miércoles, 1 de septiembre de 2010

Niños Hiperactivos - Russell A. Barkley

Publicado por Bejarana 76 en 12:15

Hoy os quiero hablar sobre un trastorno que cada vez es más conocido y del cual se escucha más.
Es un trastorno que se debería conocer más de él y tener más información y hoy os quiero hablar sobre este libro para los padres que piensen que su hijo puedan tener el trastorno del TDAH.
Ahora os voy a hablar un poquito sobre el trastorno y después ya os hablaré sobre el libro, no solo vale para las personas que tengan hijos con este trastorno sino también para personas que piensen que tengan a algún niño a su alrededor con ello, además, nunca está demás saber cosas de estas porque nos pueden ayudar bastante para luego poder ayudar a nuestros niños y no solo a ellos, sino como poder reaccionar antes diferentes circunstancias los padres o familiares del niño.

Causas del trastorno
_______________________________________________________

Las causas del TDAH son múltiples pero a ciencia cierta no se sabe muy bien el por qué de este trastorno, se está estudiando muy a fondo y cada uno tiene una teoría, casi todos se ponen de acuerdo sin embargo hay otros que tiran por otros sitios, el caso es que es un trastorno algo complicado y delicado a mi parecer de tratarlo.
Aquí os pongo algunas de las causas por las que puede venir este trastorno, os pongo de las que me acuerdo, porque hay bastantes hipótesis.

Un mal embarazo o un mal parto. Hay a veces que los embarazos son malos pero los partos son peor y puede ser que el bebé pueda sufrir en el parto o que la madre a la hora de romper aguas no sea clara y sea de un color marrón verdoso, eso puede repercutir al bebé en un momento determinado y si traga de ello puede que al niño le afecte una parte del cerebro, el líquido ese los médicos lo llaman de una forma que yo ni me acuerdo de como me dijeron.

El tabaco y el alcohol. Durante el embarazo es muy importante que no se fume, que no se beba alcohol y que no se tomen otras sustancias. Yo nunca he bebido pero es que dejé hasta de tomar Coca cola que yo era adicta a ella y también dejé de tomar descafeinado, café y demás, aquí fue cuando empecé a comer sano y a beber solamente agua o zumos naturales.
Tenemos que darnos cuenta que en el momento que sabemos que estamos embarazadas, no dejamos de tener una vida dentro de nosotras que todo lo que nosotras hagamos le va a influir a nuestro feto. Aunque también he de decir que muchas veces no hace falta que fumes, con solo que fumen a tu lado ya estás inhalando igual que si lo hicieras tú mediante un cigarrillo, con esto quiero decir que tampoco hace falta que fumes.

Hereditario. Otro factor puede ser que se pueda heredar, por las informaciones que yo tengo en mi familia no ha habido nunca nadie con el TDAH, pero puede ser que venga de antepasados, esto nunca se sabe porque esto de la genética es muy complicado aunque también he de decir que por parte de mi madre toda la familia es muy movida, puro nervio al igual que yo, así que también podría ser hereditario y por parte de mi marido tampoco se sabe si ha habido alguien que lo tuviera, pero en este caso no lo creo.
Por lo visto los estudios con gemelos son más que convincentes ya que los científicos han dado con la cuestión de que si uno de los gemelos tiene síntomas del TDAH, el riesgo de que su hermano tenga el trastorno es muy alto, entre el 80 y el 90%, sin embargo entre mellizos era de solo un 32%.

Síntomas del TDAH
____________________________________________________________

Cómo os comentaba casi al principio, los síntomas más característicos son El Déficit de Atención, la Hiperactividad y la Impulsividad.

Déficit de Atención. El déficit puede adoptar diferentes formas, algunas de ellas pueden ser olvidos frecuentes de las cosas, se distrae con muchísima facilidad, con una mosca que pase ya se fastidió todo, suelen perder las cosas y luego no saben donde las han puesto, aunque a veces no es del todo así, pero también he de darnos cuenta que cada persona es un mundo y no tienen que tener los mismos síntomas, pero sí que se parecen todos mucho. También son muy desorganizados aunque yo a mi peque le he enseñado a tener todo en orden, pero también es verdad que tengo que estar encima de él todos los días, tienen malos resultados en la escuela, pero es por lo que os comentaba antes, tienen tanta actividad cerebral que no están solo a una cosa sino que están a 50 cosas a la vez y se aburren fácilmente haciendo una sola. Otra cosa es que tienen una concentración muy poca al igual que ponen muy poca atención en los detalles, cosa que aquí con mi peque tampoco sucede ya que cuando se fija se fija bien en los detalles y te lo explica perfectamente, y el seguimiento de los trabajos y las tareas les importa muy poco, así que hay que estar pendiente para que lo hagan.
Otra cosa es que no escuchan, van a su bola y por eso no atienden, hay que decirles las cosas en un montón de ocasiones porque no hacen caso a la primera, lo que yo pienso muchas veces es que no les da la gana escuchar, porque cuando quieren bien atienden, o al menos eso me pasa con el mío.
Las dificultades a la hora de atender se manifiestan sobre todo circunstancias puntuales que para el niño implican aburrimiento, fatiga, repetición, mayores esfuerzos y baja motivación, por eso hay que estar constantemente motivándolos como hago yo con mi peque, que si no es con una cosa es con otra pero siempre le estoy motivando, pero sin embargo son niños que pueden ratos viendo la televisión, este no es el caso de mi peque porque prefiere escuchar música mientras juega, y también se pueden pasar horas jugando a videojuegos, esto sí que le gusta a mi peque, pero como le pongo a Pipo, no solo juega sino que con él aprende, pero lo máximo que le dejo por día es de una media hora y me parece como mucho.

Hiperactividad. La hiperactividad se detecta porque al observar al niño día a día ves que la inquietud o nerviosismo es excesivo, tiene mucha dificultad para estarse quieto, para jugar a juegos tranquilamente y hablan muchísimo, es un no parar en esto también, se ríen estruendosamente hasta tal punto que parece que no pueda parar de hacerlo, son unas risas fuertes y además de esas pegajosas que te ríes de solo verlo.
También eso de estarse sentado es un calvario para ellos porque les gusta ir de un sitio a otro, otra cosa es que les gusta ir tocando todas las cosas y eso a mí me pone negra, no lo soporto pero bueno, parece ser que ya lo va dejando, no lo hace tanto ahora como antes, dan saltos sin intencionalidad ninguna y sus movimientos son frecuentes a cada rato, ya sean de las manos, la cara, los pies, el tronco y demás extremidades.
Estos movimientos que tienen no lo pueden evitar, ellos tienen que estar en constante movimiento y pueden llegar a molestar mucho, nosotros con nuestro peque no hemos podido ir nunca a un cine porque no se estaría sentado tranquilamente, si le gusta la película puede ser que aguantara algo más pero si no le gusta puede ser que nos echaran del cine porque no dejaría ver la película al menos a los que estuviéramos a su alrededor.
Otra cosa que hay que tener mucho en cuenta que no solo es el movimiento que puedan tener, sino que también hacen un sinfín de ruidos de lo más molestos, a esos no acabo de acostumbrarme, hay veces que los llevo mejor que otras pero sobre todo cuando estoy con dolor de cabeza no puedo con ellos y por mucho que se lo digas no deja de hacerlos, así que no os imagináis que descanso tengo cuando ya por fin se mete en la cama y tengo un rato de tranquilidad.
En clase molestan a los demás niños, aunque mi peque eso ya no lo hace, ahora los respeta al igual que ellos a él, pero sé de muchos niños por sus madres que siempre los tienen que estar riñendo porque corren por los pasillos del colegio, se dedican a dar patadas al compañero de adelante, los arrojan cuando los da la gana gomas o lápices, eso según, y también no dejan de moverse en el sitio y tienen que estar con algún objeto en la mano, bien sean suyos o los del compañero, el caso es que tienen que estar molestando, sin embargo mi peque no hace nada de esto, se le ha cogido a tiempo para que aprenda a respetar lo de los demás y a no moverse del sitio cuando está en clase.

Impulsividad. La impulsividad casi va unida a la hiperactividad y esta se manifiesta porque ves que el niño no es capaz de esperar turnos, es muy impaciente, después si ve que una tarea no le sale a la primera de cambio la deja, luego en clase tiene unas conductas disruptivas, se entromete o interrumpe otras actividades.
Y ahora viene lo peor, que los compañeros les rechazan pero los daños que ellos puedan causar no es intencionado, a mi peque al principio le rechazaron por cosas así o parecidas, pero después como os decía antes, le quieren y todos son muy amigos de él, a mí eso me pone muy feliz, porque se está integrando perfectamente ante la sociedad, porque son niños que no se suelen integrar muy bien que digamos, pero por suerte mi peque sí que lo está haciendo e incluso ya le invitan a su cumpleaños todos los niños, cosa que antes no lo hacían.
Otra manía que tienen es contestar de una manera precipitada, cuando le preguntas algo él ya te ha contestado sin pararse a pensar si lo que dice está bien o mal. Menos mal que estas cosas cuando se cogen a tiempo y se trabaja con ellos duramente y con mucho esfuerzo pueden surgir pero en menor medida como también el que los deberes del colegio los hacen deprisa y de una manera desorganizada, si esto se lo vas enseñando antes de que esto ocurra, el niño puede que lo haga pero en menos y encima no los suele terminar por eso hay que enseñarlos de que hay que terminarlos y si lo hacen en casa hay que estar con ellos y llevarlo lo mejor posible para que lo termine, aunque sea haciendo algún descanso pero tienen que aprender que no deben de dejar los ejercicios a medias y que la presentación debe de ser limpia y ordenada, nada de lo contrario como suelen hacer, sucia y desordenada.
Cuando van siendo más mayores, en el colegio a los maestros los suelen interrumpir a cada momento según la marcha de la clase con comentarios que no son apropiados, con salida de tono y yo entiendo que esto al maestro no le haga ninguna gracia pero no por él sino porque molesta a una clase entera, pero claro, me imagino que estas cosas sean en niños que tienen el TDAH y no se lo han diagnosticado, y se puede confundir por su forma de actuar como un sinvergüenza y para sus compañeros el payaso de clase con el que se lo pasan muy bien en las clases, pero la realidad es otra muy distinta, lo mejor es cogerlo a tiempo desde pequeños y puedan ir avanzando para que estas cosas no ocurran.
También ocurre que inician una tarea antes de que terminen de oír las instrucciones que se les dé y hablan constantemente con los compañeros sin que a estos los deje atender.
Son niños que les cuesta muchísimo esperar su turno y aunque tengan que interrumpir pasan por delante como si nada. Cuidan muy poco el material escolar y los juguetes, con frecuencia los pierden o los olvidan, otra cosa en la que mi peque de momento le hemos enseñado a cuidar tanto los juguetes como los materiales escolares, antes destrozaba los juguetes, pero sin embargo ahora le duran y le duran, los cuida muy bien.
Otra cosa es que hacen cosas sin pensarlas y no miden el peligro, lo hacen a lo loco, se lanzan y ya está, ya sea escalando un árbol como pasar de uno a otro como Tarzán, y ese es el miedo que yo tengo, que mi niño no ve el peligro y un día se va a romper la cabeza, tocaremos madera, para que esto no llegue a ocurrir.

Criterios para el diagnóstico del TDAH propuestos en el DSM-IV

Antes de nada os comentaré que el DSM es el Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) y ahí es donde se recoge todos los trastornos mentales con sus respectivos estudios y sus tratamientos, y ahora mismo está vigente la cuarta edición aunque ya se está preparando la quinta para el año 2013.
Dicho esto, empezaré comentando los pasos que hay que dar cuando vemos que nuestro hijo tiene todo lo que anteriormente os he comentado. Nosotros como ya dije al principio, primero fuimos a la pediatra, allí ella nos mandó directamente al psiquiatra infantil, este nos da un test para la maestra y otro para nosotros, es el mismo, y simplemente vienen unos síntomas en los que tienes que marcar sí, si los tienen y no evidentemente si no los tiene.
Una vez hecho por ambas partes se lleva otra vez de nuevo al psiquiatra y él los compara y según eso se adelanta a decirte el diagnóstico y a nosotros nos salió 100% de que lo tenía, pero claro como tan solo contaba con 4 años no se le podía medicar y durante esos dos años se intenta por todos los medios que cuando llegue la hora no se le medique pero en nuestro caso aunque evoluciona favorablemente, no nos va a quedar más remedio que tenerle que medicar. Así que te manda los informes para el colegio y si estos son legales te ponen todo a tu servicio como nos ha pasado a nosotros, tiene todo lo que mi niño necesita y lo mejor de todo es que el resultado es excepcional y según nos dijo su maestra, para el curso que viene, va a tener lo mismo pero con más gente, así que de momento no puedo tener para nada quejas por parte del colegio, y a parte de todo esto luego te manda al psicólogo al cual se tiene que acudir todos los meses a ver qué tal va, pero no solo él, sino nosotros también.
Yo sé que a muchos padres en vez de mandarlos al psiquiatra los mandan al neurólogo, sin embargo nosotros no fue así, ahora ya pronto tenemos que ir con él al psiquiatra que nos han vuelto a mandar y nos darán el mismo test y a partir de ahí no se qué hará, si nos mandará al neurólogo o él se encarga de medicarle, eso ya no lo sé porque por lo que veo en cada zona se trata de diferente forma.
Ahora os voy a poner los criterios de los que se basan según el DSM-IV para diagnosticar el TDAH, os lo pongo según lo tenemos nosotros, os lo pongo para poder ayudar a las personas que se encuentran en las mismas condiciones que yo y no saben si es un problema de conducta sin más o en realidad es que su hijo tiene el trastorno del TDAH, así que comienzo con ello.

1) Síntomas que han persistido durante seis meses por lo menos con intensidad desadaptativa e incoherente con relación al nivel de desarrollo, para ello tiene que tener un total de 6 o más de los síntomas de los siguientes que voy a poner, esto es para la desatención:

Desatención
(a) a menudo el niño no presta la suficiente atención a los detalles o incurre con errores por descuidos en las tareas
(b) a menudo el niño tiene dificultades para mantener la atención en actividades lúdicas o en las tareas que tiene que hacer
(c) a menudo cuando al niño se le habla directamente parece no escuchar.
(d) a menudo no sigue las instrucciones que se le da y no acaba las tareas escolares, encargo u obligaciones que debe hacer y esto no quiere decir que el niño tenga un comportamiento negativo y tampoco quiere decir que no tenga la capacidad suficiente como para comprender las instrucciones.
(e) a menudo tiene dificultades para organizarse, tanto en las tareas como en las actividades
(f) a menudo le disgusta, es reacio o procura evitar las tareas que requieren esfuerzo mental sostenido como puede ser trabajos domésticos o escolares, da lo mismo
(g) a menudo extravía los objetos que son necesarios para hacer las tareas o bien las actividades.
(h) a menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
(i) a menudo es descuidado en las actividades que debe de hacer diariamente

2) Ahora se van a ver los síntomas de hiperactividad-impulsividad que han persistido por lo menos durante seis meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo, se tiene que tener 6 o más de los síntomas:

Hiperactividad
(a) a menudo mueve en exceso tanto las manos como los pies o bien no para en su asiento y se remueve
(b) a menudo abandona su asiento en la clase o bien en otras situaciones en las que lo más natural es que permanezca sentado sin que se mueva
(c) a menudo salta o corre excesivamente en situaciones en las que es inapropiado hacer eso, sin embargo en adolescentes o en adultos se puede limitar a unos sentimientos subjetivos de inquietud
(d) a menudo tiene dificultades para jugar o para dedicarse a actividades de ocio tranquilamente
(e) a menudo está en movimiento como si tuviera un motor dentro, es imposible que pare
(f) a menudo habla en exceso, no calla ni un solo instante.

Impulsividad
(g) a menudo se precipita a contestar antes de que se haya formulado la pregunta completa
(h) a menudo tiene dificultades para guardar el turno
(i) a menudo interrumpe o se mete en las actividades de otras personas por ejemplo entrometerse en juegos o en conversaciones.

B. Algunos de los síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención estaban presentes antes de que el niño tenga 7 años de edad.

C. Algunas de las alteraciones provocadas por los síntomas se pueden presentar en dos o más lugares por ejemplo en casa, en la escuela o si ya es adulto se puede presentar también en el trabajo.

D. Tienen que existir unas pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo en lo que se refiere a la actividad tanto social como académica y laboral.

E. Cuando los síntomas no aparecen exclusivamente en el trascurso de un trastorno general del desarrollo, como puede ser esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor a causa de la presencia de otro trastorno de ansiedad, trastorno de la personalidad o bien un trastorno disociativo.

Códigos basados en el tipo:

314.01 Trastorno de déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado es cuando durante los seis meses se han cumplido los criterios A1 y A2 que anteriormente os he comentado.
314.00 Trastorno de déficit de atención con hiperactividad, tipo predominantemente desatento es cuando los 6 últimos meses se han cumplido los criterios A1 pero no el A2.
314.01 Trastorno de déficit de atención con hiperactividad, tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo sucede cuando los seis últimos meses se ha cumplido el criterio A2 pero no el A1.

Si algún peque que conozcáis o que sea vuestro hijo, tiene algunos de estos síntomas como os he explicado ahí arriba, es mejor que acuda al pediatra si el niño es pequeño y al médico de cabecera si el niño ya es mayor tirando a adolescentes, hay muchas personas que hasta que no han sido adultas no se han dado cuenta de que tenían este problema, pero es mejor atajarlo de pequeños que no de mayores.

Los padres que tengan un hijo con el TDAH
___________________________________________________________

Para empezar os diré que es muy difícil la convivencia con un niño así, conozco a unas cuantas parejas que por culpa de esto se han separado, casi siempre por culpa del marido que no aguanta la situación cuando llega a casa después de estar todo el día trabajando.
Yo por ejemplo a habido días que cuando ha llegado de trabajar mi marido me ha encontrado sentada y llorando desconsoladamente, es horroroso y encima cuando no se duerme ni se descansa, el cansancio acaba con desesperar a la persona.
Yo cuando le veía entrar por la puerta veía el cielo abierto, lo primero que hacía era abrazarle a él, yo eso lo agradecía muchísimo.
Está comprobado que los padres de niños con TDAH sobre todo las madres y particularmente cuando estos son pequeños, experimentamos más estrés que los padres que no tienen hijos con este trastorno.
Las madres suelen tener niveles bajos de autoestima en el papel como madres y experimentamos de forma más acusada depresión, culpabilidad y aislamiento social.
Y eso precisamente es lo que me pasa a mí, tengo la autoestima por los suelos y con depresión, con ataques de ansiedad y en un estado de que no me apetece estar con gente ni si quiera hablar, me he aislado de un modo que tengo que salir de esto, no solo por mí, sino por mi hijo.

El libro
____________________________________________________________

Bueno, pues por fin os voy a contar algo sobre el libro, el título en sí es Niños hiperactivos, cómo comprender y atender sus necesidades especiales.
El autor es Russell A. Barkley, un psicólogo estadounidense y en la actualidad es profesor de investigación en el Departamento de Psiquiatría de la universidad médica The Sunny Upstate, en Syracuse (New York), lleva 30 años estudiando este trastorno e investigando cosas nuevas como fármacos y como poderlos educar.
Es también editor de la revista líder en su campo The ADHD Report y es autor de otro libro aparte de este.
El libro es de tapa blanda y tiene 347 páginas las cuales se dividen en 19 capítulos, en cuanto al precio me lo compró mi padre y le costó 32 euros, estoy hablando de hace tres años, quizás ahora valga más barato.

El libro es una guía completa para los padres, donde nos habla un poquito de lo que yo ya os he comentado anteriormente, no solo no explica lo que es el TDAH, sino que nos guía y nos hace ver cómo debemos de actuar ante diferentes situaciones.
Nos prepara de alguna manera para la evaluación y después para el diagnóstico, nos explica cómo debemos actuar ante todo ello y nos da catorce principios fundamentales para educar a nuestro hijo con TDAH.
También hay un apartado donde se dirige a los padres y nos comenta como debemos de cuidarnos.

Pero lo primero y fundamental, nos enseña a comprender el TDAH, porque muchos padres no aceptan que sus hijos tengan este problema y primero nos tenemos que concienciar para luego poder actuar, si no nos concienciamos poco hay que hacer.
Con esto quiero decir, que primero hay que aceptar a nuestro hijo tal y como es para luego poderlo ayudar en todo lo que podamos y algo más.
En la segunda parte, el autor nos hace ver de cómo tenemos que tomar las riendas, en cómo convertirnos en unos padres que saben dirigir con éxito y no dejarnos comer el terreno y se nos suba a las barbas, que son muy listos y saben muy bien como buscar las cosquillas y eso no debe de pasar, tenemos que ser nosotros aún más listos, y ponernos cada uno en nuestro puesto, él como hijo y nosotros como padres.

Después lo siguiente en la tercera parte nos vienen unos capítulos donde nos guía un poquito para aprender a organizarnos la vida con un niño TDAH, de ver cómo funciona el niño en casa y en el colegio, para eso nos da ocho pasos para mejorar la conducta del niño, el cómo solucionar los problemas en general y también de cómo solucionar los problemas en relación con sus compañeros de clase.
También nos guía un poco de cómo ser padre de un adolescente con TDAH, una tarea nada fácil si de por sí la adolescencia ya es complicada, con el trastorno debe ser peor todavía.
Y ya por último en la cuarta parte del libro, nos vienen unos capítulos dedicados a la medicación, en este apartado nos habla de todas las clases de medicamentos que hay para ellos y también nos hablan de sus efectos, tanto en lo bueno como en lo malo, y sinceramente esta parte no me acaba de convencer, qué difícil, ahora mismo me encuentro entre la espada y la pared, no me gusta todo lo que últimamente estoy leyendo sobre estos medicamentos.
Los medicamentos no son tranquilizantes sino que son estimulantes, estos hacen que el niño se tranquilice y sobre todo que se centre más en las cosas y hace que la concentración sea excelente, pero por otro lado los efectos secundarios no son muy buenos, sinceramente prefiero no pensar porque si no me voy a volver loca, pero lo tengo muy pero que muy claro, que si le doy la medicación y encuentro algo raro en mi hijo, se la suspendo, antes es mi hijo que nada.

Opinión personal
_____________________________________________________________

Bueno pues casi estoy llegando al final, es un libro que de todos los que he leído sobre el tema es el que más me ha gustado, es muy completito y nos lo explica todo muy bien e incluso en el libro nos habla de experimentos que han hecho con niños que tienen el TDAH y niños que no lo tienen, en esos estudios nos explica detalladamente cómo actúan unos y cómo actúan otros, en ellos se ven las diferencias que hay que son bastantes.

A la hora de educarlo, los profesionales te dan unas pautas, al igual que en el libro se nombran algunas que me parecen muy interesantes y de las que he cogido nota, a nosotros nos dijeron que por mucha pena que nos diera teníamos que ser muy duro con él, que algún día nos lo agradecería.
Así que yo lo que hago es un juego con él, aquí mi peque sabe que hay unas normas y tiene que cumplirlas, si yo le mando hacer algo y no quiere hacerlo, tengo como una especie de cromos y si lo hace le doy uno y si no lo hace le quito dos, y así es como mejor aprende, no con voces, ni castigos, sin pegarle, siempre hay que educar con el cariño, también he de decir que de vez en cuando le riño pero tranquilitamente, lo que hago es que hablo con él y le hago comprender las cosas, me gusta el diálogo para todo y hay que enseñarle a dialogar y a que nos cuente lo que le preocupa y el por qué hace las cosas, para poderle ayudar.
He de decir que son niños muy cabezones y el mío no es menos, menuda cabeza que tiene y también he leído y me han comentado que suelen ser agresivos, pues mi peque de momento no es para nada es agresivo, solamente de pequeño cuando se enfadaba se daba golpes es la cabeza contra la pared y contra el suelo, cosa que ya por suerte no hace, pero nunca ha mostrado agresividad.

Otra cosa que se me pasaba es que en este caso entre los padres y los profesores hay que tener una relación constante por el bien del niño, yo misma me llevo fenomenal con su maestra y ahora mismo me da mucha pena de que ya para el curso que viene no le dé ya clase, han sido tres años muy intensos e incluso de complicidad, muchas veces nos contamos las que nos ha montado tanto a una como a la otra y nos reímos pero en ese momento le hubiéramos colgado.
Cuando ella ha necesitado algo me lo ha dicho y cuando yo la he necesitado también ha estado ella ahí para lo que yo necesitara, así da gloria, a ver para el año que viene, que pasará…. Nadie lo sabe.

Lo que sí me sienta mal es que se juegue con las enfermedades, hace poco leí de una persona que esto del TDAH es un invento de los médicos, que es una enfermedad inventada solamente para vender medicamentos y que los niños que tomaban medicamentos morirían pronto.
No entiendo cómo se pueden decir esas cosas, es jugar con los sentimientos de los padres que lo leemos y los cuales estamos luchando y viviéndolo día a día para que venga este señor a decirnos que es inventada y que nuestro hijo se nos van a morir, solo de pensarlo se me ponen los pelos de punta y no puedo evitar cabrearme.
Quizás si no reciben tratamiento es cuando pueden morir jóvenes porque son propicios a tomar drogas cuando son adolescentes y adultos, cosa que hay que evitar que eso no suceda, las cosas se hacen por algo, y eso existe o si no que me lo digan a mí, pero claro, hacer daño es gratuito.

Tan solo me queda decir ya que por mi hijo hago cualquier cosa y si tengo que estudiar ahora a mis 34 años psicología o psiquiatría lo haré solamente para ayudarle a él e intentaré luchar y salir adelante por ellos, yo sé que mi niño es fuerte y vamos a salir adelante, con mucho trabajo y esfuerzo pero saldremos.
Además es un niño muy duro y muy valiente, hasta que entró al cole todo perfecto, nunca se había puesto malo pero después todo eran catarros, pero para que veáis que duro es mi niño que hace poco tuvo hasta 41º de fiebre y él como si nada, seguía tan despierto como siempre y otra cosa es que cuando está malito no se queja nunca y si le pregunto me dice, no te preocupes mamá que yo estoy bien, no sé si lo hace para que yo no me preocupe.
Muchas veces le digo a mi marido que si ahora mismo tuviera otro niño me gustaría que fuera como mi peque, no con este trastorno pero sí con su buen fondo, es un niño que tiene un corazón enorme y eso me gusta.

Y esto es todo, siento que la opinión haya sido tan larga pero se lo merece sobre todo si es para ayudar a otras personas, que estén en misma situación hace tres años, yo les recomiendo totalmente el libro, seguro que les va a venir muy pero que muy bien.

FICHA DEL LIBRO

Nº de páginas: 320 páginas
Encuadernación: Tapa blanda.
Precio: 28€
Editorial: PAIDOS IBERICA
ISBN: 9788449312472

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Bejarana yo tambien tengo un niño con TDAH de la misma edad del tuyo. Te dejo mi email por si quieras escribirme marketing564-tdah@yahoo.com.ar
Energy :)

Anónimo dijo...

HOLA QUIERO COMPARTIR MI EXPERIENCIA YA QUE TAMBIÉN TENGO UN HIJO CON DHA E IMPULSIVIDAD HA SIDO BIEN DIFICIL ACEPTAR QUE MI HIJO TIENE ESTA DEFICIENCIA AHORA TIENE 13 AÑOS, CUANDO ESTUVO EN EL KINDER SUS MAESTRAS ME MOLESTABAN CADA RATO CON QUE LO LLEVARA AL SICOLOGO Y ASI HEMOS ESTADO LO CUAL NO HA SERVIDO PARA NADA MAS QUE PARA SACARME EL DINERO, BUENO SI EN ALGUNA OCASIÓN LO LLEVE CON UNA PAIDOSIQUIATRA Y LE MANDO HACER UN ELECTRO Y DIJO QUE NECESITABA MEDICARLO CON TRILEPTAL NO ME HIZO MUCHA GRACIA NI A MI ESPOSO PERO ACEPTAMOS, EMPECE A NOTAR QUE MI NIÑO ERA MAS TRANQUILO ME PONIA MAS ATENCION PERO ME HACIA SENTIR MUY MAL YA NO JUGABA SOLO SE SENTABA Y MIRABA LA TELE SIN HACER RUIDOS ME DI CUENTA QUE NO QUERIA UN NIÑO QUE NO JUGARA COMO SI ESTUVIERA ENFERMO ENTONCES DECIDIMO YA NO DARLE EL MEDICAMENTO ADEMAS QUE INVESTIGUE Y APARTE UNA DRA. ME DIJO QUE EL MEDICAMENTO ERA PARA PREVENIR EPILEPSIA Y MI HIJO NUNCA HA PRESENTADO ESO LO CUAL ME DIO MUCHO CORAJE SABER QUE ERA PARA ESO ASI QUE DECIDIMOS SOLO LLEVARLO CON SICOLOGOS ( 5) PERO SIEMPRE SU RENDIMIENTO ESCOLAR HA SIDO MUY BAJO NUNCA HA REPROBADO, REPITIO EL 3° DE KINDER POR INMADUREZ ESO ME DIJERON, BUENO AHORA ME RECOMENDARON UNA PAIDOSIQUIATRA MUY BUENA, DESPUES DE HABERLE REALIZADO LAS PRUEBAS SUFICIENTES LO MANDO MEDICAR CON RITALIN ME ESPANTE MUCHO PORQUE HE ESCUCHADO COSAS MUY FEAS DEL MEDICAMENTO LO COMENTE CON LA PAIDO Y ME EXPLICO AHORA ESTOY MAS TRANQUILA, SOLO LO TOMA CUANDO VA A LA ESCUELA O SI VA TIENE QUE ESTUDIAR PARA UN EXAMEN LOS FINES DE SEMANA NO LO TOMA, ME GUSTA QUE SEA EL MISMO ES MUY LISTO Y NOBLE AUNQUE A VECES SE ALTERA Y SE PONE MUY NECIO Y A VECES ME RETA CUANDO LE LLAMO LA ATENCIÓN, TENGO OTRO HIJO DE 9 AÑOS Y EL NO TIENE EL PROBLEMA PERO HA SUFRIDO MUCHO CON SU HERMANO YO NO HAGO DIFERENCIAS PERO NO MEGUSTA QUE MI HIJO MAYOR SE APROVECHE DEL MENOR AUNQUE HA APRENDIDO A DEFENDERSE PERO ESA NO ES LA SOLUCIÓN MI ESPOSO Y YO HABLAMOS MUCHO CON ELLOS SOBRE TODO CON EL MAYOR PARA TRATAR DE PROVOCAR SU CONCIENCIA Y SE DETENGA O HAGA UN ESFUERZO POR CONTROLARSE YO LE DIGO A MI HIJO QUE NO ESTA ENFERMO SOLO NECESITA UNA AYUDADITA Y LE DOY MUCHO CARIÑO Y CONSEJO, ME PREOCUPA EL FUTURO Y A LA VEZ TENGO CONFIANZA QUE EL VA ALCANZAR SU MADUREZ PARA COMPRENDER Y CONTROLAR SU DEFICIT. ...........TISHA...............

Mauricio Barbosa on 1 de noviembre de 2013, 3:11 dijo...

TENGO LA BENDICION DE TENER UN HIJO CON ESTE MISMO TEMA, OPINO QUE LOS SICOLOGOS Y LAS AYUDAS DEBERIAN SER PARA NOSOTROS LOS PADRES, PERO A TODAS LUCES CUALQUIER ESFUERZO SE VE RECOMPENSADO CON SUS ABRAZOS Y SUS ARRUMACOS, ANIMO.

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare