sábado, 24 de julio de 2010

Algún amor que no mate - Dulce Chacón

Publicado por Bejarana 76 en 12:49

Algún amor que no mate es un libro escrito por Dulce Chacón, con él he descubierto a esta escritora que por desgracia ya no está con nosotros pero que nos ha dejado sus libros que son dignos de leer. Este es un libro que es muy cortito y que si os gusta mucho la lectura y estáis acostumbrados a leer seguro que os lo leéis en dos días o en uno, eso ya según.
Este libro también está representado en obra de teatro, dirigido por Eduardo Vasco, no la he visto pero después de haberme leído el libro sí que me hubiera gustado verla, pena que no lo haya en DVD.

DULCE CHACÓN

Dulce Chacón autora de este libro nació en Zafra (Badajoz) en el año 1954. En Zafra estuvo hasta los 12 años ya que su familia decide trasladarse a Madrid.
A los 38 años de edad se presentó con el libro de poemas Querrán ponerle nombre en el mundo de las letras y al año siguiente siguió con el libro de poemas Las palabras de la piedra.
Después de concederla el premio de Poesía Ciudad de Irún por el libro Contra el desprestigio de la altura, se empezó a dedicar profesionalmente a la literatura.
En 1996 ya introducida en el mundo de la narrativa publicó este libro del cual os voy a hablar luego un poquito, luego en 1997 publicó Blanca vuela mañana, en 1998 Háblame, musa, de aquel varón, en el año 2000 que fue premio Azorín de Novela Cielos de barro y en el 2002 La voz dormida.
En el año 2001 fue distinguida con la Mención de Honor que concede la Plataforma de Hombres Contra la Violencia. Y luego en el año 2003 murió en Madrid.

ARGUMENTO

La narradora nos cuenta desde la cama de un hospital la vida de Prudencia en el momento que esta se casa. Pero resulta que Prudencia y la persona que nos narra los hechos es la misma persona.
Prudencia es una mujer que se casó enamoradísima de su marido, a lo primero hacían el amor por las tardes a la hora de la siesta y por las noches, pero según pasaba el tiempo para Prudencia hacerlo por la noche era como una obligación y ya empezaba a poner la escusa del dolor de cabeza o que tenía el periodo y se iba antes que su marido a la cama, se ponía a leer y cuando le escuchaba que su marido ya se iba también a la cama, ella se hacía la dormida.
Entonces pasaron a hacerlo sólo en la siesta porque Prudencia decía que es cuando no lo veía como una obligación, sino que simplemente surgía.
Esas siestas duraron hasta que su suegro murió y su marido se iba a comer todos los días a donde su madre porque echaba de menos a su padre, y Prudencia desde entonces ya comía sola todos los días menos los sábados y los domingos.
Prudencia nos cuenta que su suegra nunca la había tragado y que aunque sus suegros estaban divorciados se querían mucho, nadie sabe por qué su suegro se fue de casa pero se comentaba por ahí que por celos de su propio hijo, la separación hizo que su boda se retrasara hasta que su madre conoció a un representante de comercio y se enamoró de él e incluso se casaron poco después de que se casaran Prudencia y su marido, aunque a esa boda su marido no acudió porque no quería que su madre se casara con el representante.
Prudencia se tira los días mirando por la ventana y se pone muy triste cuando ve a alguna pareja que se besan y se quieren, pero también se pone muy triste cuando por la calle no pasa nadie. El marido de Prudencia es de esos hombres que son de los que dice que la mujer siempre tiene que estar en casa haciendo las tareas y tener bien atendido al marido.
Él se las sabe todas porque oye la radio o lee el periódico y sin embargo ella no puede opinar o saber más que él porque no lo soporta y cuando le dice algo, simplemente la ignora.
Poco a poco a Prudencia su marido la iba dejando sin personalidad propia y la humillaba cuando él quería e incluso se las montaba por una cosa tan pequeña como que no tenga una camisa lavada y planchada, también es casualidad que tenga todas limpias y planchaditas y quiera especialmente esa.
Ese día precisamente la hizo lavar la camisa temprano, secarla con el secador y después plancharla y luego encima no se la puso.
Encima Prudencia decía que su marido tenía razón que era lo único que tenía que hacer y encima no lo hacía. El calvario de Prudencia empieza ya. Se huele que su marido tiene a otra mujer y que con la que come no es con su madre, si no con la otra, pero eso son solo sospechas.
Prudencia cuando se casó siempre iba con su prima y unas amigas a tomar el café y hasta en eso renunció por su marido porque a su marido no le gustaba que fuera a esas reuniones.
Ella poco a poco se iba quedando sola, solamente tenía la compañía de su prima que de vez en cuando la iba a ver ya que ella solo salía para hacer la compra o para ir a ver a sus padres.
Llegó el día en el que Prudencia se quiso ir de casa y se lo comunicó a su marido, éste la contestó con una bofetada que la tiró al suelo y diciéndola que hay que ver que peligrosas son las mujeres cuando piensan, pero no conforme con la bofetada, la violó dos veces seguidas.
Ni sus padres la visitaban en su casa porque su marido los echó una vez de ella y ellos no volvieron a ir hasta que ella se cayó en la bañera y se rompió una pierna, ella toda contenta porque después de tanto tiempo sus padres volvían a su casa, todo volvió a salir mal y los padres decidieron ya no volver nunca más allí a sí que ella iba a verlos de vez en cuando.
Llegó el cumpleaños de su marido y este llegó a casa con un perrito que según él le había regalado su madre y claro, si se lo había regalado su madre no se podía decir más, solamente aguantarlo. Cogió mucho cariño al perrito y el perrito a ella, la perseguía a todos los sitios e incluso su marido era muy tierno con el perro, pero llegó el día en que el perro se toma un frasco de pastillas y al coger la tarjeta del veterinario, en la chaqueta de su marido vio la tarjeta que la amante le dio junto al perrito, ahí fue cuando los celos empezaron a comerla e hizo que su marido se llevara el perro a casa de su madre, aunque ella le echaba de menos no podía tener un perro que se lo había regalado a su marido otra mujer.
Ese mismo día junto a su prima miró por todas las partes a ver si podía encontrar alguna otra cosa que su marido tuviera de su amante, pero no encontró nada.
Su marido se quedó sin trabajo y Prudencia le consolaba porque él estaba de capa caída, entonces un día se la ocurrió decirle que ella se podía poner a trabajar y él la dijo que su mujer nunca va a trabajar, al día siguiente ella consigue trabajo, se lo comunicó a su marido y éste se enfureció tanto hasta golpearla y la volvió a repetir que su mujer nunca iba a trabajar.
Pero ya lo que más hundió a Prudencia fue al enterarse de que su marido había tenido un hijo con la otra y que a ella no la había dado ni eso, un hijo con el que ella tantas veces había soñado y que se quedó sólo en eso, en un sueño. A partir de ahí, Prudencia lo único que quería ya cansada de todo y de lo poco que era para su marido, era dormir para siempre.

PERSONAJES

Prudencia……. Prudencia es una mujer que no se imaginaba que vida le iba a esperar al lado de su marido, fue totalmente anulada como persona, ni si quiera tuvo un hijo por el que luchar, todas sus ilusiones fueron convertidas en dolor, la cual se arrepentía de no haber sido antes la mujer sumisa que su marido quería y haber seguido haciendo el amor no solo por las tardes sino que también por las noches. Ella se lamentaba por todo e incluso se hacía reproches por todas las cosas.

El marido de Prudencia….. Un hombre machista, el cual quiere a su mujer atada en la pata de la cama y que le tenga bien servido en todos los aspectos o si no recurre al maltrato, o bien sea verbal o físico, un hombre que anuló como persona a su mujer hasta que la dejó reducida en nada, y en una persona totalmente dependiente de él.

La suegra…… Una persona que domina totalmente a su hijo, no tragaba a Prudencia, por lo tanto el roce con ella era muy poco, se casó dos veces y al segundo marido le dejó las cosas bien claras desde un principio de que su ex marido iría a comer todos los días a su casa, y así se hizo, aunque estaban divorciados su ex marido seguía yendo a comer a su casa y comían juntos.

El suegro….. Un hombre muy bueno, pero que nunca se supo el por qué se fue de casa dejando a su mujer, y el por qué de su muerte, aunque según le contó su prima, se fue de casa porque sentía celos de cómo trataba su mujer a su propio hijo y el hombre se suicidio por lo que se ve por lo mismo, Prudencia siempre lo sabía por boca de su prima pero nunca por boca de su suegra o de su marido, que sería lo más normal.

El segundo marido de la suegra….. Otro hombre muy bueno que desde un principio acepta que su mujer coma con su ex marido todos los días y él no come con ellos porque no aguanta la situación y se va a comer al restaurante. Prudencia muchas veces se preguntaba, que tendría su suegra para que sus maridos estuvieran tan bobos por ella, los enamoraba de tal manera que siempre hacían lo que ella quería.

La prima de Prudencia….. Una persona que el mundo del cotilleo la encantaba pero que gracias a eso se enteraba de muchas cosas que Prudencia no sabía y a la cual se las contaba, ya fueran las malas como las buenas. Ella nunca se separó de Prudencia, siempre estuvo ahí pero no pudo remediar que Prudencia se siguiera sintiendo sola y sintiéndose mal por cada cosa que hacía.

La amante del marido…… Una mujer que le dio un hijo al marido de Prudencia pero que también al igual que a ella sufría los malos tratos y encima lo hacia delante del niño hasta el punto de levantarle a él también la mano. Al igual que Prudencia esta mujer le perdonaba todo porque estaba muy enamorada de él pero llegó a una situación en la que ella tampoco aguantó, pero esta fue más lista.

OPINIÓN PERSONAL

A mí personalmente es un libro que me gustó mucho pero según lo iba leyendo me iba entrando angustia y muchísima tristeza. En este libro narra la vida de Prudencia junto a su marido, pero que es totalmente real ya que cuantas mujeres por desgracia pasan por el calvario que pasa la protagonista del libro. Muchas mujeres que se han casado muy enamoradas y que junto a su marido esperaban la felicidad y formar una familia, nunca se las podría haber pasado por la cabeza el infierno que iban a vivir, nunca se pensaban que al hombre que amaban algún día le iban a tener miedo e iban a sentir asco y rechazo hacía él.
Tiene que ser horrible por lo que estas mujeres pasan, y de qué forma estos hombres las anulan ya no como mujeres sino como personas y cuando estas mujeres deciden poner fin a su sufrimiento y dejarlos, acaban muriendo en manos del hombre que un día quisieron con todas sus fuerzas. Prudencia no tenía hijos pero cuántos niños han visto como sus padres llegan a casa y pegan a su madre sin poder hacer nada porque ellos también pueden llevarse unas bofetadas y ser también maltratados.
Cuantos niños se quedan huérfanos de madre porque su padre ha decidido quitarla la vida incluso muchos de ellos viendo como su padre arrebata la vida a su madre.
Totalmente triste que en el siglo que estamos pasen estas cosas, que todos o casi todos los días muera una mujer en manos de su pareja, o si no las matan, del terror que tienen hacia ellos y el cansancio de estar viviendo constantemente con esa incertidumbre ellas mismo deciden acabar con su vida.
Esto es todo lo que os puedo comentar y ya termino con una frase que viene en el libro que es de Oscar Wilde, la frase es la siguiente: Porque todos los hombres matan lo que aman pero no todos mueren por ello.

FICHA DEL LIBRO

Nº de páginas: 128 páginas
Encuadernación: Tapa blanda, edición de bolsillo
Precio: 7.95€
Editorial: PUNTO DE LECTURA
ISBN: 9788466317726

2 comentarios:

Belle vie on 6 de noviembre de 2014, 17:43 dijo...

Es un libro super impactante , nunca había leído algo igual y el desdoblamiento de Prudencia , increíble.

mabelyanes on 26 de febrero de 2017, 17:44 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario

 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare