lunes, 19 de septiembre de 2016

Los arcos del agua - Montse Barderi

Publicado por Bejarana 76 en 15:49 2 comentarios
Tras un tiempo sin escribir desde la última reseña que hice para el blog, hoy os quiero hablar sobre un libro que me leí hace ya unos meses y el cual tenía muchas ganas de leerme, sobre todo me atrajo mucho el tema del cual se trataba, el acueducto de Segovia, una gran construcción que no deja indiferente a nadie, ni si quiera para los que lo vemos casi todos los días, y que todos los días hay muchísimos turistas que se echan fotos junto a este gran monumento, y no es para menos, es muy normal.

Ficha
================
Autora: Montse Barderi.
Título: Los arcos del agua.
Género: Novela histórica.
Nº de páginas: 336.
Encuadernación: Tapa blanda y tapa dura.
Precio: tapa blanda – 7,60€; tapa dura – 5,65€.
Versión Kindle: 9,49€
Editorial: Ediciones B.
ISBN: 978 – 8466653060.

Montse Barderi
================
Escritora de profesión, fue finalista del premio Ramón Llull de literatura en el año 2007 con su libro Perder para ganar, que fue también publicado en catalán.
Aparte de ser escritora es también licenciada en filosofía y ha cursado estudios superiores en periodismo y en estudios de género.
Trabaja como especialista en comunicación y es colaboradora en medios radiofónicos como tertuliana y también colabora en la prensa escrita escribiendo artículos de opinión y crítica cultural.
Es la patrona fundadora de la Fundación María – Mercè MarÇal, y esta novela de la cual os voy a hablar hoy es su primera novela histórica.

Argumento
=============
Tras la muerte inesperada de Arístides, Lucio recibe una carta del mismísimo emperador, en esa carta le insta a que viaje hasta Segovia para seguir con la gran construcción del acueducto que su maestro había dejado empezada.
A pesar de las miles de millas que hay desde donde vive Lucio hasta Segovia, deja todo para acudir a la llamada del emperador, pero no solamente para terminar la obra del acueducto, sino para descubrir quien ha terminado con la vida de Arístides.
Una vez instalado en Segovia se tendrá que enfrentar al poder político y económico, y también a los fanatismos y a la pobreza de los sometidos, intentará hacer justicia en un mundo lleno de contrastes y peligros, donde siempre está la mano del poderoso.

Personajes
=============
Arístides. Era un hombre ya mayor, y un hombre muy sabio en muchas de las materias, de él aprendió muchísimo Lucio, no solamente le consideraba su gran maestro, si no que le quería como a un padre, siempre pensó que Arístides iba a volver de Segovia en cuanto terminara el acueducto y que se irían a vivir juntos, algo que no se le pudo cumplir.
Arístides tenía la intuición de que iba a morir, que su vida iba a ser arrebatada en cualquier momento, por eso dejó escrito que quería que Lucio fuera el que terminara la obra empezada por él.

Lucio Antíoco Póstumo. Era un chico que con 29 años que tenía todavía no estaba casado, muchos hombres de su edad ya lo estaban, pero a él era algo que no le importaba, se encontraba muy bien así en su soltería.
De su padre obtuvo una gran fortuna la cual le libraba de hacer cualquier trabajo ingrato, y la arquitectura era una labor en ese momento propia de las clases sociales más bajas, pero su interés por la construcción era vivida en Roma como la última veleidad en un estudioso lleno de privilegios el cual juega a llevar a cabo actividades a las que seguro se iba a dedicar durante mucho tiempo.
Era un chico que dedicaba mucho tiempo a Arístides, su verdadero maestro y su mentor de juventud, él era la única persona en la que confiaba y de él aprendió muchas cosas, como quien era y quien quería ser.
Lucio sabía muy bien que Roma no estaba hecha para él, aunque ésta fuera la ciudad de la luz, de las oportunidades y de los sueños, pero todo esto se alejaba bastante de su destino, y cuando Arístides viaja a Hispania para construir el acueducto de Segovia, Lucio decidió que ya nada le ataba en Roma.
Era hijo de Andramitio, un hombre conocido por todos ya que llevó a cabo su carrera militar en Germania durante trece años donde también desempeñó algunos cargos oficiales al servicio del emperador, Lucio nunca le conoció porque murió antes de nacer él, por eso su segundo apellido era Póstumo, porque nació después de la muerte de su padre.
Aunque lo suyo no era el matrimonio, llegó un momento que en su casa de Tarquinía, villa donde vivía, se dio cuenta de que la soledad no era buena, pero no quería una mujer enseñada tan solamente para servir en la casa a su marido y para tener hijos, sino que él tenía muy claro que quería una mujer a su lado con conocimientos, con ganas de aprender día a día y que le gustara estudiar, un hombre muy distinto al de aquella época, pocos hombres querían a mujeres así, no soportaban que fueran mejores y supieran más que ellos.
La obsesión de Lucio cuando llegó a Segovia era la de hallar el asesino o asesinos de Arístides, él sabía que no había sido muerto por muerte natural como le quisieron hacer ver y convencer.

Leukón. Era el esclavo de Arístides, el cual dejó escrito en su testamento que le daría la libertad a cambio del juramento del chico de que iba a proteger la vida de Lucio de camino a Segovia, y así fue, Leukón fue como el ángel de la guarda de Lucio mientras que duró el viaje desde Roma hasta Segovia, pero no solamente eso, sino que se convirtió en la mano derecha de Lucio, confiaba en él muchísimo y Leukón le era fiel cien por cien, era un chico muy leal y hacían un buen equipo.

Zayin. Era el ayudante primero de Arístides y después de Lucio en Segovia, era el ingeniero hidráulico y su nombre era de origen hebreo.
Parecía un hombre en un principio muy eficiente y leal, pero Lucio desde un principio no le dio muchas confianzas porque no confiaba en él, nunca quiso que fuera él quien llevara las cuentas de las obras, aunque Zayin se empeñaba en llevarlas, desde luego, él no era el hombre de confianza de Lucio al igual que no lo fue en su momento de Arístides.

Publio. Era el gobernador y máximo cargo de la provincia, tenía el derecho de juzgar y de condenar a muerte, menos a los ciudadanos romanos, que ellos podían apelar al emperador y al Senado.
Tenía varias regiones de Hispania bajo su poder y dependía directamente de Roma.
No era un hombre muy mayor, tenía cerca de los cincuenta años.

Tito Fabio Tauro. Era el duunvivo del municipio Flavio de los segovianos, un hombre que hacía y deshacía más incluso que el propio emperador, era un hombre cruel y se tenía que hacer su voluntad, y si no, la muerte del que no hiciera caso era inminente.
No tenía piedad ni con mujeres ni con los niños, y Lucio tuvo la mala suerte de encontrarse con él, pero tenía que ser así, aunque fuera un hombre que no le inspirara confianza, pero tenía que lidiar con él por el bien de la construcción del acueducto, era él quien manejaba todos los hilos.
La muerte que les daba a los ciudadanos que no cumplían como ciudadanos o que él lo creía así por el simple hecho de juzgarlos por ser distintos era horrorosa, lo que hacía este señor era meter a la persona, ya fuera hombre o mujer, en un saco junto a una víbora, un perro y un mono, imaginaros qué muerte más horrorosa, porque todos los animales estaban hambrientos, se tiraban días sin darles de comer para que la furia entre ellos fuera mayor.
Como a muchos de los emperadores romanos, le gustaba llevar los dedos llenos de anillos, y buenas túnicas, además de montar en su casa orgías donde se comía y se bebía hasta el cansancio y que duraban varios días.

Atos. Este chico era uno de los esclavos de Tito Fabio, era tan cruel con él como con todos los que no le convenían, el pobre muchacho fue comprado por Lucio para librarle de aquella bestia sin corazón ni piedad, decidió que fuera su esclavo, pero Lucio no le trataba como tal, todo lo contrario, le trataba igual que a uno más, como trataba a todos, para él no había diferencia entre los esclavos y él.
A Atos le gustaba estudiar y aprender, por lo que Lucio no escatimó en su enseñanza y se convirtió en otro hombre de su confianza.

Amal. Este es uno de los personajes que a mí más me ha gustado junto a Lucio, Atos y Leukón. Esta chica era de origen egipcio, pero su piel era albina, cuando ella nació su madre murió en el parto, y en Egipto la llamaban la hija de la muerte, por sus rasgos albinos fue rechazada allí, por eso su padre salió con ella huyendo a Hispania por miedo de que les hicieran daño, pero no se preocupaba por la vida de su hija, sino más bien por la de él mismo, ya que no quería a su hija, también sentía rechazo por ella, primero por haber muerto su mujer en el parto, después por sus rasgos albinos, y muchas veces fueron las que se vio tentado de matarla con sus propias manos, por eso, decidió ofrecérsela a Lucio como esclava, éste aceptó y se la llevó encantado, y él se volvió a Egipto, el lugar de donde ya sin su hija se sentiría seguro y así morir tranquilo, sin que nadie le pudiera arrebatar la vida.
Amal era una chica a la que le gustaba aprender, la gustaba estudiar y no quería ser como las demás mujeres, no quería casarse para servir a un hombre y tener hijos tras hijos, ella aspiraba a más que todo eso.
Atos y ella eran muy amigos, de hecho ellos dos se apoyaban, estudiaban y aprendían el uno del otro.
Si en Egipto era perseguida, en cuanto llegó a Segovia lo fue igual, pero esta vez por la secta del Sol, la consideraban un diablo, y la tenían como una amenaza, querían terminar con su vida.
Amal es un personaje con una vida complicada, nació y creció sin una madre que la protegiera y la diera todo el calor que solamente una madre sabe dar, con un padre que la culpaba de la muerte de su mujer y el cual la hubiera quitado también la vida tan solamente por salvar la suya, y desde que nació, el acecho de la muerte siempre estaba presente, una vida horrorosa pero de la que ella en vez de asustarse hizo todo lo contrario, supo luchar y hacerse una mujer fuerte.

Haros. Era el líder de la secta del Sol, una secta en la que tenían como dios al Sol, en la secta no podían entrar mujeres porque para ellos la mujer era una amenaza, ya que la relacionaban con la Luna, y era todo lo contrario al dios que ellos adoraban y por el que sacrificaban a nonatos hijos de prostitutas las cuales eran violadas día tras día y que muchas de ellas abandonaban a sus hijos, o bien ellas morían.

Opinión personal
==================
Es una novela que me ha encantado, no puedo decir nada negativo de ella, está escrita muy bien y la historia engancha desde el principio hasta el final, es de las novelas que te atrapan y no te dejan hasta que no llegas a su final.
Es una novela que está ambientada en la Hispania del siglo I, donde en ese momento la cerámica era importante en Segovia, era algo muy valorado, y con la llegada del agua se garantizaba una mejor calidad de la arcilla con lo que sería posible una producción intensa que enviarían a Roma, con lo que el acueducto era importante para que Segovia prosperara, y sobre todo para impulsar la producción, y no solamente eso, sino que la zona también era rica en lanas y se necesitaban grandes cantidades de agua para los lavaderos y los curtidores para poderles sacar partido.
Segovia también era un lugar perfecto para la explotación de cereales, en especial del trigo y la cebada, y además de los beneficios que provenían de la agricultura, era una constante riqueza como territorio conquistado; suministraba la artesanía, los curtidos, las pieles y los caballos para el ejército romano, desde luego, que Segovia era una tierra de grandes riquezas, y Lucio era muy consciente de que estaba viviendo un periodo de la ciudad por su patrimonio natural y por la gran expansión económica, por eso, él se sentía satisfecho de protagonizar la culminación de su proceso de municipalización, y de participar directamente en las necesidades arquitectónicas funcionales de un municipio en plena expansión con foros, templos y obras de ingeniería, él iba a ser la conexión que iba a hacer posible el mayor efecto propagandístico de la zona: el gran acueducto como símbolo del poder imperial.

La novela comienza con los agradecimientos y después está dividida en 44 capítulos no muy largos, la longitud de cada capítulo está muy bien, cuando termina con los capítulos comienza una parte en la que nos habla de las trece lecciones de Arístides, todas ellas muy interesantes y muy sabias, porque él era un hombre sabio que sabía de todo, y termina con una nota aclaratoria y la bibliografía.
La novela está ambientada en el acueducto, pero por la poca información que hay sobre él en los archivos ya que no se sabe quién en realidad lo construyó, pues la autora del libro ha tenido que meter una historia en la que los personajes son todos inventados, ninguno corresponde ni ninguno de ellos se les atribuye en la realidad con la gran construcción.

Personalmente, es una novela que me ha encantado, me la he leído en tres días y no es difícil hacerlo cuando una novela así engancha desde que empiezas a leerlo hasta el final de sus páginas, es una novela en algunos momentos desagradables, una época donde los sacrificios con humanos por sectas estaban al día, y donde los trabajadores morían por el esfuerzo inhumano y las precarias condiciones que tenían, y cuantos esclavos no morirían en la construcción del acueducto, cayéndose desde los andamios.
Llegado hasta este punto, me tiraría muchísimo más hablando sobre el libro, pero no quiero extenderme más, con esto creo que ya es suficiente y donde dejo claro de que es un libro que me ha encantado y de que os lo recomiendo totalmente y sin ninguna duda, si os gusta la novela histórica, esta entonces os va a encantar.




martes, 12 de julio de 2016

La maniobra de la tortuga - Benito Olmo

Publicado por Bejarana 76 en 8:59 2 comentarios
Por fin hoy puedo hablaros de un libro que me leí hace ya unos meses, pero hasta ahora no he podido hacer la reseña y el tiempo muchas veces apremia.
Esta es la tercera novela de Benito Olmo, le conocía con “Mil cosas que no te dije antes de perderte”, novela que me encantó, estupenda donde las haya, y además me cautivó la forma de escribir de Benito, realmente sus novelas enganchan, con lo que no quise dejar de leerme su otra novela “Caraballo” y ahora esta, para mí es siempre todo un placer tener la oportunidad de poderme leer otra de sus novelas.
Así que sin más, voy a empezar a hablaros sobre “La maniobra de la tortuga”.

Ficha

Autor: Benito Olmo.
Título: La maniobra de la tortuga.
Páginas: 360.
Encuadernación: Tapa blanda.
Género: Policiaca, negra y suspense.
Precio: 16,06 €.
Versión Kindle: 7,59 €.
ISBN: 978- 8483658659.

Benito Olmo

Nació en Cádiz en el año 1980. Benito procede de una familia con talento, ya que muchos de ellos son músicos y él mismo llegó a tocar el violín en la Orquesta del Conservatorio Manuel de Falla de Cádiz.
De niño descubrió todo lo que le gustaba contar historias en forma de cómic y de relatos, para él era todo un placer.
En 2007 publicó Caraballo, que fue su primera novela y además tuvo una buena aceptación entre los leyentes y además también unas buenas críticas, y no es para menos, ya que os la recomiendo al igual que su segunda novela “Mil cosas que no te dije antes de perderte”, es una excelente novela.
Desde que publicó su primera novela no ha parado de escribir, además se han publicado artículos suyos en varias revistas todas ellas de tirada nacional, y de hecho ha conseguido algún que otro  premio.
Es un chico muy simpático y da gloria tratar con él porque además es muy respetuoso y amable, no le conozco en persona aunque me gustaría poderlo conocer algún día.
Ahora, con su tercera novela, La maniobra de la tortuga, estoy segura de que va a tener mucho éxito porque además de escribir muy bien, se lo merece y ojalá tenga toda la suerte del mundo.

Argumento

Manuel Bianquetti, inspector de policía en Madrid,  y tras unos sucesos acaecidos en su vida personal, no le queda más remedio que aceptar el traslado a la comisaría de Cádiz, en un principio era un lugar tranquilo pero esa tranquilidad se truncó cuando apareció el cuerpo sin vida de Clara Vidal en un contenedor de basura, una chica de tan solamente dieciséis años y de origen Sudamericano, además tuvo una muerte violenta después de ser violada.
La muerte de Clara Vidal volverá a trasladar a Manuel a un pasado del cual no consigue borrarlo de su mente y que sigue ahí sin dejarle libre por un momento.
Tras la oposición de sus superiores, no hace caso y empieza a investigar la muerte de la chica por su cuenta, sin que sea descubierto por quienes se lo han prohibido, de momento no quiere que se enteren hasta que no logre dar con el paradero del culpable que le hizo eso a Clara Vidal y detenerle él con sus propias manos.
A partir de aquí Manuel empezará un camino en solitario para dar con el asesino de la niña para hacerle pagar por lo que ha hecho.

Personajes

Manuel Bianquetti. Pasó de ser comisario en Madrid a estar en los archivos de la comisaria de Cádiz, se encargaba de ayudar allí a su compañero Miguel, su traslado no le favoreció mucho, pero fue mejor así.
Llevaba más de un año en Cádiz, echaba de menos Madrid porque Cádiz se le quedaba muy pequeño al principio del traslado, pero después no le quedó más remedio que acostumbrase y se empezó a adaptar.
Lo que más echaba de menos en el traslado era a su hija, al igual que Clara Vidal, también tenía dieciséis años, desde que se mudó a Cádiz no la había visto y tampoco hablaba casi con ella ya que su ex mujer no le pasaba el teléfono a la niña, siempre le ponía la disculpa de que no podía porque estaba estudiando y otras cosas más que no correspondían con la realidad, ya que la niña quería a su padre y no la importaba hablar con él, pero la madre siempre estaba por medio.
Se separó de su mujer porque la convivencia era imposible, su trabajo le ocupaba la mayoría del tiempo y las riñas eran constantes, por lo que lo mejor fue la separación.
Manuel era muy bueno en su trabajo, pena que fuera retirado de lo que realmente le gustaba, pero era testarudo y no hacía mucho caso a sus superiores y actuaba por su cuenta sin importarle ni darse cuenta de las consecuencias que le podrían acarrear después.
Era un hombre duro, pero no solamente físicamente sino emocionalmente, estaba preparado para todo.

Miguel Morgado. Era el compañero de Manuel y el encargado del archivo de la comisaria, el hombre se retiró después de tirarse 30 años en las calles callejeando, así que consideró que después de todos esos años el colgar el uniforme y dedicarse a la custodia del archivo era lo mínimo que él se merecía, quizás porque buscaba esa tranquilidad después de tantos años detrás de una placa.

Fredy Guzmán. Este chico era el novio de Clara Vidal, tenían pensado casarse pronto ya que consideraban que dos años de relación eran suficientes y que estaban preparados para pasar el resto de sus vidas juntos.
Era de origen Sudamericano al igual que la chica, aunque se querían, tenían muchas peleas, todas ellas por los celos de Fredy y más porque a Clara le gustaba darle celos bailando con otros chicos, por eso fue el primer y único sospecho ya que esa noche habían discutido, todo apuntaba a que el chico podría ser el culpable de la muerte de la chica, y por eso fue detenido ese mismo día que encontraron a Clara.

Rosa y Edmundo. Estos chicos eran pareja y amigos de Clara y de Fredy, siempre salían los cuatro juntos y sabían de las peleas de la pareja, pero tenían claro de que Fredy sería incapaz de matar a Clara porque la quería mucho y era incapaz de matar, también eran ambos de nacionalidad Sudamericana.

Roberto Silva. Era inspector de policía en la comisaría de Cádiz, un chico con poco más de treinta años y con muy buena planta, para Manuel parecía más un hombre modelo que un policía.
No era santo de devoción de Manuel, quizás por su buena planta o por su juventud, el caso es que como su superior no le hacía mucho caso, al mismo que hacía con los demás, pero con este más todavía.

César Vidal. Padre de la chica asesinada, Clara Vidal, el pobre hombre junto a su mujer, estaban ambos rotos de dolor, pero era mucho más fuerte su rabia y su impotencia que el dolor que tenían dentro.
Nunca le había caído bien Fredy, nunca le había entrado por los ojos, por lo que no dudó ni un solo momento de que podría haber sido él el culpable de la muerte de su hija, pero cuando el dolor ciega por la pérdida tan importante como es la de una hija, y más, cuando se la arrebataron de la forma que se la arrebataron, nadie en ese momento razona ni piensa en otra cosa que ver castigado a la persona que lo ha hecho.

Tejada. El comisario de policía de la comisaria de Cádiz, un hombre que estaba a punto de jubilarse y en esos momentos ya no quería complicaciones para poco que le quedaba detrás de una placa y para poder disfrutar de una jubilación bien y sin sobresaltos, por lo que el caso de Clara Vidal no se lo esperaba, ya que en Cádiz nunca había habido un caso de esas envergaduras, y justo ahora que le quedaba poco para irse.
Tejada le prohibió totalmente a Manuel que metiera la mano en este caso, pero sus órdenes no fueron muy escuchadas por éste, ya que hizo lo que quiso e indagó por su cuenta en el caso.

Cristina. Esta chica de 37 años, era una mujer víctima de la violencia de género, estaba sola en la vida ya que sus padres murieron hacía años cuando ella era muy joven.
Se casó muy joven con su marido Eugenio, de novios era distinto, en el momento que se casó tuvo que aguantar palizas de este señor hasta dejarla casi muerta, fue cuando decidió dejarlo y denunciarlo, no tuvieron hijos porque estando embarazada, de una paliza la hizo abortar, era algo por lo que se lamentaba pero que por otro lado tampoco quería que su hijo hubiera vivido lo mismo que ella.
Estuvo 3 años y medio en una casa de acogida en Granada, y después se fue a vivir a una vivienda tutelada de nueva construcción.
Durante esos tres años en la casa de acogida estudió y gracias a ello se pudo colocar como auxiliar de enfermería en el hospital donde trabajaba, trabajo que le gustaba y que le ocupaba parte del día o de la noche, según si le tocaba guardia de noche, a ella le gustaba más la noche, porque así no se encontraba sola en casa, y siempre con el miedo de que su marido Eugenio, saliera de la cárcel y pudiera encontrarla, y acabar con su vida, un miedo que siempre la acompañaba.

Opinión personal

Al empezar la novela nos vamos a encontrar un maravilloso Prólogo de la mano de César Pérez Cellida, un prólogo del cual Benito tiene que estar más que contento y orgulloso porque es original y muy bonito.
Después del prólogo nos introduciremos entre sus páginas mediante sus 51 capítulos llenos de intriga, suspense y acción, donde Manuel, su protagonista principal nos pondrá el corazón a cien, con él pasaremos numerosas aventuras en las cuales van a parecer que nosotros participamos de la historia y dan ganas si los tuviéramos de frente de decirles una cuantas cosas a algunos de los personajes que en la novela salen y participan, aunque a Manuel también dan ganas de lo mismo que a los demás personajes, él no se iba a escapar.

Benito es un autor que con sus libros siempre logra ponernos en la piel de algunos de los personajes y también logra tenernos con el corazón en un puño y con la intriga durante toda la novela, y con esta no es menos, lo ha logrado una vez más y con una gran intensidad.
La maniobra de la tortuga es una novela policial ambientada en la tierra del autor, Cádiz, en ella nos vamos a encontrar temas de los cuales por desgracia estamos últimamente muy acostumbrados a ver en las noticias como son los asesinatos de mujeres, la violencia de género y también el poder del dinero, ya sabéis que el dinero lo puede todo y todo lo que toca lo mancha y hasta lo pudre.
En cuanto al final, tengo que decir que es un final más que elaborado, yo no me lo esperaba, me esperaba otro final diferente, y este me ha gustado mucho.

Conclusión

Llegando hasta este punto, os tengo que decir que es una novela que os recomiendo enteramente, a mí me ha encantado y me ha tenido pendiente de cada hoja y con ganas de seguir a cada rato, en el momento que tenía un poco tiempo libre estaba deseando seguir con ella, y cuando empezaba no podía parar, me leí el libro en tres días, y es lo que pasa, que cuando un libro gusta, se tarda poquísimo en leer, además no se hace nada pesado, todo lo contrario, es una novela amena y sobre todo, muy bien escrita.




domingo, 26 de junio de 2016

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas - Laura Norton

Publicado por Bejarana 76 en 10:38 1 comentarios
Llevaba tiempo con muchas ganas de léeme es te libro, todas las personas que se lo habían leído me hablaban muy bien de él y las ganas de leerlo iban en aumento, así que hace más o menos como dos meses que me lo leí y no mentían las personas que me decían que me iba a gustar, que con él iba a pasar unos ratos divertidos, y la verdad es que así fue. Por adelantado ya os puedo decir que es un libro que me ha gustado mucho, necesitaba un libro así en unos momentos delicados.

Ficha

Autora: Laura Norton.
Título: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas.
Páginas: 352.
Idioma: español.
Editorial: Espasa.
Encuadernación: Tapa blanda.
Precio: 18,90 €.
Versión Kindle: 9,49 €.
ISBN: 978-8467041583

Laura Norton

En el año 2014 inició su exitosa carrera como escritora, y precisamente fue con este libro, un libro que ha tenido una gran aceptación y un gran éxito, además se va a adaptar al cine, algún día lo veremos en las grandes pantallas, y me gustará verla porque si la adaptación es igual a la del libro, pasaremos unos momentos divertidos y agradables.
Laura Norton ha trabajado en el cine, la televisión y en publicidad.
Le propusieron dar clases en un taller literario y ahí fue cuando se dio cuenta de que había llegado el momento de escribir una novela, y de ahí nació “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas”, una novela que gracias a ella he conocido a esta autora y que me voy a leer su segundo libro “Gente que viene y bah”, el cual tengo también  muchísimas ganas de leerme.

Argumento

Sara, una chica normal y de profesión plumista, no le gusta nada los sobresaltos y es muy obsesiva.
A la pobre se le complica la vida cuando se va a vivir a casa de su abuela ya fallecida para tener una independencia con su novio Roberto, pero a la semana de irse a vivir allí se les instalan también su padre roto de dolor y depresivo porque Berta, su madre, le ha sido infiel, su hermana Lucía, la pequeña de las dos y además muy rebelde y para colmo, un amor de la adolescencia, que nunca pensaba que le iba a volver a ver, y cuando eso sucedió la sorpresa fue de infarto y más en las condiciones que le volvió a ver en su casa.
A partir de aquí, a Sara le pasará de todo, y es mejor que lo leáis porque la risa está asegurada.

Personajes

Sara. A pesar de ser licenciada en Químicas, Sara decidió que lo suyo no era eso, sino que se iba a dedicar a las plumas, iba a ser plumista, una profesión poco conocida pero que ella tenía mucho talento creando accesorios y ropa con ellas, era toda una artista.
Cuando en casa contó que se iba a dedicar a esta profesión, sus padres no daban crédito, pero a ella le daba igual, ya era mayor de edad y con su vida podría hacer lo que quisiera, lo malo es que se quería ir a vivir a casa de su abuela ya difunta, allí tendría un taller para diseñar y crear sus complementos, el piso estaba justo encima del taller, algo ideal para ella, era un lugar donde su abuela tuvo toda la vida un taller de costura, pero al morir su abuela esa casa pasó a ser de su padre y si se quería ir le tendría que pagar una renta igual, no se la iba a perdonar, tendría que hacerse cargo de todo si tan segura estaba de que todo iba a salir de maravilla e iba a tener el éxito esperado, y si eso era así le podría pagar el alquiler sin ningún problema.
Al irse a vivir sola iba a tener tranquilidad, iba a dejar de vivir con sus padres y su hermana pequeña, pasaba de vivir en una mansión a un pisito pequeño pero maravilloso para ella, donde podría no solamente dedicar su tiempo a su profesión, sino que también tendría más intimidad con su novio Roberto.
A su negocio le llamó “Ave del Paraíso” un nombre apropiado para un negocio como ese.

Roberto. El novio de Sara, estaba sacando la carrera de arquitecto, la arquitectura era su gran pasión, quería llegar lejos en su profesión, su suegro estaba esperando a que terminara la carrera para meterle en su despacho de arquitectos, pero quizás Roberto no quería meterse allí con el padre de Sara, prefería volar por su cuenta.
Quería a Sara, lo pasaban muy bien juntos, pero a veces el chico se sentía como una marioneta en manos de ella, pero el amor lo puede todo.

Lucía (Lu). Hermana de Sara, solamente eran las dos y ella era la pequeña, tenía 17 años, ni siquiera tenía la mayoría de edad, era una chica guapa y con un cuerpazo de escándalo, se estaba iniciando en el mundo del modelaje, según Sara, ella se había llevado lo mejor de las dos.
Aunque se llamaba Lucía, querían que en casa y en todos los lados la llamaran Lu, y así era llamada.
Con 17 años ya tenía muy claro que se quería casar, y lo de ser modelo, pero la sorpresa fue para Sara de que con el chico que se iba a casar era el amor de su juventud, el chico del que estuvo locamente enamorada y del que todavía lo recordaba.
Ambas hermanas se llevaban muy bien, aunque tenían sus diferencias, pero luego eran cómplices ante sus padres, y ante todos los demás.
Lu era bastante rebelde, y poco le importaba lo que le dijeran sus padres y su hermana, ella hacía lo que quería a pesar de su corta edad, quería llegar muy lejos como modelo y trazas no le faltaban.

Arturo. Padre de Sara y Lu, era un arquitecto de prestigio, tenía su propio despacho de arquitecto con unos cuantos trabajadores a su cargo, aunque la crisis también le estaba haciendo mella, como a la mayoría de la gente, y el pobre hombre era una persona tan buena que era incapaz de despedir a alguno de sus empleados.
Vivían muy bien, pero la depresión le llegó cuando se enteró de que su mujer le era infiel, él a pesar de todo la seguía amando y respetando, la había dado todo, una vida acomodada para que no la faltara de nada, y ella se lo pagaba así, el hombre era algo que no comprendía.

Berta. Madre de Sara y Lu, es todo un personaje, lo que me pude reír con ella, es uno de los personajes que más me han gustado del libro.
Berta trabajaba con la madre de Arturo en el taller de costura, allí se enamoró de él y cuando se casaron no volvió a trabajar más en el taller.
Vivía de maravilla y lo que más le gustaba era el vermut, y después lo que viniera, la daba igual.
Lu y ella chocaban mucho, no se llevaban muy bien y más cuando Lu llegó a casa con sus 17 años diciendo que se casaba, ahí estalló todo entre las dos, así que se quedó sola en aquella mansión en la que vivían los cuatro, ya que todos se fueron y la dejaron allí, pero poco la importó.

Aarón. Este es uno de los personajes del conflicto en los interiores de Sara, era el chico del que estaba enamorada a los 17 años, y 13 años después se le encuentra en la cocina de su casa en slips, el impacto fue total cuando su hermana Lu le presentó a su futuro marido, el amor de su adolescencia se iba a casar con su hermana, 13 años más pequeña que él, pero para el amor no hay edad.
Aarón seguía siendo el vocalista del grupo “Los humildes”, le llamaban Aarón Humilde, su éxito era total, por lo que su grupo de adolescencia dio frutos en su madurez, además estaban todos los componentes, no faltaba ni uno.

Hasta aquí voy a llegar con los personajes, hay alguno más como es Inma, la amiga de Sara, también se encuentran Chusa y David, amigos diseñadores de Sara y de Lu, y un francés llamado Eric, amigo de Roberto, y sé que alguno me dejo por ahí olvidado, pero bueno, prefiero dejarlo así ya.

Opinión personal

Si queréis un libro divertido de verdad, este es el vuestro, con él se pasa el tiempo volando, no te enteras ni del tiempo cuando se está leyendo.
Es de los libros amenos, bien escritos y de los que una vez comienzas no puedes parar de leerlo porque sus hojas nos atrapan y no nos sueltan.
Me habían comentado que era divertido, pero no me pude imaginar que tanto. Es un libro sencillo donde la autora mediante los 19 capítulos que tiene, ha sabido cómo enganchar al lector sacándonos una sonrisa en muchas de sus páginas.
Imaginaros que un día te da por irte de casa para ser independiente pero todos menos tu madre se van detrás a vivir contigo, pero lo malo no es eso, sino que trece años después te encuentres con tu amor de adolescencia convertido en el prometido de tu hermana, que tienes que soportar y ver como tu hermana pequeña ha logrado hacer con Aarón lo que a ella le hubiera gustado hacer con él, y encima el pobre padre con depresión, todo un lio.

Los personajes son increíbles, a cual mejor, con todos me he reído muchísimo, sobre todo con Sara y su madre, aunque Lu también tiene muy buenos puntos al igual que su padre, quizás el que es un poco más soso es Roberto, el novio de Sara, a lo mejor no es que sea más soso, sino que es más recatado y diferente, menos gracioso, pero es un personaje que no puede faltar en la vida de Sara, los personajes están muy bien definidos.

La mayor parte de la historia se desarrolla en Madrid, con Sara podremos recorrer algunas de sus calles y barrios.
En cuanto al final, es de lo más sorprendente, para nada me lo imaginaba así, y me encantó, me pensaba que iba a ser de otra forma, pero nunca me esperaba este, la autora no podría haber puesto un final mejor, personalmente creo que ha acertado con él.

Conclusión

Llegado hasta este punto tan solamente me queda recomendarlo, así que os lo recomiendo totalmente si lo que queréis es un libro divertido, fresco y ameno que os saque unas sonrisas, y sobre todo si no queréis en este momento un libro difícil de llevar, sino todo lo contrario, un libro sencillo y ameno, además está muy bien escrito.


sábado, 23 de abril de 2016

Los hombres las prefieren brutas - Isabella Santo Domingo

Publicado por Bejarana 76 en 10:45 0 comentarios
Hoy os quiero hablar de un libro que tenía hace tiempo en el Ipad, lo compré en versión Kindle, menos mal que no me valió nada porque después de leérmelo hubiera sido para tirarme de los pelos, pero como veo que también lo hay en formato papel, pues para tener alertada a la gente de que no merece la pena pagar nada por él, esto ya es un adelanto de lo que puedo pensar del libro, con solo esto digo bastante, esto ha sido un adelanto, luego sigo con más.

Ficha del libro

Autor: Isabella Santo Domingo.
Título: Los caballeros las prefieren brutas.
Páginas: 266.
Editorial: Random House Español.
Encuadernación: tapa blanda.
Precio: 12,67€
Precio Kindle: 0€.
ISBN: 978-0804171946.

Autora

Natural de Colombia, es una mujer que ha ejercido el periodismo desde que era muy joven. Es columnista y directora de revistas, también es conductora de programas de televisión y radio, y ha escrito guiones.
Uno de sus trabajos, Victoria, recibió el premio a la mejor miniserie de la televisión colombiana. Parece ser que su talento dramático la llevó a actuar con un gran éxito en dos telenovelas, Perro amor y La saga.
En cuanto a libros, este es el único que le conozco y de casualidad, así que no sé si tiene más libros en el mercado o este el único.

Argumento

Según la autora del libro, hacerse la tonta es lo único que nos puede funcionar a las mujeres cuando se trata de vivir en pareja, ya que ella cree que ellos han tenido la estrategia de hacerse los tontos para siempre salirse con la suya, así que parece ser que como las mujeres también estamos luchando por la igualdad, por qué no hacer lo mismo que ellos han hecho hasta ahora, ser como ellos, seguir sus pasos y adquirir sus métodos.
Es un libro donde parece ser que nos hará reflexionar sobre temas que tanto a las mujeres como a los hombres les preocupa, como puede ser la utilidad del matrimonio, la guerra que hay entre ambos sexos, el machismo y otros tantos temas, en los que la autora se centra mucho, demasiado diría yo, ya que hable de lo que hable siempre va a dar al mismo lado.

Opinión personal

Como os comentaba al principio de la reseña, es un libro que no me ha gustado nada, más que un libro parece un monólogo largo y escrito en el que la guerra de sexos está presente, y donde nos explica la autora de cómo hacernos las mujeres las tontas para que los hombres no se lleguen a mosquear y así puedan mantener su hombría, una forma para que el matrimonio funcione.
En el argumento os comentaba que la autora se centra mucho en un tema, y que siempre, hable de lo que hable siempre va al mismo lado, en la infidelidad del hombre, según ella, sea el hombre que sea, siempre le será infiel a su mujer, sobre todo con la secretaria o con la rubia que está en la barra de un bar, sinceramente, no estoy de acuerdo con esta teoría, no todos los hombres tienen que ser infieles a sus mujeres, los hay que las quieren muchísimo, y están tan enamorados que no tienen ojos para otras que no sea la suya, por lo que no sé de cómo verá esta autora a los hombres, pero por suerte todos no son iguales.

Luego, parece ser que las mujeres nos tenemos que hacer las tontas, y como que no sabemos nada en temas de deportes, porque es una forma de tenerlos a ellos contentos, algo que no entiendo, una mujer puede hablar libremente de deporte porque un hombre, al menos aquí en España, no se va a enfadar.
En otro caso que nos tenemos que hacer las tontas es en el tema de manejar un ordenador, tenemos que disimular que no sabemos ni como se conecta para luego poderle registrar los emails cuando él no esté en casa, pues bien, hoy en día, el hombre es muy consciente de que una mujer sabe manejar mejor un ordenador que ellos y por eso no les causa ninguna preocupación, y nosotras no tenemos por qué registrar el ordenador de nuestros maridos o pareja, ya que la privacidad de las personas tiene que estar presente, por mucho que se desconfíe de esa persona, pero creo que no hay que registrar ni el ordenador ni nada de nada.

No sé si estaréis de acuerdo conmigo o no, pero hoy en día la mujer prefiere estar trabajando que no estar en casa como una mantenida, pero en el libro podremos leer no sé cuántas veces repetitivamente que la mujer se las tiene que ingeniar para que el marido la mantenga, como ser una buena ama de casa para que el marido no le sea infiel, o sino, ante esta situación volverse hacer la tonta y sacarle todo por habido y por haber, algo que me parece aberrante que se hable así, desde luego a la mujer la deja como una gran interesada y al hombre como un gran infiel, que lo único que piensa es en otras mujeres y no en la que tiene en casa, y la que está en casa lo único que piensa es en ropa, complementos y vivir de maravilla a costa del tonto infiel de su marido.
Luego, otra con la que me encontré es que las mujeres llegando a una cierta edad, como son los cuarenta, nada más nos gustan los hombres mucho más jóvenes que nosotras, los chicos si pueden ser de veintitantos mucho mejor, pues al menos conmigo, esta teoría se cae de lleno, ya que prefiero los hombres maduros, y mucho más mayores que yo, así que, como podéis comprobar, es un libro que no encuentro la gracia por ningún lado, y mirad que tengo el sentido de humor muy elevado, algo que me sobra, pero no me hace gracia cualquier cosa, este libro lo único que consiguió conmigo fue enfadarme y cansarme muchísimo, no se puede generalizar como la autora lo hace, ni todas las mujeres nos tenemos que hacer las tontas para mantener en pie un matrimonio o para que los hombres sea más hombres, ni todos los hombres por suerte son infieles, al menos es lo que yo pienso.

Son muchas la veces que cuando termino un libro que vale la pena y que me ha tenido con el corazón en vilo, después me gusta leerme alguno de estos sencillos y que me hagan reír, por eso elegí este ya que el título parecía que prometía, al igual que la portada, pero madre mía, cuando te pones a leerlo, al principio sí que parece ser que te vas a reír con él, pero eso está muy lejos de la realidad.
En él te vas a encontrar con un libro totalmente feminista y según la autora, todas las mujeres somos iguales y todos los hombres están cortados por el mismo patrón, pero no creo que ni los unos ni los otros tengamos que hacernos los tontos para tener una buena convivencia, no creo que un matrimonio se rompa porque la mujer sea más lista o sepa más que el marido, esto sí que lo veo una verdadera tontería, a lo mejor yo estoy equivocada con mi forma de pensar, pero si queremos la igualdad no la obtendremos precisamente así, sino todo lo contrario, de todas formas, son muy pocos los hombres que se enfadan porque la mujer sepa más que ellos, muchos incluso les gusta que las mujeres sepan de deportes, les encanta que sepan de todo y así poder tener unas bonitas conversaciones donde los temas sean varios, no tienen que ser siempre los mismos, algo que lleva a la monotonía porque se llega un momento en el que no se sabe ni de qué hablar, eso sí que es algo malo para la pareja y el matrimonio, la falta de comunicación por falta de temas por los que hablar y no siempre los mismos, lo bonito es poder hablar con  la persona del sexo contrario de todo, poder tener un diálogo amplio.

El libro está dividido en tres partes y consta de 25 capítulos, más el prólogo, la biografía, notas y créditos, pero tengo que decir, que a lo último la autora pone un test donde dura muchísimo, un test donde son muchas las preguntas y se lleva bastantes páginas, se supone que el test es sobre el amor, si nos amamos o nos soportamos, un test que lo pasé de largo porque solamente leer las primeras preguntas me daba cosa seguir, me ponía de los nervios, un test para mí de poco interés y una forma de rellenar páginas y páginas sin más, ya que como os contaba antes, es como un monólogo sobre mujeres y hombres, donde sinceramente no quedamos muy bien las mujeres a mi parecer, ni tampoco los hombres, no quedamos ninguno bien, yo realmente no me identifico con la mujer que la autora describe.
Sinceramente, es un libro para quitarlo de la memoria del Kindle y olvidarlo por completo, menos mal que me salió gratis, menos mal.

Conclusión

Si habéis llegado hasta aquí, os habréis dado cuenta de que mi recomendación de hoy no es nada buena y que mejor cuando lo veáis miréis para otro lado, mantened el título en vuestra mente para que no caigáis en sus redes.
Si hay algo en lo que puedo estar de acuerdo con la autora, es en que de pequeños, cuando somos niños, no tenemos porqué a las niñas darles muñecas y a los niños coches, tanto las niñas pueden jugar con coches y los niños con muñecas, cocinitas y todo lo que quieran, por eso no van a ser ni se van a convertir de ninguna manera, esos son tópicos tontos que no hay que tener en cuenta, creo que a los niños hay que educarles conforme a los tiempo y ahora mismo la mujer conduce un coche como lo hace un hombre, y un hombre puede cuidar a un niño al igual que lo hace una mujer, por lo que no veo nada de malo que los niños y niñas jueguen con juguetes de unos y de los otros, que no se separen por sexos, a la hora de crecer lo notarán, los juguetes son algo importante para el crecimiento, parece ser que influyen bastante a la hora del comportamiento cuando se van haciendo mayores.
Podría comentaros muchas más cosas sobre el libro, pero sinceramente no merecen la pena, yo creo que ya os he comentado bastante, pero la autora tiene una mente muy diferente a la mía, y si ha hecho un libro para que nos riamos, a mí no me ha sacado ni una sola sonrisa, todo lo contrario, es un libro que me ha enfadado muchísimo, desde luego que conmigo no lo ha logrado, habrá a quien le guste, hay gustos para todos.

Y por último, decir que en al menos, en la versión Kindle que tengo yo, las faltas de ortografía y de puntuación son garrafales, hacen hasta daño a los ojos, otro factor más para añadirle al libro, si es que como siga no paro, así que prefiero quedarme aquí, solamente deciros que no perdáis el tiempo con él, siempre hay libros buenísimos que nos pueden hacer disfrutar de la lectura.

¡Feliz día del libro! 

lunes, 18 de abril de 2016

Hypatia - Pedro Gálvez

Publicado por Bejarana 76 en 13:32 2 comentarios
Hace más de un mes que me leí este libro, pero tenía dudas de si hablaros de él o no, pero he decidido de que sí que lo voy a hacer, porque ya que a mí no me ha convencido mucho, sí que les puede gustar a otras personas, quizás yo me esté haciendo muy exigente con las lecturas que elijo y que quiero para pasar un buen rato con la lectura.
Es un libro que nos puede atraer por su título y por su portada, e incluso por su argumento, pero después el contenido del libro es muy diferente, a mí personalmente me ha dejado un poco indiferente, pero bueno, ya os hablaré más adelante sobre ello.

Ficha del libro

Título: Hypatia.
Autor: Pedro Gálvez.
Precio: 5.95 €
Encuadernación: Tapa blanda.
Páginas: 269.
Editorial: Debolsillo.
ISBN: 978-84-9062-706-8.

Pedro Gálvez

Nació en el año 1940 en Málaga, y es nieto del poeta Pedro Luís de Gálvez, era un habitual de la bohemia madrileña de principios del siglo XX, y el hombre fue fusilado tras terminar la Guerra Civil.
Se crio en la Cárcel de Mujeres de Madrid y en una aldea de Castilla la Vieja. Estudió antropología en la Universidad de Caracas, economía en la Escuela Superior de Economía de Berlín, y también periodismo, sociología y politología en la Universidad de Múnich.
Tuvo que huir de Venezuela por su participación en el movimiento guerrillero, y de la desaparecida Alemania Oriental por su oposición a la invasión de Checoslovaquia.
Aquí en España ha colaborado con editoriales y con periódicos, ha publicado las siguientes obras: Historia de una hormiga, El duende, Desarraigo, Hypatia y la trilogía histórica romana compuesta por las novelas Nerón, diario de un emperador, El maestro del emperador y La emperatriz de Roma.
Sus libros parece ser que han sido traducidos en varios idiomas.

Argumento

Hypatia nace a mediados del siglo IV de nuestra era, nació en un seno familiar feliz, nunca tuvo hermanos, fue hija única.
Hypatia era hija de Teón, el único director que tuvo el Museo de Alenjandría, y también matemático y astrónomo. Desde pequeña demostró que iba a ser una gran matemática, tanto que superó a su padre, con lo que fue la maestra de un selecto grupo de estudiosos que hicieron de Alejandría uno de los centros de investigación más conocidos de la Antigüedad.
Hypatia en un principio iba a ser la sucesora de su padre en el cargo de directora del Museo de Alejandría, pero el fanatismo de la iglesia católica hizo que se destruyera el museo y la biblioteca.
A partir de aquí, ¿qué pasará con la vida de Hypatia? ¿Por cuantas cosas tendrá que pasar hasta su muerte?

Personajes

En la novela nos podemos encontrar con muchos personajes, demasiados diría yo, donde están solamente de paso o simplemente se habla de ellos, casi todos son emperadores que han pasado por Alejandría desde que Teón, el padre de Hypatia era joven hasta que ella creció y llegó al final que tuvo.
Por eso, nada más os voy a poner los justos y necesarios para que este apartado no se haga muy pesado.

Teón: empiezo por él porque prácticamente la novela se centra más en él que en Hypatia, tiene casi todo el protagonismo.
Teón fue un gran matemático y astrónomo, fue quien dirigió el Museo de Alejandría y la Biblioteca hasta que fueron destruidos.
Provenía de una familia de ascendencia helena, y para él era todo un orgullo. Cuando nació Hypatia él contaba con 42 años, adoraba a su mujer y junto a ella era el hombre más feliz del mundo, y luego con su hija su felicidad se vio completa. Estaba perdidamente enamorado de su mujer, la quería con locura, ella en él había despertado la pasión desde el primer momento que la vio.
Adoraba a Aristarco, un hombre que había observado los eclipses solares y lunares, que había estudiado las fases de la Luna y había ideado un método para calcular la distancia entre la Tierra y el Sol.
Muchos de sus amigos intentaban convencerle de que era griego, porque griegas eran sus raíces; sin embargo, otros aseguraban que un hombre que había nacido en Egipto, era un hombre egipcio de los pies a la cabeza, incluso sus padres, abuelos y unos cuantos antecesores, nacieron en aquella tierra maravillosa. Pero luego estaban los que le trataban de convencer de que era romano, porque era su título de ciudadanía; tampoco faltaban los que a su vez afirmaban que pertenecía al Imperio Romano de Oriente, pero él se sentía un ciudadano del mundo y después alejandrino.
Teón adoraba su ciudad natal, en ella aprendió que la universidad de las personas está muy por encima de todo regionalismo y que solamente ese sentimiento de universalidad permite a las personas comportarse como un individuo, razón no le faltaba.
Nació durante el reinado de Constantino, en un Imperio Romano Unificado, y ya convertido en monarquía, el cual fue también el primer emperador cristiano.

Pappo: este hombre era un anciano venerable y el maestro de Hypatia, era una persona que tenía la habilidad de conducirla por campos que hasta entonces a ella le eran totalmente desconocidos, y lo mejor de todo es que la hacía sentir que era ella quien descubría las cosas.
Cuando pasaba unas horas con él, Hypatia se quedaba totalmente entusiasmada por todo lo que había aprendido con él en tan poco tiempo, pero también se quedaba perpleja y asombrada de que ella hubiera sido capaz por sí sola de captar los problemas nuevos y encontrar por sí misma la forma de resolverlos.
Pappo siempre estaba con Teón e Hypatia, fueron ellos lo que decidieron que la niña no fuera a la universidad, y acertaron con esa decisión, ya que las cosas con la llegada del cristianismo no se lo estaban poniendo fácil a las mujeres y empezó a cambiar todo mucho.

Hypatia: la chica que da título a esta novela pero que no alcanza a tener el protagonismo que su padre tiene en ella, pero aun así, me encantará hablar sobre ella.
Nació en el año séptimo del reinado del panonio Flavio Valente en lo que entonces era el Imperio de Oriente, tuvo suerte en nacer en la parte oriental, porque era la parte más culta y en la que había más recursos económicos, y también la de mayor densidad de población.
Era un lugar donde la mujer podía forjar mejor su propio destino ya que ahí podían gozar de la mayor libertad y tenía más derechos.
Fue una niña tardía a la hora de hablar, pero cuando empezó a hacerlo, lo hizo con muchas ganas contenidas, como si quisiera recuperar el tiempo perdido, no paraba de hablar ni un segundo.
Con ocho años ya tenía un gran talento para las matemáticas, y eso le gustó mucho a su padre porque veía que su hija iba a seguir sus pasos.
A los tres años sabía leer; a los cuatro ya no solamente leía sino que también escribía a la perfección el griego y el latín; a los cinco recitaba estrofas enteras de la Odisea y tocaba la flauta con un gran arte.
Según se iba haciendo mayor iba perdiendo encanto por la literatura y se sentía mucho más atraída por el mundo de la geometría y la trigonometría, prefería leer un libro de botánica o de astronomía antes que una novela.
Muchas veces se llegaban a burlar de ella y la llamaban La Babilónica por la debilidad que tenía por los métodos de razonamiento algebraicos en detrimento de los geométricos, pero luego sentían un gran respeto por ella.
Su padre no quería mandarla a la escuela pública, si por él hubiera sido había contratado a profesores para ciertas asignaturas como eran la literatura, la música y la geografía, pero también ocurrió con la universidad, entre él y Pappo decidieron que haría sus estudios en el Museo, donde estaría protegida por las murallas del Serapeo y en un ambiente en el que estaría a salvo de los disturbios de los cuales cada vez eran más habituales en Alejandría.
Cuando contaba con 21 años, su padre le entregó un contrato que la convertía en catedrática del Instituto de Matemáticas del Museo, había pasado a ser la persona más joven de todo el cuerpo docente.  

Opinión personal

Muchas veces al comprar un libro nos dejamos llevar por su título y su portada, también su argumento nos tiene que gustar, no solamente la portada nos va a convencer, y eso es lo que me pasó a mí con este libro, después de buscar un libro de Hypatia que me convenciera por su argumento me decanté por este ya que me parecía atractivo y su portada lo mismo, pero me equivoqué con él y me ha decepcionado bastante, es un libro que me ha dejado indiferente.
Cómo podéis comprobar, el título de este no tiene que ver nada con el contenido del mismo, me explico, el libro tiene un prólogo donde sí, empieza hablando del nacimiento de Hypatia, pero según vamos pasando las páginas nos vamos encontrando de que de la niña no se vuelve hablar más, sino que toma protagonismo su padre Teón y la historia de Alejandría.
El libro consta de diez capítulos, la bibliografía y el índice, de los diez capítulos que consta el libro, no se habla de Hypatia casi nada, bueno, hay capítulos que ni se la nombra.
Los últimos dos capítulos son los que habla de ella cuando ya tiene una edad adulta para llevarnos a un final para mi parecer algo atropellado, del libro los únicos dos capítulos que me gustaron, los últimos, pero porque se centra en la vida de Hypatia, que es lo que realmente me interesaba y no la de su padre Teón, ni la historia de Alejandría ni de los emperadores que por ella pasaron cuando su padre era joven hasta que nació ella.
Tan solamente tiene 270 páginas, pero me llegó a cansar el libro, la verdad es que no me ha gustado.

Quien conoce un poco la historia de Hypatia,  sabe muy bien su trágico final, fue una mujer violada en una iglesia por un grupo de fanáticos cristianos, estaban a las órdenes de Cirilo, el patriarca de Alejandría en ese momento, pero no solamente fue violada, después fue torturada y despedazada viva, y su carne fue a parar al fuego.
Cuando nació Hypatia, en el Antiguo Egipto las mujeres eran igual que los hombres ante la ley, ellas también podían alquilar o comprar propiedades, emprender negocios, compartían la herencia en igualdad de derechos y muchas llegaron a gobernar, pero cuando el emperador Constantino I adoptó el cristianismo como la religión oficial, empezó a perseguir a todas las demás religiones, porque los nuevos pontífices no estaban dispuestos a tolerar más deidad que la suya, entonces llegaron los parabolanos, que eran unos monjes armados que acudían del desierto en ayuda de las altas jerarquías eclesiásticas, esos monjes se dedicaban a aterrorizar a los ciudadanos que se negaban a renunciar a las creencias heredadas de sus padres, pero no solamente eso, sino que empezaron a entrar en la universidad y atacaban a las chicas, las gritaban que sus obligaciones estaban en permanecer en casa, bajo la custodia de sus padres, y que no tenían que estar aprendiendo ciencias demoniacas que solamente servían para afrentar a Dios. También pretendían que se tapasen sus cabellos con velos y no exhibiesen sus carnes tan indecentemente como hacían según ellos.

Eso en cuanto a la religión, pero en cuanto al arte, era una época en la que se cultivaba el arte del espíritu griego, donde el conocimiento no se diferenciaba del arte, la búsqueda de la verdad era idéntica a la búsqueda de la belleza.
Hypatia fue una mujer muy importante en su época, pena que no se la diera el reconocimiento que se merecía y se merece, fue una matemática mejor que su padre, pero al ser mujer no fue tan reconocida como él, una pena que por el hecho de ser mujer sus méritos no fueran reconocidos como tal, menos mal que con el tiempo se le ha ido dando el lugar que le correspondía.

Conclusión final


Llegado hasta este punto, solamente os puedo decir que es un libro que personalmente no recomiendo, a mí se me ha hecho muy pesado, y eso que eran pocas páginas, que si es un libro que realmente me hubiera gustado, en dos días como mucho me lo hubiera leído, pero no fue así, tardé un mes en leérmelo, menos mal que lo compaginaba con otro, si no hubiera sido una pérdida de tiempo y quizás lo hubiera tenido que dejar por la mitad y sin llegar, no es un libro que se adapte a su título, se tenía que haber llamado Teón, ya que como he comentado anteriormente y repetidamente, está más centrado en él que en Hypatia. A mí me ha decepcionado muchísimo, no era ni por asombro lo que yo buscaba.
 

Amor por la lectura Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare