miércoles, 11 de agosto de 2010

Yorkshire Terrier: Nuevas Guías Perros de Raza - Muriel P. Lee

Publicado por Bejarana 76 en 13:25

El 19 de enero hizo 2 años que mi marido nos dio una gran sorpresa cuando al entrar por la puerta nos encontramos que traía un perrito, mi peque se puso tan contento y rápidamente fue a acariciarlo, yo no me lo podía creer porque tenía ganas de tener un perrito, íbamos a adoptar uno hacía el verano, nos daba igual la raza, lo que sí no lo quería muy grande porque la casa es muy pequeñita y no lo podríamos tener.
El caso es que un compañero de mi marido se trasladaba de lugar, no podía cuidarlo y pensó en nosotros para hacernos este precioso regalo, ya que él sabía muy bien que el perrito iba a quedar en muy buenas manos y que iba a estar como un rey.
Yo nunca había tenido un perro, a si que fijaros que ilusión me hizo verlo y tenerlo junto a mí, para mí era un sueño, estaba feliz y parecía como una niña.
Al momento mi peque le empezó a llamar Yaki y con ese nombre se quedó, a si que nuestro perrito se llama Yaki.
Siempre me habían comentado que los Yorkshire Terrier eran perritos muy delicados, entonces al verme frente a Yaki vi que para darle cariño no necesitaba nada porque desde que mi marido lo metió por la puerta empezó a formar parte de nosotros y es uno más de la familia pero para otras cosas estaba yo un poco pez, entonces empecé a buscar cosas por internet y me topé con este libro, estuve leyendo la descripción, me convenció y me lo compré.
El libro no es muy grande, cuenta con 96 páginas a todo color con sus respectivas fotos. Es un libro de muy fácil lectura. Aunque es pequeño cumple muy bien con su función y trae la documentación necesaria para saber un poquito sobre como acicalarlo, educarlo y demás.
Está escrito por Muriel P. Lee, que cuenta con una gran experiencia en temas caninos y el cual tiene otros libros editados.
El libro es de la editorial Hispano Europea, aquí os pongo su página web por si queréis entrar para ver todos los libros que tienen, no solo hay libros de animalitos si no que también lo hay sobre otros temas.
Nunca había oído hablar de esta editorial hasta que compré este libro, y la verdad que tiene variedad y no son muy caros los libros, a mí este me costó unos 9.90€.
La página es la siguiente: www.hispanoeuropea.com.
Ahora os voy a comentar un poquito el contenido del libro que constan de 14 apartados los cuales están muy bien explicados, no quiero extenderme mucho y a ver si os lo puedo resumir lo mejor posible.

EL YORKSHIRE TERRIER

Los perritos de esta raza a pesar de que son muy pequeños son muy vivos y se creen más mayores de lo que son y se defienden muy bien.
Los antecedentes de esta raza vienen del siglo XVIII, cuando la Revolución Industrial en Inglaterra. Por aquella época muchos escoceses dejaron su país con la idea de encontrar trabajo en los talleres ingleses, se fueron hacía el sur y no solo se llevaron a la familia sino que también se llevaron a sus perros, estos perros eran los Skye Terriers, los Paisley Terrier y los Clydesdale Terrier.
La masa corporal de estos perros estaba entre los 3 y casi 9 kilos. También tenían el pelo bastante espeso de color gris o de azul-fuego en algunas texturas sedosa.
Por aquella época había en el Yorkshire inglés una raza muy corriente que se llamaba Waterside Terrier. Este perro tenía un pelo muy largo de color azul-gris y su peso estaba entre los 3 y los 9 kilos.
Entonces la combinación de estas cuatro razas dio lugar al Yorkshire Terrier que está considerado como uno de los perros más pequeños del mundo y la raza miniatura más popular del planeta.
En un principio el Yorkie lo tenían como cazador de roedores y otros animales pequeños que había en los molinos y también competían en concursos raticidas.
Después pasaron a ser exhibidos en concursos caninos y las clases dentro de la raza fueron divididas según el peso, por encima de los 2 kilos y por debajo de los 2 kilos, pero como la clase con el mayor peso tenía pocos perros, se decidió que solo hubiera una clase para todos los Yorkies, la única clase tenía que estar entre los 1,5 y los 3 kilos, pero ahora en la actualidad el estándar racial del American Kennel Club (la asociación canina nacional de los Estados Unidos) no acepta que el Yorkie pese más de 3 kilos.
Tuvieron que pasar varias décadas para que el Yorkie pudiera tener una clase independiente en las exposiciones caninas y obtener reconocimiento como raza distintiva en su país de origen.
Esta raza cuando apareció por primera vez en Estados Unidos fue a finales del siglo XIX y ha progresado tanto que se ha convertido en la raza "mini" más popular del país. El Yorkshire Terrier es un perro muy activo y aunque se los vea pequeños, son muy fuertes y sobre todo, confía mucho en sí mismo, también es muy cariñoso y leal.
Sus patas delanteras deben ser rectas y los pies redondos, antes se les cortaba la cola pero ahora en la actualidad no se hace, al menos a Yaki no se la cortaron porque nos contaron que lo habían prohibido.
Si se quiere que sea de exposición no puede pesar más de 3 kilos. El Yorkshire estándar racial es una descripción donde se detalla las características físicas, de personalidad, de movimiento y de habilidades ideales de la raza.
Son perritos que pueden ser agresivos con otras mascotas pequeñas como los gatos o los conejos.
Tienen una esperanza de vida de alrededor de 15 años. Es una raza que si se malcría puede llegar a ser manipuladora y pueden llegar a convertirse en el jefe de la casa.
Son como personitas, les encanta pasar el tiempo con sus dueños y cuando se les deja desatendidos durante horas se pueden sentir verdaderamente mal.
Necesitan muchos cuidados, compañía, adiestramiento y también el acicalado. Es una raza que ser puede distraer fácilmente con un pajarito o con cualquier cosa que se mueva o se encuentre por el camino. Por lo menos hay que pasearlo dos veces al día.
No soy partidaria de comprar perritos pero en el libro viene este apartado y por eso os cuento por si a alguien le interesa. Pero mejor adopten en vez de comprar, y dicho esto, sigo.
Últimamente, parece ser que hay abundantes criaderos de esta raza, pero para encontrarlos buenos de verdad hay que buscar muy bien.
Un criador tiene que ser responsable, con experiencia y con conocimiento sobre el Yorkshire Terrier para poder mejorar la raza con cada camada que produce y cuando pertenecen al Club de la Raza es una señal muy buena porque así deben atenerse a un escrito código de ética en los programas de cría.
Cuando se esté con el criador no hay que cortarse en hacerle toda clase de preguntas y sobre todo preguntar por los antecedentes del cachorro y los de los padres, que se analice los pedigríes y preguntar por los certificados que los declaren libres de enfermedades genéticas.
Cuando ya se ha encontrado el criador que cree que puede ser bueno hay que tener claro si se quiere hembra o macho.
Mucha gente piensa que la hembra es menos agresiva que los machos y están en lo acertado, pero aunque parezca mentira el macho es más fácil de domesticar.
Sobre el peso, tanto la hembra como el macho suelen pesar entre 1,5 y 3 kilos cuando son adultos, aunque un Yorkshire mascota puede llegar a pesar entre 3,5 y 4 kilos.
Si no se está seguro sobre el sexo se puede analizar tranquilamente con el criador para que le pueda guiar un poquito.
Los criadores suelen quedarse con las hembras y vender los machos. Una vez que ya se tenga al cachorro hay que pensar que llega un miembro más a la familia y que hay que comprarle todo lo necesario, como el collar, correa, utensilios para el acicalado, los comederos y la jaula que es realmente importante.
Antes de adquirir un perrito de esta raza hay que tener en cuenta, a parte de los gastos que acarrea, que se le pueda dedicar bastante tiempo.
Antes de que el cachorro llegue a casa se tendrían que tener preparadas las siguientes cosas:

Los recipientes para la comida y para el agua, los hay de muchas formas y clases, así que hay para elegir, pero recomiendan los de metal.
La comida que el criador aconseja y hay que seguir su consejo, no se le puede cambiar de comida hasta que no sea adulto.

La jaula, que hay un montón de estilos aunque las más comunes son las de plástico duro y las metálicas, pero también las hay de madera, tejidas y de mallas. Y según comenta el libro, la mejor es la de metal pero sinceramente no me gustan porque los veo como presos sin libertad, pero cuando son pequeñitos es de la mejor forma que van y yo se la compré de plástico, que por cierto la hemos usado muy poquito.

El collar y la chapita de identidad, los collares mejores son los de nilón ligero porque son los más prácticos tanto para cachorros como para luego adultos. Hay que ponerles el collar desde un principio para que se vaya acostumbrando a él. Y la chapita de identidad con todos los datos por si se pierde e incluso muchos dueños aclaran que el perro necesita medicamentos para poderlo recuperar antes.

La correa, que en un principio es mejor tener dos, una delgada de piel y otra extensible.
Los utensilios del acicalado. Para el pelo del perro se necesita un buen cepillo de cerdas naturales de nilón y dos peines metálicos, uno de dientes gruesos y otro de dientes finos. También se necesita una par de tijeras para cortar el pelo y un cortaúñas tipo guillotina.

La cama del perro. Hay muchos tipos de camas pero para comprarle una bonita y en condiciones es mejor esperar a que crezca porque la puede hacer pedazos y orinarse en ella.
Yaki orinarse en ella nunca lo ha hecho, pero hacerla pedazos unas cuantas ha estropeado y aunque ha crecido sigue haciéndolo.

Los juguetes. Son unos perritos muy juguetones y hoy en día hay un montón de cosas para que todos los perros puedan jugar. Les encantan los que pitan, los de mordisquear les dan grandes oportunidades para desarrollar los dientes y los huesos de las mandíbulas. Y no hay que olvidarse el hueso con el que se limpia los dientes y se los mantiene sanos y fuertes.
También es bueno ponerle uno agradable y suave para la hora de dormir.

Cuando el cachorro llega a casa hay que procurar que los primeros días en ella sean tranquilitos y hay que hacerlos sentir cómodos y ayudarles a que se adapten a su nueva familia y casa.
A la hora de educarlo la sociabilización y la educación tienen que comenzar cuanto antes, para que el cachorro sea un perro confiado y de buenos modales.
Se elige un nombre para el cachorro y se tiene que usar a menudo para que se lo aprenda y que cuando se le llame sepa que es a él.
Cuando se juega con él ayuda a establecer un lazo afectivo mutuo y el cachorro se irá familiarizando con las órdenes a medida que se divierte.
Y muy importante es que los perros viajen seguros por eso es mejor llevarlos en el coche dentro de la jaula pero esto es cuando son cachorros porque una vez que son adultos hay como una especie de cinturón de seguridad que van bien seguros.
Desde el primer día hay que enseñar al cachorro los hábitos higiénicos. Es muy importante que aprenda a usar la jaula porque es el instrumento más útil para la educación doméstica del perro, para los cuidados generales y sobre todo para su protección.
Hay que procurar que el perro asocie a la jaula solamente para experiencias positivas.
Al igual que a todos los perros, hay que sacarlo a menudo y hay que regañarlo por haber hecho sus necesidades fuera del lugar pero sólo será efectivo si lo sorprendes en el acto.
En las órdenes básicas entran el que aprendan a sentarse, el estarse quieto cuando se lo ordenan, aprender a venir cuando se le llama, el caminar y a echarse. Luego están las órdenes de "Fuera", "No" y las que se usan para ordenar al perro que vaya a su jaula son palabras que también son importantes que el perro debería entender.
En cuanto a los cuidados domésticos, estas razas pequeñas son de una enorme responsabilidad aunque el Yorkshire para ser tan pequeño es más fuerte de lo que parece pero no deja de ser una criatura delicada la cual hay que tratar con cuidado.
En las razas pequeñas el cuidado de la dentadura es muy importante porque son propensos a padecer problemas de este tipo.
Hay que estar pendiente de él y conocerlo muy bien porque cualquier desviación del día a día puede indicar un problema de salud, el cual tenga que requerir atención veterinaria.
Hay que ser diligente en el control de los parásitos internos y externos. También es bueno tener un botiquín de primeros auxilios caninos bien equipado.
Para el acicalado hay que tener todo lo básico. Hay que dedicarle bastante tiempo todos los días, sobre todo hay que cepillarle todos los días para que esté libre de nudos y enredos.
El acicalado no es solo cepillarlo, bañarlo y cortarle el pelo sino que también hay que cuidarles las uñas, limpiarle todos los días los ojitos con suero fisiológico y hacerle un chequeo general para ver si la piel y el pelo están sanos.
Ahora toca como mantenerle con esa energía que ellos tienen porque aunque es pequeño le sobra muchísima energía, siempre está dispuesto para jugar. La mejor actividad para ellos es la que comparten con los dueños.
En cuanto a la hora de elegir un veterinario, se debería elegir alguien que tenga experiencia y conocimiento sobre razas miniaturas y a poder ser que la consulta no esté muy lejos de donde vivimos. Tanto el perro como el dueño se tienen que sentir cómodos con el veterinario.
Acudir al veterinario cada cierto tiempo, el riesgo de las enfermedades serán menos y el perrito se mantendrá en unas condiciones estupendas.
Por último y lo más triste es cuando nuestro perro envejece. Estos perritos tienen una esperanza de vida de entre 14 y 16 años. Unas señales evidentes del envejecimiento de nuestra mascota es cuando el hocico se le está encaneciendo y el nivel de actividad baja totalmente.

MI YAKI

Para terminar quiero hacerlo hablándoos un poquito sobre mi Yaki.
Para empezar deciros que es precioso, parece un peluche y un muñequito. Todavía me acuerdo cuando mi marido lo metió por la puerta, el pobrecito como no conocía estaba retraído pero le duró poco ya que a los 5 minutos empezó a oler toda la casa y a nosotros, después mi peque le dio una pelota y empezó a jugar con ella, y hasta ahora.
Cuando este chico nos lo dio, ya contaba me parece que con 6 meses pero sin tenerle puestas todas las vacunas, así que buscamos un buen veterinario y le llevamos para ponerle al día todo e incluso recibimos una cartilla médica como la que tenemos nosotros, la verdad es que está todo muy controlado, le pusimos el microchip, la medallita que por cierto no sé como hizo que el mismo día que se la pusieron la rompió totalmente y luego el siguiente paso que hicimos fue registrarle en el ayuntamiento. Yaki pertenece al Club de la Raza, ya que el chico este le había registrado.
Al principio mi peque y él no hicieron buena amistad pero en la actualidad se llevan muy bien, da gloria verlos jugar con la pelota o corriendo el uno detrás del otro.
A mí me encanta esas orejitas que tiene en forma de V y esos ojitos tan vivarachos, tiene una energía enorme, es un perrito muy vivo, no tiene miedo a nada ni a nadie, se enfrenta a cualquiera.
Es muy cariñoso pero también tiene muy mala leche, tiene unos andares muy coquetos y siempre va erguido a no ser que vaya oliendo todo que se le cruce por el camino.
Sólo le falta hablar pero simplemente con que me mire, sus ojos y su mirada me dice mucho y lo entiendo.
Como os comentaba es muy cariñoso y muy mimoso, en el momento que ve que yo me siento ya está detrás de mí para que lo coja y si no lo hago se me pone a ladrar de muy malas ganas, y claro, me dicen que lo estoy acostumbrando mal, que le tengo como a un rey entre algodones pero es que no lo puedo evitar, siempre va detrás de mí, me acompaña a todos los lados pero hay algo que no me gusta y es que no le deja a nadie acercarse a mí, solamente a mi peque, pero por ejemplo a mi marido no le deja y en el momento que se acerca a mí se pone delante y empieza a ladrarle como un loco y al igual hace con algunas personas que se acerquen a mí.
Aparte de esa anécdota, le acicalo todos los días como si fuera un niño, lo que no hago es ponerle el lazo porque no se deja, entonces la veterinaria me enseñó a como cortarle el pelo que se le pone delante de los ojos y la verdad es que así queda precioso.
Pero cuando ya le tengo bien peinadito y todo, el muy mamón se sacude y se despeina todo pero bueno aquí lo que más cuenta es que el pelo no tenga nudos porque no vamos a ir a ningún concurso, pero por lo demás está todo el día despeinado.
Le baño todas las semanas porque así me lo recomendó la veterinaria y le llevamos cada dos meses al veterinario para que le den la pastilla de los parásitos y de paso le da un repaso, que por cierto cada vez que ve la puerta de la clínica, retrocede porque no quiere entrar y cada vez que ve una bata blanca se esconde.
Es increíble el cariño que nos da a todos sin nada a cambio, aparte de dar cariño hace también mucha compañía y es muy listo, acata las órdenes enseguida y a veces hace cosas que sinceramente a mí me sorprende, quizás porque en esto de tener perros soy una novata pero con él estoy aprendiendo mucho sobre ellos.
Sólo deciros que cada día estoy más contenta con Yaki y no quiero por nada en el mundo que me le pase nada. Ahí os pongo unas fotos de mi Yaki.

FICHA DEL LIBRO

Nº de páginas: 96 páginas
Encuadernación: Tapa blanda.
Precio: 9.90€
Editorial: Hispano Europea
ISBN: ---------------

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare