lunes, 16 de agosto de 2010

Jaque a la Reina Blanca - José Miguel Carrillo de Albornoz

Publicado por Bejarana 76 en 19:48

El martes me terminé de leer este libro y antes de que se me vaya de la cabeza os quiero hablar de él ahora que lo tengo reciente.
Otra vez vuelvo a la carga con las novelas históricas pero es que este libro se lo vi a mi hermano en casa y no me pude resistir en cogerlo, cosa rara que lo tuviera mi hermano porque las novelas históricas sí que le gustan pero no tanto como a mí, pero bueno, a mí me ha venido bien para conocer un poquito más sobre los protagonistas, que poco sabía de ellos y menos de la protagonista de la novela que para mí era casi una desconocida, quizás porque casi siempre me he centrado más en los libros de la época de Felipe II y eso me ha hecho que no conociera otras épocas, también historia nuestra y no menos interesantes.
El autor de esta novela histórica es José Miguel Carrillo de Albornoz, un escritor al que no conocía para nada pero que quizás no sea este el único libro que lea de él.
El libro contiene 329 páginas y el de mi hermano es de tapa dura pero también los hay de tapa blanda y sobre el precio no sé lo que le habrá costado a él pero lo he mirado por ahí y el de edición de bolsillo vale 8 euros mientras que el de tapa dura vale 22 euros.
El libro está dividido en 19 capítulos, algunos no muy largos pero sí que intensos y después viene para terminar el Epílogo.

José Miguel Carrillo de Albornoz
__________________________________________________________________

El autor de este libro nació en 1959 en Cáceres, se licenció en derecho y trabajó como comisario de exposiciones, fue asesor de inversiones de arte y también durante una década estuvo trabajando como asegurador de arte.
Es un gran apasionado de la genealogía y de la heráldica, así que el hombre compagina su labor como investigador del siglo XVI español y su colaboración en varios medios de prensa escrita con la práctica literaria, siempre centrada en la novela histórica.
Los libros que tiene publicados son los siguientes:

- Memorias de doña Isabel de Moctezuma (1997).
- Los hijos de Isabel de Moctezuma (1998).
- Carlos V. El emperador predestinado (1999).
- Carlos V. La espada de Dios (2000).
- La reina triste (2002).
- Yo, Juana la Beltraneja (2004).

A parte de todo esto, ha sido finalista del premio Algaba 2003 y ha escrito en colaboración con la princesa Beatriz de Orleans el libro, Entender de arte y antigüedades en el año 2004.

Argumento
________________________________________________________________

El 1 de noviembre de 1700 muere Carlos II, conocido como El Hechizado, contando que no tenía descendencia, todo el mundo estaba con la curiosidad por conocer el contenido del testamento de este.
Entre los círculos cortesanos no había muchas dudas ya que todo apuntaba a que el nuevo rey de España sería Felipe, el duque de Anjou, nieto de Luis XIV, rey de Francia, pero ocuparía el trono de España si renunciaba al trono de Francia.
Y así fue, Felipe fue nombrado rey de España y pasó a llamarse Felipe V, aquí termina en el siglo XVIII, con el reinado de los Austria para dar paso al de los Borbones.
En Madrid o Castilla como ellos lo llamaban, estaban contentos aunque no lo demostraban pero sin embargo en otros lugares de España la alegría no era igual, y en Viena el testamento fue rechazado porque lo consideraban una falsificación.
Cuando llega la proposición de boda, Felipe V tan solo tiene 17 años y María Luisa Gabriela de Saboya era una niña, solo contaba con 13 años.

El padre de Luisa, Víctor Amadeo II, no estaba muy conforme con esa boda pero acepta por su mujer Ana María de Orleans.
Cuando María de Orleans se lo comunica a su hija Luisa, esta no lo acepta porque eso sería irse de Turín a España y separarse de su madre, de su padre y de sus íntimas amigas las hermanas Ana y Antonia Frattini.
El 11 de septiembre de 1701, seis días antes de cumplir Luisa los 14 años, se celebra la boda por poderes.
Llega la hora de partir y como damas, Luisa decide llevarse a sus amigas pero Luis XIV retira toda la gente que ella lleva y la pone como camarera mayor de ella a Ana María de la Tremoïlle, la princesa de Ursinos, una mujer ya mayor la cual podría ser muy bien su madre e incluso su abuela, pero era una mujer con mucha experiencia la cual la iba a venir muy bien, sobre todo a la hora de las decisiones importantes.
Llegó a Barcelona y allí fue la boda real, una boda que no vino cargada con mucha felicidad ya que pocos días después llega la noticia de que en el ducado de Milán se habían roto las hostilidades y su abuelo le obligaba irse a Italia, daba igual que estuviera recién casado, pero los asuntos de estado era lo primero.
Aquí fue cuando la pequeña Luisa demostró lo madura que podía ser con tan solo 14 años, ya que se quedó a la partida de su marido como regente, tenía una gran responsabilidad pero en todo momento estaba ahí la princesa de Ursinos que por recomendación de ella se fueron de Barcelona a Zaragoza y se instalaron en el palacio de La Aljafería y el 17 de enero del 1703 ya después de unos meses separados los monarcas, llegaron a Madrid juntos.
A partir de aquí las cosas no son fáciles para los reyes de España que tienen que pasar por situaciones que nadie quisiera pasar, vivieron conspiraciones por gente cercana que ellos nunca lo pensarían, fueron buscados para matarlos en varias ocasiones y tuvieron que pasar por una guerra de sucesión al trono muy sangrienta.

Personajes
_________________________________________________________________

María Luisa Gabriela de Saboya. Según el libro nos cuenta, parece ser que fue una reina muy querida por los castellanos, pero no solo eso, sino que ella era una mujer muy cercana al pueblo, siempre que había una noticia, ya fuera buena o mala sobre la guerra en la que estaba su marido, en cuanto recibía la noticia salía al balcón para comunicársela a los ciudadanos de Madrid.
Con los partos pasó lo mismo, cuando tuvo a sus hijos, los presentó al pueblo enseñándolos desde el balcón para que los conocieran.
A pesar de su corta edad cuando se casó con Felipe V, demostró una madurez increíble y no tuvo ningún reparo en acostarse con su esposo, no la misma noche de la boda porque en el banquete solo se puso comida española y a ella no la gustaba, quería su comida francesa pero las de la cocina la hicieron una buena jugarreta y la chafaron la noche de bodas no solo a ella sino al rey que no le dejó entrar en su habitación porque se enfadó con él por no tener mano dura con ellas.
Al día siguiente la princesa de Ursinos la hizo recapacitar y reconocía que se había comportado como una niña malcriada y le pidió disculpas a su esposo, este las aceptó pero por la noche cuando ella dio la orden de que su esposo entrara en la habitación este como un niño también se negó a ir dándola una lección, pero a la tercera noche ya pudieron consumar su amor.
Desde el primer día que María Luisa vio al monarca se enamoró de él porque además de ser un hombre bueno, era un hombre muy guapo.
Jamás dejó una noche a no ser que estuvieran lejos de darle sexo a su marido, incluso cuando ella estaba enferma con fiebre, hasta los últimos de sus días le tuvo satisfecho.
Fue una mujer que no disfrutó del trono como ella hubiera querido, siempre hubo problemas e incluso en lo económico, no tenían ni para pagar a la gente que los atendían, pasó muchas penurias, sobre todo en Burgos que la princesa de Ursinos y su amiga Antonia tuvieron que vender sus joyas para darla de comer a ella.
Era una mujer que sufría de migrañas pero después de tener su primer hijo la cosa fue a peor y cada vez estaba más enferma y tenía muchos altibajos.
Estuvo 6 años sin poder tener hijos y eso para ella era una preocupación, pensaba que no valía para darle un hijo ni al rey ni al pueblo que tanto lo estaban esperando pero después tuvo cuatro partos, pero uno de los hijos por desgracia murió a los pocos días de nacer, para ella fue un duro golpe pero como era una mujer tan fuerte salió adelante sin ningún problema.
Si la tuviera que resumir en poco, diría de ella que era una mujer fuerte, valiente, buena esposa, buena madre y muy buena amiga.

Felipe V. Como os comentaba al principio, fue un hombre que ocupó muy joven el trono, le costó mucho mantenerlo y yo creo que de no haber sido por María Luisa, hubiera tirado la toalla fácilmente, ella le daba esa fuerza que necesitaba para tirar hacia delante.
Estuvo muy pero que muy enamorado de su mujer, para él era lo más importante, sufría mucho cuando esta enfermaba pero luego cuando estaban separados mientras él estaba luchando para salvar lo que era suyo, el que enfermaba era él, no podían estar ni un segundo separados pero cuando las circunstancias lo requería no quedaba más remedio.
En esta etapa, en lo que se refiere a cosas de mandato, era más bien guiado por su esposa y por la princesa de Ursinos, él siempre las consultaba muchos de los movimientos que debía de hacer.
Los primeros 12 años no fueron fáciles, era una lucha continúa, le fueron arrebatados de las manos, Gibraltar, Menorca, Valencia y Cataluña.

Luis XIV. Era un hombre muy poderoso, le llamaban El Rey Sol, la alianza que había entre Francia y España le vino muy bien a Felipe V porque su abuelo era un gran apoyo para él y sin las tropas de su abuelo no hubiera podido de nuevo recuperar Valencia, Cataluña y Menorca, con la mala suerte que sin embargo Gibraltar no lo pudo recuperar más.
Este hombre siempre estuvo al tanto de lo que pasaba en España, bien por los mismos reyes o bien por la princesa de Ursinos, una mujer en la que confiaba mucho y por eso quiso que sirviera a los reyes, en especial a la reina.

Ana María de la Tremoïlle, princesa de Ursinos. Aunque era una mujer mayor, no aparentaba su edad real, parecía mucho más joven, tenía muchísima elegancia y por lo que se ve era muy guapa, siempre iba bien preparada y con trajes de mucho lujo. Estuvo casada con dos hombres muy importantes y con mucho dinero.
Otra cosa, es que la gustaba mandar y aunque no estaba en el trono, por detrás mandaba todo lo que quería y algo más, movía bastante los hilos, es como si Felipe V fuera una marioneta de ella, para el monarca, todo lo que decía estaba bien e incluso llegó a ser imprescindible para los monarcas.
Para ella le vino bien de que los reyes fueran unos niños para así poder hacer y deshacer a su antojo, pero nunca en contra de sus monarcas, los ayudó mucho, era más bien como una madre para ellos.
Para María Luisa se convirtió en sus ojos y sus oídos ya que tenía espías en todas las partes, tanto dentro como fuera de la corte y se enteraba de todo, cosa que luego se lo contaba a la reina y cuando era de fuerza mayor se lo comentaba al rey.

Las hermanas Ana y Antonia Frattini. Estas dos hermanas eran las íntimas amigas de María Luisa, en un principio iban las dos como damas de la reina pero como os comentaba en el argumento fueron retiradas con la demás corte por Luis XIV, pero pasados unos años al verse María Luisa fuerte las mandó llamar a su lado y así fue.
A partir de ahí ya no se separaron las tres e incluso María Luisa las nombró grandes de España y marquesas de Santa Ana y de San Antonio, también las casó bien con hombres de alto estatus, corriendo con todos los gastos ella.

Opinión personal
__________________________________________________________________

La novela comienza con la agonía de María Luisa Gabriela de Saboya, es la segunda novela histórica que leo que empieza con la agonía de la protagonista y las dos reinas.
Después durante la novela nos cuenta los 12 años de reinado de María Luisa junto a Felipe V. Cuando murió solo tenía 25 años, murió de tisis y dejó a tres hijos pequeños, el príncipe de Asturias, Luis, tenía 7 años, Felipe no llegaba a los 2 y Fernando tan solo tenía 6 meses.
Fue una agonía larga y dura, cuando ella ya se sentía con las últimas fuerzas quiso que le llevaran a los niños a su habitación, los dos más pequeños no se daban cuenta de nada pero el mayor con 7 años sí que se daba cuenta de todo y el pobrecito la decía que no se muriera que la quería mucho, y la dio su último beso, aquí fue cuando a mí se me caían las lágrimas sin parar. Cuando terminó de hablar con los niños, a su marido le dijo que se casara otra vez porque como le conocía, sabía que su marido no podía pasar ni un solo día sin sexo, por eso ella le daba permiso para que se volviera a casa en su ausencia.

Es una novela que me ha gustado mucho, lo que pasa que a veces, cuando todo concierne con la política, sinceramente me cansaba un poco, pero cuando se lee una novela histórica pues ya sabemos a lo que nos arriesgamos, estos temas es normal que salgan.
El personaje de Felipe V me ha sorprendido, a diferencia de otros monarcas de la historia, él era un hombre fiel a su mujer, al menos con María Luisa Gabriela, con su segunda mujer, Isabel de Farnesio, ya no lo sé, incluso uno de su mano derecha le comentó que si no podía hacer nada con su mujer por estar enferma, que se buscara a una dama con quien desahogarse y el monarca se enfureció tanto que aparte de comentárselo a su mujer, este cogió, escribió a su tío Luis XIV para que sacara de allí a esa persona que no era ya digna de su confianza ni de entrar en su palacio.
Otra cosa que también me ha llamado la atención es que desde que se casaron dormían los dos en el mismo dormitorio, incluso estando enferma su mujer, se acostaba a su lado, jamás se separó de su lado, comento esto porque otros monarcas dormían en habitaciones diferentes y el monarca tan solamente iba a la de su mujer para hacer un heredero, pero Felipe V era distinto.

A parte de ser nuestra historia la que se cuenta, dentro de esta historia se escribe otra historia de amor que son las de los reyes, un amor profundo del que hasta enfermaban si no estaban juntos, dentro de lo malo fueron muy felices el uno al lado del otro.
En el libro salen muchísimos personajes más de los que os he puesto ahí pero si empiezo a poner todos os aburro y eso no es lo que quiero.
Tan solo me queda deciros que es una novela que os recomiendo totalmente, pero como siempre os digo, sino sois mucho de este género quizás os aburra un poco, pero engancha desde el principio hasta el final y nos hace sentir, son muchos los sentimientos que se nos pueden cruzar y fácilmente nos podemos meter en el papel de los personajes para disfrutar mejor del libro.

FICHA DEL LIBRO

Nº de páginas: 329 páginas
Encuadernación: Tapa blanda y también lo hay de tapa dura.
Precio: 8€ la edición de bolsillo y 22€ el de tapa dura.
Editorial: BELACQUA
ISBN: 9788496694521

1 comentarios:

Laura Fernández on 27 de noviembre de 2012, 12:31 dijo...

La verdad que es entretenido conocer sobre otras épocas, y yo creo que leyendo este tipo de novelas es la mejor manera. Muchos besos.

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare