y en cuanto el precio, no sé lo que le costaría a mi hermano hace 4 años pero ahora he mirado por ahí y en algunos sitios vale 6,70€ y sin embargo en otros vale 6,50€, yo pensé que valdría en todos los sitios por igual pero por lo que veo no es así.
El libro consta de 32 páginas pero como el texto es muy cortito en página sí y página no, pues se hace muy cortito, se lee en un periquete, como dice mi peque.
Las ilustraciones son a todo color y muy sencillitas que las hace atractivas y la autora de ellas es Elia Manero y el autor del libro es Hans Christian Andersen.
Ya paso a hablaros del argumento del libro, sé que me va a costar por ser tan cortito y no sé muy bien que enfoque darle pero intentaré hacerlo lo mejor que pueda para que se pueda entender.

==Argumento==

Erase una tetera muy orgullosa ella que se creía más que sus compañeras las tazas, el azucarero y la jarrita de leche.
La tetera se sentía orgullosa por su porcelana, además de eso porque tenía un pitorro largo y porque tenía el asa más ancha que sus demás compañeros, con lo que tenía algo por delante y algo por detrás y eso era de lo único que ella hablaba y alardeaba, pero ella tenía un defecto, tenía la tapadera rota y rajada pero poco hablaba de ese defecto y ella sabía muy bien que lo tenía pero aunque ella no hablaba de su defecto ya se encargaban los demás de hablar de ello.
Todo el juego de té, tanto tazas, jarrita de leche y azucarero, se fijaban más en el defecto de la tapadera y hablaban más de ello que de la buena asa y el estupendo pitorro que tenía, y la tetera se daba cuenta de ello.

La tetera no solo reconocía sus cosas buenas sino que también reconocía el defecto que tenía en su tapadera, para ella ahí estaba su humildad y también su mortificación.
Ella insistía en que las tazas tienen asas y el azucarero tapadera, pero que ella tenía las dos cosas y que ella tenía otra cosa delante que ellos no tendrían nunca, para ella, su pitorro la convertía en la reina de la bandeja del té.
El azucarero y la jarrita de leche eran considerados como buenos servidores, pero la tetera se consideraba que era ella la que mandaba porque según ella repartía las bendiciones a la humanidad con sed, en su interior, las hojitas chinas se transforman en pura agua hirviente.
Pero llega un día en que la vida de la tetera cambia cuando un día estando sobre el mantel, una mano delicada la levantó y esa mano delicada fue un poco torpe y la tetera cayó al suelo, se la rompió el pitorro, el asa y la tapadera ya de ella ni hablemos.

La tetera ya en el suelo y con el agua hirviendo se había derramado.
Para ella fue un duro golpe todo lo ocurrido pero lo peor para ella fue que los demás se rieron de su desgracia y no de las manos que la dejaron caer al suelo y la destrozó.
Ella nunca iba a perder los recuerdos, la llamaron inválida y al día siguiente se la regalaron a una mujer que iba pidiendo para comer.
La tetera pasó a ser de la magnífica para llegar hasta la pobreza, para ella comenzó una nueva vida, pasó de ser una tetera para convertirse en un tiesto donde pusieron un bulbo y se convirtió para ella en su corazón vivo, nunca había sentido una cosa así, había una vida dentro de ella y no solo eso, sino que también había energía y fuerza.
De ese bulbo salió una flor tan bonita que incluso se había olvidado de ella ante la gran belleza de la flor.
Nadie se fijaba en ella, solamente admiraban y alababan a la flor y eso a ella la ponía contenta pero de nuevo su vida volvió a cambiar cuando a la flor la pusieron en una maceta mucho mejor, a pesar de todo, a ella siempre la quedarían los recuerdos.

==Personajes==

En este apartado de los personajes no me puedo expandir mucho como en las reseñas de otros libros porque en realidad aunque está el juego de té que hablan del defecto de la tapadera de la tetera y después se alegraron de que la tetera se rompiera, la protagonista de todo el cuento en todo momento es la tetera.
La tetera es la que nos cuenta toda su historia, según vas leyendo el libro es como si de verdad la tetera tuviera vida propia.
Poco os puedo decir más de ella ya que en el argumento se la describe bien y no voy a contaros por contar cuando ya está todo dicho.

==Opinión personal==

Bueno, pues después de llegar hasta aquí, os puedo decir que es un libro que tanto a mi peque como a mí nos gusta mucho por muchas razones, siempre digo que los libros de los niños siempre nos enseñan algo y este es uno de ellos, que aquí está contado en forma de tetera pero que en los humanos pasa muchísimo.
El cuento está contado en primera persona, como os comentaba antes, la tetera es la que se encarga de contarnos su historia, desde el principio hasta el final.
Las ilustraciones del cuento son sencillas pero muy bonitas a la vez y es que muchas veces la sencillez es lo más bonito.
Es un libro que aunque es infantil no le vendría mal que se lo leyeran muchas personas mayores a ver si se les queda algo de él.

En la vida real, esto pasa mucho con los humanos, hay gente que aunque tiene defectos solamente ve sus virtudes y se dan el lujo de creerse más que nadie e incluso mirar a los demás por encima del hombro, es algo que nunca he soportado y nunca lo haré, porque aquí nadie es más que nadie, todos somos iguales, y todos tenemos defectos, esos que se creen los más quizás son los que más los tengan, pero si ellos son felices así pues mira mejor para ellos pero como le pasó a la tetera, la vida nos puede cambiar en cuestión de segundo y pasar de ser mucho a no ser nada, pero bueno, nunca es tarde para cambiar de vida y arrepentirse, yo creo que es una buena lección, la que la tetera recibió, y eso también pasa en la realidad, hoy estás en lo más alto y mañana puedes estar en lo más bajo, por eso no hay que reírse de nadie y menos del mal que le pueda ocurrir a los demás.

A mi peque siempre le digo que no se tiene que reír de nadie, que cada persona es como es y ya está, él sabe que tiene muchas virtudes porque así se lo hacemos saber pero también sabe que tiene muchos defectos y es consciente de que los tiene que corregir con el tiempo.
Mi peque es un niño que ha tenido que soportar muchos insultos e incluso ahora no sé si le insultarán, por lo menos no delante de mí, y si lo hacen él se lo calla, pero ha tenido que soportar que le llamaran retrasado mental y solamente porque tiene mucha fantasía en su cabeza y quizás en la forma de jugar sea un poco diferente pero es un niño normal y así hay que hacérselo saber porque él se cree diferente a los demás y que es un retrasado mental, no entiendo cómo se puede ser tan cruel con una persona, en este caso con un niño que tiene sus cosas pero que por otra parte es un encanto, por eso, él me pregunta muchas veces que por qué la gente se ríen de los defectos de los demás y no ven los suyos, pero como yo le digo, todos sabemos ver nuestras virtudes pero nadie sabernos ver nuestros defectos o al menos no queremos hablar de ellos porque no nos gustan o porque no nos interesa, él lo entiende e incluso me dice cuáles son sus virtudes pero también me dice cuáles son sus defectos.
Yo creo que para que nuestros peques no se rían de los defectos de los demás o simplemente que se rían de la gente u otras cosas, los que tenemos que dar ejemplo los primeros somos los padres o así pienso yo, aunque también muchas veces según con las compañías se que junten.

No os doy más la charla y solamente me queda recomendaros el libro y yo os lo recomiendo totalmente para los más peques de la casa y como comentaba antes, los mayores también podemos aprender bastante de él.
Desde luego tanto a mi peque como a mí nos gustó en su momento y después de unos años sin leerlo no ha gustado más aún si cabe, es una lectura muy buena y a los niños les va a gustar, es un cuento muy sencillito pero muy bonito.

4 comentarios:

Espe on 4 de junio de 2012, 17:28 dijo...

Me encantan las ilustraciones de libros para niños. :-)

bibliobulimica on 21 de junio de 2012, 11:45 dijo...

no conocía este cuento de Hans Christian Andersen, me lo apunto. Muy afortunado tu hijo de tenerte como madre ;) como tú creo que nosotros tenemos que dar el ejemplo de la conducta que queremos ver en ellos.
Saludos

Ximo on 6 de julio de 2012, 22:59 dijo...

Hace siglos que no leo un cuento y va y este no lo conozco así que me has despertado la curiosidad de echar un ojo a este u otros de los que me son desconocidos, buscaré por ahi

^v^ ۩[†] Nadja [†] ۩ ^v^ on 22 de julio de 2012, 21:33 dijo...

Hola!!, te escribo desde el blog literario

La Biblioteca de la Morgue,

un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas, concursos y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya. Espero que te guste mi espacio ^^

¡Nos leemos!

Bisous

La Biblioteca de la Morgue

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare