miércoles, 23 de febrero de 2011

El ganso: Guía de Doñana para niños y adultos listos - Rosa Cintas Serrano

Publicado por Bejarana 76 en 20:40 0 comentarios
Hoy os quiero hablar de un libro infantil, aunque es un libro igual, voy a salirme un poquito de la rutina.
Desde el segundo año que mi peque iba a infantil, todas las semanas traía un libro para que lo leyéramos, me parece genial que desde pequeños se les inculque a la lectura, y ahora al pasar a primaria pues pensé que a lo mejor eso cambiaba pero no, sigue trayendo todas las semanas de la biblioteca el libro que le asignan, no lo elige él, sino que le asignan a cada niño uno, el caso es que esta semana a traído este que nos ha encantado a los dos, todos los que trae nos suele gustar más o menos pero este es que nos ha encantado.
El título es El Ganso pero luego el subtítulo es Guía de Doñana para niños y adultos listos.
Lo he mirado para comprarlo porque sinceramente merece la pena tenerlo en casa y vale 15,90€, la autora del libro es Rosa Cintas Serrano pero con la colaboración de Rafael Varo García y las ilustraciones que también merecen muchísimo la pena son de Joaquín López rojas y Gabriel de la Riva Pérez.
La tapa de atrás es totalmente blanca, no tiene ningún dibujo y viene el nombre de Icona y nos comenta que está publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Instituto Nacional para la conservación de la Naturaleza.
La verdad es que el que trajo mi peque el otro día es muy antiguo pero el que ahora mismo hay en el mercado está actualizado tanto los textos como las ilustraciones pero más o menos son parecidos.
He de decir que las ilustraciones son a todo color, divertidas y lo explica todo a las mil maravillas.
En cuanto a las páginas, el de mi peque tiene 113, que por cierto nos lo leímos en una sola tarde porque es muy sencillo de leer, pero el que está ahora en el mercado actualmente tiene 132 páginas, es que me he informado porque como le ha gustado tanto me ha dicho que se lo compre y eso haré, además es un tema que a mi peque le apasiona, la naturaleza y los animales. Os comento que es de tapa dura, quizás para los niños sea mucho mejor.
El libro viene dividido en dos partes donde en la primera nos habla de Doñana y su naturaleza donde nos viene el mapa de Doñana y en la segunda parte nos cuenta La Historia de Doñana, pero también he de decir que cada capítulo viene dividido por partes que con mucho gusto os explicaré ahora mismo sin meteros mucho rollo.

El Ganso: Guía de Doñana para niños y adultos listos

El libro comienza con la presentación que nos la hace un simpático ganso que está con su pareja y con un bebé que ha salido del cascarón y está con el chupete.
El ganso les explica a los niños que los científicos locos los llaman anser pero claro también tienen otros nombres como ánsar o ganso.
Nos comenta que procede de los lagos del norte de Europa pero que la mitad de su vida se la pasa en Doñana donde pasa todos los inviernos.
Tanto para animales como para las plantas esa es su casa donde el ganso nos invita a entrar para que la conozcamos mejor, pero primero nos pide por favor que no echemos mierda como puede ser los restos de la comida y demás cosas, y así estaremos colaborando en la conservación de su casa para que tengan mejor vida.
Otra cosa que nos pide el ganso es que no se arranquen flores ni hojas porque las plantas son muy importantes para su supervivencia y que no los miremos como bichos raros y nos unamos a ellos, para sentirnos como uno más de ellos y aquí es donde el ganso nos da la Bienvenida a su casa.

1ª Parte: Doñana y su naturaleza

El ganso nos comenta que Doñana es un lugar precioso, (lo cual no cabe duda) el cual la tierra lo ha llenado de esplendor y donde hay una playa muy bonita con arenas finas y blancas, esa arena se salen por fuera por el viento y forman montañas de arenas que se mueven y a las que llaman, dunas móviles.
También nos habla de los cotos de los cuales nos comenta que son viejas dunas que ya no se mueven que es donde vive el matorral mediterráneo el cual es el cobijo de muchos de los animales que allí viven.
Luego nos habla de las marismas del Guadalquivir que es un gran lago poco profundo y el cual se seca y se inunda al año y allí viven miles de aves.
Doñana los forma diferentes ecosistemas como son: La Playa, Dunas, Cotos y las Marismas. Y todo ello bien en un mapa del parque, ahí podemos ver donde está situado cada lugar, pero como en el libro viene os voy a contaros un poco lo que es cada cosa si meteros mucho rollo.

La Playa

Voy a comenzar por La Playa que es por la que comienza nuestro simpático ganso, que se encuentra en ella con su sombrilla y su bañador, mientras nos cuenta que Las Playas de Doñana son las más bonitas de la península, cosa que algunas personas pueden o no estar de acuerdo, son unas playas muy extensas donde la arena es fina y allí hay varias aves costeras.
Según como esté la marea de la playa, también según esté en la pleamar y la bajamar, pues según esto viven muchos animales variados los cuales suelen ser animales pequeños que se esconden bajo la arena cuando la marea baja.
Estos pequeños animales son los que sirven como alimento a las aves que andan por la playa. El ganso nos explica que según las corrientes marinas y los oleajes son de lo más importante porque con ellas traen la arena que forman la playa.
Los habitantes que forman Doñana son muchísimos y entre ellos están las plantas, algunas como el tártago marino, el eringio de mar y otras más.
Son plantas que viven entre el avance de las arenas y el embate de las olas.
A la orilla del mar hay toda clase de moluscos y se pueden ver sobre todo en las costas arenosas, pero no solo hay moluscos sino que también hay varias especies de algas como el fuco y en los fondos rocosos vive el ostión, la lapa, el mejillón, la bellota de mar y también hay algunas algas.
Muchas veces en la orilla del mar, en la arena hay restos de animales y plantas que son arrastrados por las corrientes y las olas.
En la playa hay un gran número de aves dónde nos nombra algunos como el charrán, la gaviota sombría y dicen que a 200 metros de la costa los inviernos lo pasan unos patos marinos llamados negrones.
Por las tormentas de invierno suelen haber algunas aves marinas que son poco frecuentes como son: el paiño, el alca, el frailecillo, el alcatraz, el cormozán y algunas más, pero en las torres que hay situadas en la playa, las cuales fueron construidas en el siglo XVI para vigilar la costa, pues allí hacen sus nidos la lechuza y el halcón peregrino.
Cuando la noche viene allí se pueden encontrar animales como zorros, jabalís, linces, cuervos, etc… pero acuden allí para encontrar los restos de alimentos.

Las dunas móviles y los corrales

Las dunas son montañas de arena que se mueven y forman parte de Doñana. Se forman porque el viento que siempre sopla hacia el interior arrastra la arena del mar y lo que hacen es que se unen entre si y avanzan en frentes paralelos a la costa.
Para algunas plantas que viven allí esto es un problema porque al moverse el suelo muchas de ellas no llegan a nacer pero hay otras que se han adaptado y hacen su vida en ellas a pesar lo pobre que es el suelo y no tienen agua, una de estas plantas es el enebro y el barrón.
Entre cada dos dunas hay un bosque de pinos piñoneros que el lugar se llama Corral.
En los corrales si hay agua y allí crecen muchísimas plantas como el romero, lavanda, unas flores amarillas y muchas más, pero solamente podrán vivir tranquilas hasta que las dunas las cubren totalmente pero cuando ya pasan, estas plantas vuelven a crecer formando otra vez el bosque.
Las dunas para los animales no son buenas tampoco, solamente para algunos reptiles que se encuentran en su salsa, algunos de los animales, viven ahí fijamente pero otros solamente van para comer y para descansar, pero aunque nos parezca raro, hay más animales que viven fijamente, que los que van de visita.
El ganso nos comenta que tanto sus amigos como él, las dunas les vienen muy bien para triturar los pequeños trozos de tallos de la castañuela que es su comida y la duna a la que acuden la llaman El Cerro de los ánsares.
Lo que más vale de las dunas es el bonito paisaje que junto al cielo forman una bonita belleza, por lo cual cautiva y emociona.

Los Cotos

Estos son totalmente diferente a la marisma y a las dunas, éstos son los más estables que hay en Doñana y el motivo es porque en él no hay cambios bruscos en todo el año, con lo cual es un lugar que a los animales les gusta muchísimo porque hay muchos lugares donde se pueden esconder cuando el peligro les acecha.
El terreno es ondulado y también es de arena al igual que las dunas pero con la diferencia de que estas son arenas que están fijas por la vegetación.
Es un terreno con cuestas y depresiones donde existe una capa de agua subterránea que encharca y eso hace que las arenas sean alimentadas en las zonas deprimidas.
Los cotos están cubiertos por algunos árboles y por los matorrales, allí hay árboles como los alcornoques, también nos podemos encontrar madroños, pinos piñoneros, eucaliptos, sabinas y acebuches, estos árboles son escasos y el terreno está más bien lleno de matorrales.
Es un buen lugar para los animales y no solo para refugiarse sino también para poder alimentarse.
El los cotos hay tres tipos de matorrales: está el típico mediterráneo, el monte blanco y el monte negro.
El matorral típico mediterráneo está en las zonas elevadas y allí es donde crece el tomillo, romero, jaras, cantueso….
El monte negro es la zona más húmeda y allí crecen varias especies de gramíneas, brezos, labiérnago y el mirto.
Y luego ya nos queda el monte blanco que es el que ocupa grandes extensiones de Doñana y el motivo de que se le llame así es porque la especie que más abunda es el jaguarzo, con lo que da al paisaje un color gris claro.
En cuanto a la fauna, los animales que más habitan en los cotos don los mamíferos grandes como el ciervo, el jabalí, el lince, etc…. Pero también allí viven grandes rapaces como el águila imperial.
Según en el libro viven en total unas 80 especies de vertebrados entre anfibios, mamíferos, reptiles y aves.

La vera

La vera es la frontera que hay entre los cotos y la marisma y entre las dunas y las marismas, es una franja que tiene de anchura entre 200 y 1500 metros, está cubierta de herbáceas que forman muy buenos pastos para los herbívoros.
En ella crecen las plantas muy bien porque lo tienen todo, no les falta el agua pero tampoco tienen problemas de encharcamiento como pasa con las plantas de la marisma o como pasa con las plantas de los cotos y las dunas que les falta el agua.
Los suelos van gradualmente de arenosos a arcillosos, es variable la profundidad del agua subterránea y los mantiene húmedos y el nivel topográfico es intermedio entre las dunas y la marisma y por eso mismo los pastos se mantienen verdes y les sirve de alimento a muchos animales, algunos pues se alimentan de los frutos, otros de raíces, otros se alimentan de hierbas y otros sin embargo se alimentan de numerosos insectos que hay en la vera y a la vez, estos animales son presas de los depredadores que allí van para poderlos cazar como puede ser el águila imperial, águila calzada, ratoneros, culebras bastardas, linces y un largo etc….
La vera en la que está próximo el matorral hay unos alcornoques maravillosos que son utilizados por colonias de aves para hacer sus nidos y son conocidos como los pajareros de Doñana y por lo visto será una imagen preciosa, según nos cuenta el libro es curioso porque ellas mismas se distribuyen para aprovechar al máximo el espacio, lo tienen dividido de tal manera que en la parte superior hacen los nidos las cigüeñas, garzas reales y espátulas y abajo hacen sus nidos las garcetas, martinetes y garcillas bueyeras.
Al que también es muy frecuente ver por allí es al milano negro, el cual se alimenta de los pollos que se caen de los nidos y de los desperdicios de los nidos, pero eso sí, ellos no suelen atacar a los pollos.

La marisma

En el libro, al niño se le explica que la marisma es una llanura la cual tiene una extensión muy amplia y que cambia bruscamente de aspecto según la estación del año.
Por ejemplo, en invierno es una laguna, pero poco profunda y sin embargo en verano parece un desierto llano, pero es el ecosistema más importante del Parque de Doñana porque viven muchísimos animales ahí sobre todo aves como el ganso.
El suelo es de arcilla formado por partículas muy finas que se apelmazan con el agua así que eso hace que dé lugar a una capa impermeable que impide que el agua de la lluvia se filtre hacía abajo, y el agua del la lluvia toda la que cae en invierno queda retenida hasta que el calor del verano la evapora.
La marisma tiene un aspecto llano pero en realidad no es así y tiene desniveles que tienen distintos nombres.
Están los lucios que son zonas que tienen una profundidad de hasta 1,20 metros en el centro, los cuales son importantes porque en verano el agua tarda más tiempo en secarse y en ésta época son como oasis para las aves que se concentran en ellos que por lo que se ve son un gran número de ellas.
Luego están las vetas y paciles que son las zonas estrechas y elevadas de la marisma que no se inundan.
Los caños que son cauces profundos de agua dulce y en la zona norte se encuentra la marisma seca que solo se inunda en periodos muy cortos y con poca profundidad.
El suelo de esta zona tiene mucha sal por las mareas vivas y por tanto entra agua por el río Guadalquivir donde las plantas encuentran muchas dificultades para poder vivir y solo son muy pocas las que se adaptan y la que más se adapta es el almajo.
En cuanto a la marisma inundada, se inunda todos los años en los meses de octubre a julio y su profundidad es de 15 a 50 centímetros.
La sal para las plantas no es un problema ya que hay más agua dulce y aquí hay muchas más plantas y viven muy bien.
Lo más importante de la marisma es el agua que llega con las lluvias y se va con el calor.
Según las estaciones del año el agua marca un ritmo así que muestra diferentes imágenes junto con las aves que se acoplan en este ritmo estacional.
En otoño llegan las lluvias y con ellas se llenan las zonas más profundas de la marisma y es cuando empiezan a llegar los gansos y otras clases de aves como los patos y los limícolas.
Durante el invierno viven allí miles de aves, tantas que ascienden a 250000 según los científicos.
En cuanto la primavera empieza a llegar la marisma se convierte en una llanura verde ya que la vegetación es muy abundante donde muchas aves son difíciles de ver en el agua y muchas de ellas hacen allí los nidos y crían a sus criaturas.
A últimos de mayo la marisma se va secando y en agosto ya se ha llegado a convertir en una llanura grande de arcilla cuarteada, así que es cuando acuden por allí gamos, jabalís, liebres, conejos, gamos, etc….
En la marisma hay vida en cualquier estación del año y de ella depende miles de aves, no solo para las que viven allí todo el año sino también para las que vienen de países lejanos tanto en verano como en invierno, pero es que también las sirve de posada principal de las aves de paso, que descansan unos días en Doñana antes de cruzar el Estrecho de Gibraltar, en los largos viajes que hacen entre Europa y África.

2ª Parte – La historia de Doñana

Tiempos atrás, la marisma ha sido un sitio bastante hostil para el hombre y siempre ha estado despoblada aunque los romanos, godos, árabes y cristianos han intentado asentarse allí
Lo que ahora se ve no solo es el resultado de la evolución de la naturaleza sino que también ha tenido que ver mucho los propietarios que ha tenido y también de sus habitantes.
En los primeros escritos que hay de la historia de Doñana datan del siglo XIII, fue cuando los árabes son conquistados por el rey Alfonso X “El sabio” el reino de Niebla que estaba comprendido Doñana y estas tierras las utiliza como cazadero real.
Al final de este siglo el hijo de éste, Sancho IV “El Bravo” regaló estas tierras al Duque de Medina Sidonia, Guzmán “El Bueno” y se las regala por la hazaña en la defensa de Tarifa contra los árabes.
Pasa el tiempo y en el siglo XVI el 7º Duque de Medina de Sidonia estaba casado con Doña Ana de Mendoza de Silva y esta mujer quiso irse a vivir al Coto y por eso su marido le construyó una casa, entonces a partir de aquí las tierras se empezaron a llamar el Coto o el Bosque de Doña Ana pero con el tiempo solo se quedó con el nombre de Coto de Doña Ana.

En el siglo XVII, el rey Felipe IV le da por visitar el Coto y los duques de Medina Sidonia reconstruyeron el palacio de Doña Ana que quedó como hoy en día lo podemos ver.
A principios del siglo XX, gran parte del Coto es propiedad del duque de Tarifa, un señor que amplía el palacio de Doñana y construye el palacio de Marismillas, pero no solo construye esto, sino que también construye el muelle de la Plancha y costea los trabajos que se hacen de excavación del arqueólogo Schutten.
El rey Alfonso XIII en ese tiempo iba a cazar allí, al Coto de Doñana.
Sobre los años 30, el Coto pasa a las manos de los Marqueses de Borguetto, que después habrá distintas partes de varios propietarios.
Desde que comienza el siglo XX, la zona norte de la marisma los propietarios particulares y algunos organismos estatales hacen varios proyectos para desecar las marismas y transformarlas en tierras de cultivos, aunque mucho de estos proyectos fracasan, estos hombres, con la ayuda de excavadoras ahondan el fango y realizan canales y logran construir el paisaje y la flora de buena parte de la marisma, dejando sin casa a muchas aves acuáticas, como siempre, cuando el hombre mete la mano siempre destroza algo, es una pena que hayan desaparecido tantas aves acuáticas.

En el año 1961, el doctor Valverde comienza una campaña pública para defender las marismas del desastre ecológico que supondría realizar las obras de su transformación en tierras de cultivo.
En el año 1964, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, con la ayuda del Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (W.W.F.), compra 6800 hectáreas y será la Estación Biológica de Doñana.
En 1969, El Ministerio de Agricultura crea El Parque Nacional de Doñana con 37000 hectáreas y en el año 1978 aparece la Ley de Doñana.
El Parque se amplía a 50720 hectáreas y se declara su destino a la investigación, la educación y para el disfrute.
Estos son los cambios históricos que se han producido durante los siglos.
En Doñana desde hace ya bastante tiempo has existido tres tipos de habitantes: los propietarios, los guardas y los trabajadores.
Los propietarios de las fincas no vivían todo el año allí, tenían temporadas, ellos siempre venían con sus familiares y con amigos para cazar y descansar, vivían en casas muy grandes que llamaban palacios.
Los guardas se preocupaban de vigilar la entrada de furtivos e intrusos y de observar cómo estaban las especies de caza y de dirigir a los trabajos que realizaban los otros hombres, sobre todo la corta de madera.
Éstos vivían dentro de los palacios o en chozas pero siempre con sus familias, también vivían en casas construidas por ellos a las que llamaban hatos.
Ellos tenían sus propias huertas y cazaban, pescaban y tenían colmenas.
Los trabajadores realizaban distintos trabajos, algunos por encargo de los propietarios como la madera y otros los realizaban por su cuenta pagando una cantidad al dueño de la explotación.
Estos trabajadores solían ser de los pueblos de los alrededores de Doñana, como de Sanlucar de Barrameda, Hinojos y Almonte.
Algunos quedaron a vivir dentro, y vivían en chozas marismeñas hechas con palos de madera y techo de castañuela o brezo.
Desde tiempos atrás la principal actividad era la caza porque hay una gran fauna, mientras que los propietarios lo hacían por hobbie, los guardas y los trabajadores lo hacían por necesidad, para poder comer.
Allí el medio de desplazamiento es el caballo es un animal imprescindible y por lo tanto siempre se han criado en Doñana y también ganado vacuno.
En cuanto a la pesca, algunos pescaban en el río, otros en la marisma y sin embargo otros lo hacían en el mar, pero según donde pescaran, tenía mucho que ver la embarcación o el tipo de red que utilizaran.

Como antes os comentaba, cada familia tenía su huerta al lado de su casa y de ellas obtenían de todo menos aceitunas para poder hacer el aceite, a estas huertas se les llaman Navazos porque riegan con agua del manto acuático que hay debajo de la arena.
También os he comentado que tenían sus propias colmenas pero es que para ellos la miel era un alimento muy importante para su dieta.
Los pinos que allí había eran fuentes de muchas materias por eso los cortaban enteros para venderlos a las serrerías y normalmente se cortaban para hacer carbón vegetal en unos hornos que se llamaban boliches y también se recolectaba las piñas para vender el piñón.
Muchos años se explotaron las salinas del borde del río, cerca de la desembocadura y de ellas se sacaba la sal marina.
Salvo la caza, las salinas y la tala de árboles enteros, todas las demás explotaciones tradicionales se mantienen y ahora en estos tiempos en los que estamos pues han aparecido tres nuevas actividades.
Las actividades para los turistas, aparece cuando se construye la urbanización de la playa de Matalascañas y la otra actividad es abrir a la gente el Parque Nacional de Doñana.
Pero no solo hay esto, sino que hay actividades de investigación que realizan los científicos, ellos estudian a los animales e intentan protegerlos de los peligros que continuamente les acechan.

Para acabar nuestro simpático ganso nos comenta que la naturaleza es frágil y se puede destruir con mucha facilidad sino la cuidamos entre todos.
Los animales y las plantas solo tienen la misión de vivir, y con esto a los niños les dice que como seres humanos pequeñitos y que si los consideran sus amigos de verdad, deben ayudar a que sigan vivos, también les dice que con su actitud y comportamiento de respeto y defensa de cualquier ser vivo por muy pequeño que sea, se puede colaborar en la lucha por su supervivencia y ahora que están desapareciendo tantas zonas naturales, es muy importante que los humanos sepan que en nuestras manos está su futuro, tanto de niños como de adultos, de nosotros depende su destino.
A Doñana va muchísima gente y nuestro ganso nos cuenta que han acondicionado dos zonas para la acogida de los visitantes como es El Acebuche y La Rocina que son dos zonas preparadas para que los curiosos de la naturaleza puedan conocer y apreciar los valores del Parque.

El itinerario dentro del parque tiene un limitado número de personas por día porque el excesivo tráfico de coches puede provocar importantes daños en estos ecosistemas tan frágiles.
El Acebuche pertenece al ecosistema cotos, tiene una laguna artificial con agua permanente, antes era una laguna natural como muchas otras que hay en este ecosistema.
Se forman en los periodos del año en que el manto acuático de debajo de las dunas, tiene un exceso de agua y en Doñana hay varias como: Dulce, Taraje, Brezo, Santa Olalla….
En el Acebuche hay un sendero peatonal donde viven las mismas plantas que en los cotos y en la laguna habitan aves acuáticas marismeñas y acuden las rapaces para cazar.
En el borde de la laguna hay unas chozas llamadas Observatorios.
Si se está en silencio se puede observar desde ahí a las aves sin que ellas se den cuenta pero de todas formas se podrá ver muchas especies distintas de aves.

Luego está La Rocina, que es la zona que ocupa el arroyo del mismo nombre, este arroyo lleva agua de la marisma y hace que vivan muchísimas plantas que se forman en el bosque de ribera o galería, también en ella viven muchos animales porque el arroyo alberga aves acuáticas y de otras clases, para las aves rapaces es un lugar muy bueno pero también viven algunos mamíferos como pueden ser el ciervo, el meloncillo, el jabalí, el lince y la nutria que ahora en la actualidad está desaparecida del resto del Parque y se refugia en la exuberante espesura de La Rocina.
Y para el conocimiento de Doñana y de la Rocina, se han acondicionado un centro de visitantes con proyecciones divulgativas y una edificación singular, el Palacio del Acebón está preparado como museo etnológico para dar a conocer como ha vivido y vive el hombre en el Parque Nacional de Doñana.
Ahora os voy a poner una poesía muy bonita que viene en el libro y es la siguiente:

Naturaleza herida
Por monstruos de acero,
enseña a los niños
tus viejos misterios

Sus cuerpos pequeños y graciosos
deben conocer la caricia de la lluvia
el sonido del viento,
los cantos salvajes de los animales
sus alegrías y sus lamentos,
el poder grandioso de la libertad
el equilibrio, la armonía,
el juego de la paz.

Opinión personal

Para empezar he de deciros que es un libro que merece muchísimo la pena, pero no solo para los niños sino que para los padres también, yo con él he aprendido muchas cosas que no sabía sobre el Parque Nacional de Doñana, sobre todo sobre su historia, de cómo vivían los trabajadores y los guardas, los privilegios que tenían y también como trabajaban.
También he de deciros que mientras estábamos leyendo el libro teníamos al lado el ordenador ya que vienen especies tanto de plantas como de animales que claro, mi peque ni yo no conocíamos, y lo buscábamos en el Google.
Durante el libro nos habla de especies que a lo mejor mucha gente a oído hablar sobre ellas pero yo desde luego a mi me sonaban a chino, no tenía ni idea.
Sinceramente, tanto el niño como yo hemos aprendido muchísimo pero no solo hemos aprendido, sino como amantes de la naturaleza y de los animales, hemos gozado muchísimo leyéndolo y de hecho lo tengo pedido y en cualquier momento nos puede llegar y seguro que lo leeremos muchas veces más porque como sea un libro que a mi peque le guste lo podemos leer un montón de veces.

Ya solo me queda recomendarlo y os lo recomiendo totalmente, puede ser un buen regalo para un niño, porque además de que el ganso es muy simpático, las ilustraciones nos van explicando todo muy bien y el mensaje que les trasmite a los niños es muy bueno, es un libro que hace que mediante el ganso amen la naturaleza y a los animales y está muy bien que les cuente la historia del parque y así ven la transformación que con los años ha ido teniendo y que cuando el hombre mete la mano, a veces no es bueno, destruye todo lo que toca, yo creo que mejor hubiera sido dejarlo tal como la naturaleza lo había formado.

Y ya solo me queda deciros una frase que mi peque dice mucho: Apagar la televisión y encender un libro.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare